Los pensionistas perderán un poder adquisitivo del 7%

La subida que se aplicará a las pensiones será del 0,25%, la mínima garantizada por ley. Esto equivale a una subida de 2,3 euros al mes, apenas 32 euros al año, y supone una pérdida de poder adquisitivo en los 5 años próximos

Enviar a un amigo
15-07-2017
Foto: Pixabay

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) estima que, con los actuales niveles de gastos e ingresos hasta 2022 y si no se hacen reformas, la subida que se aplicará a las pensiones será del 0,25%, la mínima garantizada por ley. Esto equivale a una subida de 2,3 euros al mes, apenas 32 euros al año, y supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas del 7% en los próximos cinco años.

En un informe publicado ayer, el organismo calcula la variación de las pensiones sin aplicar el Índice de Revalorización atendiendo a un equilibrio entre ingresos y gastos. Según ese criterio, en 2017, las prestaciones deberían recortarse un 2,96%. Y calculando el periodo 2017-2022, el recorte alcanzaría el 10%.

La Airef explica que las reformas aprobadas han logrado ralentizar el incremento del gasto, con tendencia al alza debido al incremento del número de jubilados con pensiones cada vez más altas, a lo que hay que sumar las revalorizaciones. Entre 2007 y 2016 el gasto ha pasado del 8,4% del PIB al 10,7% de media. Gracias a las reformas aplicadas entre 2017 y 2022 el gasto se moderará al 10,4%.

El organismo corrige algunas estimaciones oficiales. Así, considera que los ingresos se quedarán unos 2.000 millones por debajo de lo previsto y el déficit de la Seguridad Social alcanzará los 19.000 millones. Según el Gobierno, entre 2017 y 2022 los ingresos crecerán un 4% y los gastos un 2,7%, frente a la estimación de la Airef que prevé un incremento de la recaudación del 3,7% y un gasto del 2,9%. El organismo advierte de que sin reformas, el déficit no bajará de los 11.000 millones en los próximos cinco años y su previsión, de 16.144 millones de déficit en 2022, difiere de la del Gobierno, que proyecta un déficit de 11.719 millones.

Por otro lado, la Airef afirma que el Instituto Nacional de Estadística "comete grandes errores de proyección" en cuanto a sus cálculos demográficos, lo que considera "preocupante" puesto que "casi todos los estudios que se hacen en España utilizan las previsiones del INE, que dan grandes tumbos". Por ejemplo, a finales de 2016 su previsión fue una inmigración neta de 13.000 personas este año, mientras que el dato observado ha sido de 89.000 personas.