La CUP, con su abstención, permitirá que por fin haya legislatura en Cataluña

Enviar a un amigo
13-05-2018

El Parlament de Cataluña rechazó ayer investir a Quim Torra como presidente de la Generalitat en la primera votación, al no obtener los 68 votos necesarios que conforman la mayoría absoluta. El candidato de JxCat obtuvo 66 votos a favor emitidos por su formación y ERC, 65 en contra de Cs, PSC, Catalunya en Comu-Podem y PP, y 4 abstenciones de la CUP. Y esta votación se mantendrá, puesto que el Consell Polític Extraordinari de este último partido ha realizado su consulta oficial este domingo entre sus militantes y ha votado por apostar por la abstención.

Así las cosas, este lunes habrá nuevo president tras más de medio año de culebrón desde que en octubre de 2017 se destituyera a Carles Puigdemont a través del artículo 155 de la Constitución. Habrá investidura por una victoria por mayoría simple y Torra iniciará una nueva legislatura que se precia de alta tensión. En todo caso, la CUP promete "oposición activa durante la actual legislatura" y que simplemente mantiene la abstención para no bloquear más la legislatura.

En el debate de ayer, el portavoz de la CUP, Carles Riera, indicó que JxCat y ERC presentan un candidato "para que el Estado la acepte y el Borbón la rubrique". A su juicio, "la desobediencia y la unilateralidad son las únicas vías para materializar la república". "No nos engañemos. Si hoy estamos ante el cuarto candidato es porque ni JxCat ni ERC han querido desobedecer al Estado para investir a Puigdemont", concluyó.

Riera acusó a sus ex socios independentistas de JxCat y ERC de realizar un acto de "vasallaje" con la candidatura de Torra, ya que el "perseguir reformas en el marco autonómico solo provocará renuncias y frustraciones; por eso hace falta un programa de gobierno que construya soberanías públicas, democráticas y al servicio de la sociedad, y no un programa neoliberal como el que hoy nos presentan".

Tras avanzar que su grupo se abstendrá, Riera no aclaró si votarían lo mismo, y es que había muchas voces internas en la formación anticapitalista que pedían el voto en contra, lo que frustraría la investidura de Torra. Riera ha optado por invitar a JxCat y ERC "a seguir fieles al mandato del 1-O". "Tienen mayoría parlamentaria y el aval del referéndum, pero no han sido capaces de hacer efectiva la república. Tal vez no es solo falta de capacidad sino de voluntad real, igual no querían la independencia", ha afeado.