Iniciada una campaña electoral incierta con el candidato de la lista de ERC en la cárcel y Puigdemont en Bruselas

Los ex consellers no principales del Gobierno catalán salieron ayer de prisión tras abonar la fianza de cien mil euros cada uno que es impuso el juez del Supremo Llanera.

Enviar a un amigo
04-12-2017

A LAS DOCE DE LA NOCHE DE AYER, LUNES, se inició la campaña electoral del 21-D de Cataluña, que está sometida a una clara incertidumbre a la vista de la totalidad de las encuestas publicadas, la última ayer del CIS, pero sobre todo por el mantenimiento de prisión para Oriol Junqueras, cabeza de lista del partido favorito, ERC, además de la presencia de Piugdemont en Bruselas, a la espera de lo que dicte la justicia belga sobre la euroorden tramitada por la Audiencia Nacional. Se esperan quince días de vaivenes políticos y, sobre todo, de encuestas. Hoy La Sexta promete un seguimiento electoral del día a día a través de una macroencuesta, aunque no se ha revelado la ficha técnica. En el conjunto de sondeos, todo indica que los partidos independentistas perderán la mayoría absoluta por uno o dos escaños, tendencia que podría mantenerse ya que, al parecer, no existe fuga de votos de un bloque a otros. El CIS vaticina un triunfo en votos de Ciudadanos anticipando que votará casi un noventa por ciento del censo electoral. Habrá que esperar.

©Grupo Diariocrítico

Decisión salomónica por parte del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Después de todo un fin de semana de por medio, y tras tomar declaración el viernes, ha dado a conocer su decisión sobre la petición de libertad formulada por el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, los ex consellers que le acompañan en prisión y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural (los Jordis, Sánchez y Cuixart), casi todos ellos candidatos en las elecciones del 21-D. Sólo los ex consellers no principales del Govern catalán cesado podrán salir de prisión bajo fianza.

Así las cosas, continuarán en la cárcel de Estremera el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, el ex conseller de Interior Joaquim Forn y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural (los Jordis, Sánchez y Cuixart). Se perderán las elecciones y estarán las navidades entre rejas, otro hecho siempre importante ya desde el plano personal, no político.

El juez Llarena mantiene la prisión provisional sin fianza para Junqueras y el resto de encarcelados por entender que, si bien no hay riesgo de fuga, sí se aprecia riesgo de reiteración delictiva. Los otros 6 ex consellers podrán salir a cambio de fianzas de 100.000 euros para cada uno de ellos.

En cualquier caso, habrá medidas cautelares como comparecencias semanales en loz juzgados, se les retira el pasaporte y no podrán abandonar el país, incluyendo todo territorio de la Unión Europea. Estos 6 ex consellers son: Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs y Carles Mundó.

Reacciones

El líder del PSC, Miquel Iceta, vio esta resolución como una "mala noticia": "No es el resultado que yo hubiera deseado", añadió, explicando también que se alegra "por los que salen, pero creo que se debería haber extendido al resto".

Xavier Domènech, candidato de Catalunya En Comú-Podem, lamentó la decisión: "Absolutamente injusto mantener unos encarcelamientos provisionales que no deberían haberse producido nunca".

Sin embargo, el líder del PP, Xavier García Albiol, celebró la noticia: "Con la decisión del magistrado del Tribunal Supremo se demuestra que la Constitución española no es un chicle que se estira hasta permitir la independencia como afirmó Junqueras".

Desde Bruselas

Por otra parte, también hoy, el ex president de la Generalitat Carles Puigdemont y sus 4 ex consellers huidos a Bruselas comparecen ante el juez belga que deberá decidir sobre su extradición a España, solicitada por la Audiencia Nacional. Ya llegaron a primera hora a las instalaciones indicadas. Los compañeros de Puigdemont son Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret.

Los abogados han anunciado que basarán su defensa en la politización de la justicia española y la imposibilidad de que reciban un juicio justo si son extraditados. Tras escuchar a la defensa, el juez podría convocar otra audiencia o anunciar la fecha en que hará público su veredicto, que será recurrible en todo caso.

El abogado belga de Puigdemont, Paul Bekaert, no espera una decisión definitiva antes de finales de enero de 2018. Así, Puigdemont podrá ser candidato, pero no podrá regresar a España porque sería detenido al instante ya que sin firmar el acta de diputado catalán no está aforado.