Los informes de los técnicos aprecian "un exceso de obra sobre lo autorizado" en la licencia del bajo de la Calle del Sol

APERTURA DE EXPEDIENTE. La sanción por falta grave podría llegar hasta los 15.000 euros y podría conllevar también la obligación de reponer los bienes afectados al estado anterior y el pago de las indemnizaciones que se deriven por daños y perjuicios

Enviar a un amigo
07-08-2017

El Ayuntamiento de Santander ha abierto un expediente sancionador por una posible falta grave en las obras realizadas en el local hostelero situado en los bajos del número 57 de la calle del Sol, al apreciarse en los informes recabados hasta la fecha que se habrían excedido los trabajos autorizados, sin perjuicio de determinar posteriormente, en el marco de este mismo expediente, si esas obras fueron o no causa del derrumbe parcial del edificio.


El expediente sancionador se incoa contra la empresa promotora de la obra, el director de las obras y el contratista que ejecutaba los trabajos.


La sanción por esa posible falta grave podría llegar hasta los 15.000 euros, y podría conllevar también la obligación de los responsables de reponer los bienes afectados a su estado anterior y de abonar las indemnizaciones que se deriven por daños y perjuicios.


El Ayuntamiento ha puesto en conocimiento de la Fiscalía la apertura de este expediente y ha dado traslado al Ministerio Público de todos los informes y documentación recabada hasta la fecha en el marco de la investigación interna abierta en el Consistorio tras el derrumbe parcial del edificio.


Asimismo, la alcaldesa, Gema Igual, ha dado hoy cuenta a los vecinos de todos estos pasos en una nueva reunión informativa en la que también se ha analizado el estado de los trabajos que se están realizando en el edificio, la situación actual de cada uno de los afectados y las respuestas que se están ofreciendo a sus necesidades desde distintos servicios municipales.


Expediente sancionador
Por lo que respecta al expediente sancionador, la alcaldesa ha explicado que se ha iniciado una vez reunidos todos los informes de los técnicos municipales en los que, sin perjuicio de esclarecer después las causas concretas del derrumbe, se aprecia un exceso de obra sobre lo autorizado en las licencias concedidas.
Así, en los informes se evidencia que las obras podrían haber superado las amparadas por las licencias, se indica que el proyecto presentado no reflejaría la realidad preexistente del local y se apunta que ello pudiera ser causa del derrumbe parcial del edificio.


En consecuencia, se propone iniciar un expediente sancionador a los responsables por una falta grave -la máxima contemplada en la Ley del Suelo de Cantabria para este tipo de infracciones-, que puede acarrear una sanción económica de hasta 15.000 euros, todo ello, sin perjuicio de la obligación de reponer los bienes afectados a su estado anterior y de las indemnizaciones que correspondan por los daños y perjuicios provocados por la infracción.


Además, los responsables podrían ser sancionados con la inhabilitación de hasta cuatro años para obtener subvenciones, así como con la prohibición para contratar con el Ayuntamiento.


La incoación del expediente sancionador se notificará ahora a las partes, incluida la comunidad de propietarios, y tendrán un plazo de diez días hábiles – contados desde la notificación- para presentar las alegaciones que estimen oportunas.


Información a la Fiscalía
Por otro lado, toda esta información ha sido remitida a la Fiscalía, órgano que investiga también los hechos, y se ampliará y completará con el resto de informes o documentos que aporten las partes implicadas (promotora, constructora, director de obra, vecinos y comunidad de propietarios) a la investigación interna abierta en el Ayuntamiento.


El plazo para que hagan llegar esos documentos concluye el miércoles, día 9, y una vez reunida toda la información se dará traslado tanto al Ministerio Público como a todas las partes implicadas en el expediente y a los grupos políticos municipales.


También se incorporarán en su momento al expediente sancionador y al de investigación interna los informes periciales de la visita realizada el pasado jueves al interior del local, tanto el informe externo solicitado por el Ayuntamiento como los de aquellas partes que lo aporten a la investigación municipal.


Asimismo, el Ayuntamiento seguirá colaborando con la Fiscalía y dará traslado de las novedades que puedan surgir en el marco del expediente sancionador y de la investigación interna que está en marcha.

 

Comisión Sociosanitaria
Igualmente, se continuará informando a los vecinos y a los grupos municipales de los pasos que se vayan dando. En este sentido, la Comisión Sociosanitaria se reunirá este viernes para dar cuenta de la atención prestada a los vecinos afectados por el derrumbe y de las ayudas gestionadas hasta la fecha.
A día de hoy, tres vecinos continúan alojados en el Centro de Acogida Princesa Letizia y el resto en casas de familiares o pisos de alquiler.


Los servicios sociales municipales están en permanente contacto con todos los afectados para la tramitación de nuevas ayudas que complementen la primera ayuda de emergencia abonada ya, y también se ha derivado a la Agencia de Desarrollo al titular del establecimiento de tatuajes para tramitar las ayudas a las que puede acogerse.


Por su parte, la Sociedad de Vivienda y Suelo se ha puesto hasta ahora en contacto con seis de las familias que están buscando alojamiento en alquiler para conocer cuáles son sus necesidades y ofrecerles soluciones que encajen con ellas, y algunos de ellos ya han visitado algunos pisos gestionados a través de la SVS.
La alcaldesa ha reiterado que la prioridad del Ayuntamiento es esclarecer lo sucedido y atender a los vecinos, ayudándoles a buscar alojamientos alternativos a los que han perdido sus viviendas y trabajando para que el resto puedan regresar a sus domicilios cuanto antes.


Para ello, se continúa actuando en el edificio, donde prosiguen las labores de demolición manual de las partes inestables que aún quedan en la zona trasera, en la que se ubicaban los pisos de la mano izquierda. Además, se está aplicando aislante para proteger la fachada de las inclemencias meteorológicas.


Por otro lado, representantes de la compañía energética EDP han comunicado a los vecinos en la reunión de esta tarde que no se les cobrará el nuevo enganche ni las adaptaciones que puedan requerirse para reanudar el suministro a los pisos que puedan volver a habitarse.