La calle Consolación se convierte en una calle “vistosa y moderna”, dice López Estrada

La calle, ha explicado López Estrada, se ha puesto ya en servicio para el tráfico peatonal y se abrirá al tráfico rodado una vez finalicen las Fiestas de la Virgen Grande.

Enviar a un amigo
07-08-2017

El alcalde en funciones, Javier López Estrada; acompañado por la concejal de Servicios Sociales, Patricia Portilla; representantes de la empresa SIEC y técnicos municipales; ha visitado la calle Consolación, entre las calles Torreanaz y Carrera, una vez finalizadas las obras que ha ejecutado el Ayuntamiento y que han supuesto una inversión de 252.769 euros.

La calle, ha explicado López Estrada, se ha puesto ya en servicio para el tráfico peatonal y se abrirá al tráfico rodado una vez finalicen las Fiestas de la Virgen Grande. En este sentido, ha matizado, que el paso de vehículos “solo” estará permitido para los residentes que tienen el acceso a los garajes por esta calle y para vehículos de carga y descarga en los horarios que se establezcan desde la concejalía de Movilidad.

En opinión de López Estrada, con este proyecto se logran dos objetivos “importantes” para el equipo de gobierno PSOE-PRC, por un lado, “dar continuidad” a una de las principales vías comerciales de la ciudad; y, por otra lado, se “unen, de forma accesible, dos de los principales referentes de arquitectura religiosa” de Torrelavega: las Iglesias de la Asunción y de la Virgen Grande”.

Respecto al proyecto, que ha convertido este tramo en una calle “moderna y vistosa”, ha recordado que ha consistido en la renovación de los servicios generales, la instalación de un alumbrado “más moderno” de tecnología led, pavimento ecológico y arbolado. También ha reconocido que se ha tratado de una obra “delicada, con muchos problemas”, refiriéndose a las baldosas que hubo que sustituir. Sobre ello, ha dicho, estar “orgulloso de tomar esta decisión a tiempo”.  

Asimismo, López Estrada ha querido agradecer la “paciencia” que han tenido los vecinos y comerciantes de la calle durante el tiempo que han durado las obras.