Europa pone en entredicho a la justicia española: "Otegi no tuvo un juicio justo"

El Tribunal Europeo ha dado la razón al líder abertzale al sentenciar que el caso Bateragune no fue juzgado con imparcialidad. "Se elaboró una acusación absolutamente maliciosa" a partir de una "acusación falsa", dice Otegi

Enviar a un amigo
06-11-2018

Grupo DiarioCrítico

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dado la razón al líder abertzale Arnaldo Otegi al sentenciar que el caso Bateragune no fue juzgado con imparcialidad. Otegi y otros cuatro condenados cumplieron condena por tratar de reconstruir Batasuna y se les impidió concurrir a las elecciones de 2016.

El tribunal de Estrasburgo ha dictaminado que España no cumplió con el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos -garantizar el derecho a ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial- en el juicio que condenó al líder abertzale Arnaldo Otegi y a otros cuatro condenados (Sonia Jacinto, Rafael Díaz Usabiaga, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez) por tratar de reconstruir Batasuna.

En concreto, se refiere a la "parcialidad" de la magistrada de la Audiencia Nacional Ángela Murillo quien en otra causa anterior preguntó directamente a Otegi si condenaba el terrorismo. "Ya sabía yo que no me iba a contestar a esa pregunta", le espetó en aquella ocasión tras el silencio de Otegi.

Este ha sido el motivo que ha apreciado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para concluir que Otegi no tuvo acceso a un juicio justo.

En el año 2011, los cinco políticos fueron condenados en la Audiencia Nacional por el caso Bateragune y un año más tarde el Tribunal Supremo confirmó la sentencia por 3 votos a 2, si bien rebajó sus penas.

Otegi y Díez pasaron de una pena de 10 a 6 años y medio de cárcel -manteniendo los diez años de inhabilitación que concluirán en el 2021- y el resto pasó de 8 a 6 años de prisión. Todos han salido ya de prisión tras cumplir sus condenas, si bien no pudieron concurrir a las elecciones de 2016 por estar vigente aún su inhabilitación para cargo público.

El Supremo argumentó entonces que no era posible entender que Murillo tuviera algún tipo de interés, directo o indirecto, en el proceso.

Otegi celebra la sentencia

Por su parte, Otegi celebró la resolución del TEDH y aseguró que con el caso Bateragune "se elaboró una acusación absolutamente maliciosa" a partir de una "acusación falsa". A partir de ahí, se construyó "un tribunal parcial que no nos iba a juzgar de manera justa", defendió en una rueda de prensa concedida desde el Parlamento Europeo.

Otegi recordó que ETA ya desaparició como organización terrorista y se mostró satisfecho de este final. "Damos por bueno incluso los 6 años y medio de cárcel porque la violencia de ETA haya desaparecido", aseguró reclamando al estado español tomar nota de esta "lección democrática" para llevar el enfrentamiento ideológico al plano político y no judicial.