Las negociaciones para la investidura entre las fuerzas soberanistas se complican

La decisión del Tribunal Supremo de mantener la prisión preventiva al líder de ERC Oriol Junqueras condicionará las negociaciones para constituir la Mesa del Parlament y para investir al presidente de la Generalitat.

Enviar a un amigo
Las negociaciones para la investidura entre las fuerzas soberanistas se complican 06-01-2018
 La decisión del Tribunal Supremo de mantener la prisión preventiva al líder de ERC Oriol Junqueras condicionará las negociaciones para constituir la Mesa del Parlament y para investir al presidente de la Generalitat, según reflejan los diarios. Para EL PAÍS, la prisión de Junqueras "refuerza la presión sobre Carles Puigdemont para que despeje la incógnita" sobre si regresará o no a Cataluña para ser investido.

En este mismo sentido, EL PERIÓDICO dice que "la permanencia de Junqueras en la cárcel apremia a Puigdemont" para que decida pronto sobre su retorno. Por su parte, EL ECONOMISTA señala que "la prisión de Junqueras aboca a Cataluña al bloqueo electoral". Para evitarlo, añade el diario, se tendría que buscar otro candidato y forzar una cesión de escaños.

Desde ERC, Sergi Sabrià insistió ayer en que en sus filas no se baraja otra hipótesis que investir a Puigdemont cuando Junts per Catalunya concrete su "propuesta exacta". En este sentido, el expresidente de la ANC Jordi Sánchez, en prisión, diputado electo por Junts per Catalunya, afirma en LA VANGUARDIA que "debatir una alternativa a Puigdemont es perder el tiempo". Mientras, la ANC propone un Govern "mixto" con consejerías ejecutivas en Cataluña y simbólicas en Bélgica.

Por su parte, el Gobierno considera, según fuentes citadas por EL PAÍS, que la permanencia de Junqueras en prisión y la huida de Puigdemont pueden facilitar que los independentistas busquen un tercer candidato para la presidencia de la Generalitat.