La lucha de la NBA contra los Golden State Warriors

El próximo 16 de octubre arranca una nueva temporada regular de la NBA con 30 franquicias luchando por el preciado anillo.

Enviar a un amigo
La lucha de la NBA contra los Golden State Warriors 14-09-2018

El próximo 16 de octubre arranca una nueva temporada regular de la NBA con 30 franquicias luchando por el preciado anillo. Una guerra donde los Golden State Warriors vuelven a partir como los máximos favoritos, según los pronósticos de las apuestas NBA en 888. Una franquicia que buscará ganar su tercer título consecutivo para seguir con su dominio en la mejor liga de baloncesto del mundo. Aunque para alcanzar ese objetivo tendrá que derrotar a otros grandes equipos que también están en todas las apuestas, como son Boston Celtics, Houston Rockets y Los Angeles Lakers del recién llegado LeBron James.

La dinastía de Golden State Warriors

La franquicia de San Francisco se ha consagrado como uno de los grandes equipos de la historia de la NBA. Una plantilla con un núcleo duro formado por cuatro estrellas, el base Stephen Curry, el escolta Klay Thompson, el alero Kevin Durant y el ala-pívot Draymond Green, al que se ha unido este verano el pívot DeMarcus Cousins. Un equipo que conseguido su tercer título en las últimas cuatro Finales de la mejor liga de baloncesto del mundo y que va camino de convertirse en una de las dinásticas más importantes de todos los tiempos. De hecho, los seis títulos que cuelgan en el Oracle Arena, y que posteriormente se trasladarán al pabellón de Chase Center en San Francisca los sitúan en el tercer puesto de todos los tiempos. Tan solo Boston Celtics (17) y Los Ángeles Lakers (16) tienen más anillos que los californianos. Una diferencia que intentarán reducir en esta nueva temporada que comienza el próximo 16 de octubre. Una campaña donde vuelven a partir como los grandes favoritos a hacerse con el título.

Boston Celtics, el principal candidato a derrotar a los Warriors

Los Boston Celtics afrontan una nueva temporada regular ilusionante tras el gran papel mostrado durante los Playoffs de 2018. La franquicia de Massachusetts no pudo contar gran parte de la pasada campaña con sus dos principales estrellas, Kyrie Irving y Gordon Hayward. A pesar de ello, la joven plantilla de Brad Stevens, uno de los mejores entrenadores de la NBA, consiguió alcanzar las Finales de la Conferencia Este, aunque finalmente perdieron 4-3 ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James. Un equipo muy trabajado defensivamente que volverá a contar con sus dos principales estrellas, así como un conjunto de jóvenes jugadores con un gran potencial como Jayson Tatum y Jaylen Brown. Una serie de factores que le sitúan como la franquicia aspirante a acabar con la hegemonía de los Warriors.

Houston Rockets, el gran rival de los Warriors en la Conferencia Oeste

Houston Rockets y Golden State Warriors ofrecieron unas Finales de Conferencia Oeste para la historia durante los Playoffs de 2018.Los californianos terminaron imponiéndose a los tejanos por 4-3, aunque la serie estuvo condicionada por la lesión de Chris Paul en el quinto partido. Un motivo por el que buscarán la venganza durante esta nueva temporada con una plantilla completa a la que se ha unido Carmelo Anthony. El alero neoyorquino firma por una campaña para ayudar a James Harden y Chris Paul a conseguir el preciado anillo de la NBA. Una incorporación que fortalece una franquicia que cuenta con la experiencia suficiente para realizar un gran papel durante la temporada regular.

Los Ángeles Lakers, el equipo de LeBron James

La franquicia californiana terminó la pasada temporada regular en la undécima posición de la Conferencia Oeste. Una campaña discreta con una reestructuración con jóvenes talentos como Lonzo Ball o Brandon Ingram. Sin embargo, la visión de futuro de Los Ángeles Lakers ha cambiado de forma radical con la llegada a la ciudad de LeBron James. El alero de 33 años afronta una nueva aventura con la intención de alcanzar su novena Final de la NBA de forma consecutiva. Un reto mayúsculo que se vuelve más complicado esta temporada con un equipo donde el “Rey” será la única gran estrella de una plantilla que puede ser aspirante en los próximos años al anillo de la NBA.