Lorenzo Morante, director del Coro Ronda Garcilaso, agradeció a José Ramón Saiz su libro sobre el 75 aniversario

Componentes, familiares y amigos celebraron el día de la patrona de los músicos

Enviar a un amigo
26-11-2018

“Llevamos 75 años reuniéndonos para celebrar el día de la patrona de los músicos, Santa Cecilia. Un año que está siendo muy especial, en el que hemos completado más de 30 actuaciones, por todos los rincones de nuestra querida tierruca y fuera de ella. Hemos recibido la Medalla de Oro de nuestra ciudad y hemos vivido una Gala Homenaje que fue, realmente emotiva. Este 2018 lo cerramos con un éxito rotundo de público y, sobre todo, de cariño”.

Se expresaba así, Lorenzo Morante, Presidente - Director del Coro Ronda Garcilaso desde hace 34 años, quien tuvo un entrañable recuerdo para los fundadores e, igualmente, para dos de sus componentes, recientemente fallecidos (Bustillo y Pontones): “Siempre permanecerán en nuestra memoria. Todos ellos han conseguido que, el Coro Ronda Garcilaso, cumpla estos 75 años y nos enseñaron el camino por el que tenemos que continuar”. En su discurso, Morante tuvo palabras de agadecimiento para José Ramón Saiz, presente en la cena, por escribir el libro del 75 aniversario.

Y, tras su discurso, las voces del Coro Ronda Garcilaso volvieron a sonar y a encandilar a todos los familiares y amigos que se dieron cita para celebrar el día de Santa Cecilia, a quien el Papa Gregorio XIII nombró patrona de los músicos en 1594.  Y es que en las 'Actas del martirio de Santa Cecilia' se explica cómo fue torturada y está escrito 'Candéntibus órganis Cæcilia Dómino decantábat dicens…', lo que quiere decir: 'Mientras estaba el horno al rojo vivo (las termas de su casa donde intentaron asfixiarla), Cecilia cantaba al Señor diciendo…'.

Dicen que el Papa que la nombró patrona dijo que había “demostrado una atracción irresistible hacia los acordes melodiosos de los instrumentos. Su espíritu sensible y apasionado por este arte convirtió así su nombre en símbolo de la música”. Pues bien, los miembros del Coro Ronda Garcilaso demostraron, una vez más, que la música es su vida y que sus voces han convertido al Coro, sin duda, en un símbolo de la música tradicional y popular de Cantabria.