La ciudadanía airada con el Gobierno y la DGT por el caos con el temporal de nieve

Tráfico echó la culpa a los conductores que no siguieron las recomendaciones y las alertas. El Gobierno se niega a admitir responsabilidades y expedienta a la empresa concesionaria

Enviar a un amigo
08-01-2018

©GRUPO DIARIOCRÍTICO

Escuchar a la DGT y al Gobierno echar balones fuera en la crisis en las carreteras por las nevadas ha sido quizás el peor cierre de este temporal donde hemos podido ver de nuevo a un país superado por las circunstancias, esta vez meteorológicas. Pero lo que especialmente ha indignado a la ciudadanía fue escuchar al director de Tráfico responsabilizar a los conductores por echarse a las carreteras.

Los partidos de la oposición criticaron ayer lo que consideran "falta de previsión" por parte del Gobierno ante el temporal de nieve que en la noche del sábado dejó atrapados a más de 3.000 vehículos en la autopista de peaje AP-6, entre Ávila, Segovia y Madrid.

Algunos conductores permanecieron unas 18 horas inmovilizados, hasta la llegada de 240 miembros de la Unidad Militar de Emergencia del Ejército, que consiguieron despejar la carretera de nieve. Anoche, la AP-6 y las colindantes AP-61 y AP-51 volvieron a ser cerradas al tráfico durante una hora por otra intensa nevada.

El temporal, que el sábado puso en alerta a 29 provincias, también causó problemas en numerosas carreteras de Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Navarra y el País Vasco. En Navarra, cerca de un millar de personas pasaron la madrugada del domingo en el municipio de Alsasua tras ser evacuados por la Guardia Civil de la autovía del norte.

Fomento abre expediente a la concesionaria de la AP-6

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció ayer la apertura de un expediente informativo a la compañía Iberpistas, concesionaria de la AP-6, por la "comprometida" situación vivida por miles de conductores en la noche del sábado.

De la Serna, que adelantó que pedirá su comparecencia en el Congreso de los Diputados para dar explicaciones sobre lo ocurrido, aclaró que aunque el Estado es el propietario de la infraestructura, es a la compañía concesionaria a quien corresponde la "responsabilidad de la gestión" y debe contar con los medios necesarios para afrontar situaciones como la vivida este fin de semana.

Iberpistas hizo público ayer un comunicado en el que asegura que puso en marcha el Plan Operativo de Viabilidad Invernal a las 21.00 horas del sábado, "bajo supervisión directa del Ministerio de Fomento y de la Dirección General de Tráfico", así como "en constante cooperación con Protección Civil, Cruz Roja y la Unidad Militar de Emergencias".

Además, De la Serna ha negado que esta crisis se parezca a la de hace unos años con el Gobierno Zapatero y Magdalena Álvarez como ministra del ramo. Por entonces, el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, pedía dimisiones por una situación similar. "Nada tiene que ver una nevada con la otra, absolutamente nada que ver. La de 2009 es una nevada en los accesos a la zona de Madrid y de poco espesor, no como el ocurrido en la AP-6, donde no se podían movilizar los medios a consecuencia de ese bloqueo", dijo el ministro De la Serna en una entrevista en la 'Cadena SER'.

El director de Tráfico enfada a los ciudadanos

El director de la DGT, Gregorio Serrano, señaló ayer que desde el pasado viernes su departamento había informado sobre las dificultades que el temporal de nieve iba a causar en las carreteras, por lo que los conductores atrapados en la AP-6 "o no se enteraron de estos avisos o no tomaron las precauciones necesarias". Un traspaso de responsabilidades que ha enojado a la ciudadanía, que ve cómo los verdaderos responsables echan balones fuera ante cualquier crisis.

Pese a todo, PSOE, Ciudadanos y Podemos han reclamado que los ministros del Interior y de Fomento den explicaciones en el Congreso de los Diputados por la "absoluta falta de previsión", según señaló en Twitter el líder de la oposición, Pedro Sánchez. En la misma red social, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, señaló que "la falta de previsión es un clásico cada invierno". "Muchos vivas al Rey y mucha bandera pero la corrupción y la incompetencia son la realidad del Gobierno", añadió.