Lo que se publica de España

Tenemos sin embargo otra España, la oficial, la gubernamental, la de los acaparadores de rentas que son todo lo contrario. Un problema que lastra el bienestar de las personas

Enviar a un amigo
14-04-2019

He dejado ya escrito sobre la España real, la de las empresas, profesionales y ciudadanos que hacen que este sea un buen lugar para vivir  que la Nación es puntera en muchos campos, que compite en todo el mundo sin problemas,  que cuenta  con potentes activos como su historia y su idioma.

Tenemos sin embargo otra España, la oficial, la gubernamental, la de los acaparadores de rentas que son todo lo contrario. Un problema que lastra el bienestar de las personas.

Los comportamientos populistas y las extractivas políticas clientelares de Partidos y Sindicatos han logrado que inversores y empresarios piensen mucho las cosas antes de invertir en España, sobre todo cuando hay aspectos no relacionados con el objeto de la inversión que tienen muy presentes antes de hacerla.

Es de capital importancia la imagen que se trasmite del País, por eso son vitales las informaciones que se publican, lo mismo que son determinantes la calidad democrática y la ausencia de corrupción.

Los inversores, además de los indicadores de índole puramente económica que ya la tienen de primera mano, están muy atentos a otro tipo de informaciones, las amenazas del entorno gubernativo sobre todo, ya que la inversión ambiental, social y de gobierno es clave para tomar decisiones tal como refleja el estudio ” La información no  financiera y la creación de valor” que elaborado por el Centro de Estudios de E & Y ofrece unos interesantes datos.

En este estudio se viene a señalar la posición de inversores de Europa , Asia y América sobre la utilización e influencia de la información no financiera en la toma de decisiones,  en donde  el 96 % la tiene en cuenta para sus decisiones.

El mismo estudio señala el negativo impacto que para un 93 % supone la incertidumbre política. Este elevado porcentaje está acompañado del 63 % que señala las malas prácticas de gobierno como elemento de riesgo, además de un significativo 48 % que menciona las deficiencias en los derechos humanos y problemas de funcionamiento en los tribunales.

Esto no sale gratis, los impactos negativos en los medios de comunicación con materias tan delicadas como  las señaladas han supuesto la paralización de inversiones en un 47 % de los casos, lo que deja en evidencia lo vitales que son los comportamientos democráticos, la separación de poderes, la ausencia de corrupción  y la no injerencia espuria de los gobiernos para la adecuada marcha de los negocios y las inversiones.

Es necesario tener muy presente lo valioso que es mantener un estilo, un comportamiento social, empresarial y gubernamental inteligente, no únicamente por cuestiones de imagen sino por que además es de interés.