Las bases de Barcelona en Comú dan por finiquitado el pacto con el PSC por su apoyo al artículo 155

La pregunta concreta que han respondido las bases de BComú era la siguiente: "Dado el apoyo del PSC/PSOE a la aplicación del artículo 155, ¿Barcelona En Comú debe poner fin al pacto de gobierno con el PSC en la ciudad para gobernar en solitario?&

Enviar a un amigo
12-11-2017
El 54,8% de los votos emitidos en la consulta a las bases de Barcelona en Comú (BComú) han apostado por romper el acuerdo de gobierno con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona por el apoyo de los socialistas a la aplicación del artículo 155 de la Constitución contra el Govern de la Generalitat cesado.

Barcelona en Comú (BComú) ha decidido romper con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona después de las duras críticas de la alcaldesa, Ada Colau, al respaldo de los socialistas a la aplicación por parte del Gobierno a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

La pregunta concreta que han respondido las bases de BComú era la siguiente: "Dado el apoyo del PSC/PSOE a la aplicación del artículo 155, ¿Barcelona En Comú debe poner fin al pacto de gobierno con el PSC en la ciudad para gobernar en solitario?".

Tal y como ha informado un portavoz de la formación, se habrían registrado 2.059 votos afirmativos (el 54,18% del total emitidos) frente a 1.737 votos (48,46%) en contra.

Se desencadena ahora una crisis de gobierno en el consistorio -formado hasta ahora por 11 ediles de BComú y 4 del PSC- que podría tener consecuencias de cara a los posibles pactos poselectorales tras los comicios del 21-D.

Tal y como ya había advertido previamente el propio secretario del PSC, Miquel Iceta, entrevistado en Onda Cero, con una ruptura del pacto de gobierno -que no contemplaba aspectos más allá del municipalismo- será "muy difícil" que se alcancen pactos poselectorales entre los socialistas catalanes y los 'comunes' de cara a la formación de un gobierno para la Generalitat.

POSIBILIDADES DE PUIGDEMONT

La que fuera portavoz del Grupo 'Junts pel Sí' en el Parlament, Marta Rovira (ERC), podría encabezar una candidatura de bloque independentista en las elecciones del 21-D si prospera la estrategia del ex president de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, que estaría dispuesto a abandonar las siglas del PDeCAT.

El ex president de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, se resiste a abandonar su planteamiento de 'lista de país' para las elecciones del 21-D, a pesar de la negativa de ERC a reeditar el pacto de 'Junts Pel Sí'.

Si bien el PDeCAT ya escogió a Puigdemont como candidato para las próximas elecciones en Cataluña y el ex conseller preso Oriol Junqueras fue nombrado por el Consell Nacional de ERC como su cabeza de lista para el 21-D, aún podría materializarse una tercera vía para que el bloque independentista concurriese unido a los comicios.

Tal y como informa 'El Confidencial', los planes de Puigdemont pasarían por renunciar a las siglas del PDeCAT -que considera heredera de los casos de corrupción y con pocas opciones de concurrir en solitario- y apoyar una agrupación electoral de ciudadanos.

Este nuevo bloque independentista incluiría a 'los Jordis' y los 'ex consellers', y estaría encabezado por la secretaria general de ERC, Marta Rovira, miembro destacado del ala más radical de 'Junts Pel Sí' en momentos clave del procés en los que se apostó por la declaración unilateral de independencia.

Participación de la CUP el 21-D

De forma paralela, los 4.000 militantes de la CUP -formación que hasta ahora ha sostenido al Govern de 'Junts Pel Sí'- deciden en Asamblea sobre cuatro escenarios posibles de cara a las elecciones del 21-D.

Entre sus opciones están: no presentarse de ningún modo; no presentarse pero apoyar a una candidatura civil; crear un frente de partidos de izquierda o bien presentarse en solitario.