Los 'recortes' en Correos pueden eliminar uno de cada tres empleos

Los dos sindicatos amenazan con movilizaciones si se mantiene la reducción de más de 100 millones de euros en la dotación para el servicio postal.

Enviar a un amigo
Los 'recortes' en Correos pueden eliminar uno de cada tres empleos 01-12-2017

Las secciones sindicales de UGT y de CCOO en Correos advirtieron hoy en una rueda de prensa que, si el Gobierno español mantiene su intención de recortar en 110 millones de euros el presupuesto del servicio postal universal (dos terceras partes de su presupuesto), se perderán en Cantabria uno de cada tres empleos de la plantilla de la empresa postal pública, ahora integrada por medio millar de trabajadores.

Así lo aseguraron la responsable regional del sector postal de UGT, Montse Noriega; y el secretario de Acción Sindical de CCOO en Correos, Luciano Paluzzo, que acusaron al Gobierno de “inacción” y “desidia” con la empresa postal pública, tras criticar que “el plan estratégico de Correos sigue bloqueado e impide que pueda competir con los operadores privados en el mercado de la paquetería y el comercio electrónico”.

“Primero nos dijeron que se iban a recortar 60 millones de euros del presupuesto de Correos en los Presupuestos Generales del Estado, que aumentaron a otros 50 millones en el Senado, lo que ha supuesto un mazazo para todos los trabajadores”, precisó la portavoz de UGT, que agregó que “con este recorte presupuestario se verán comprometidos servicios y empleos”.

Noriega aclaró que esta pérdida de servicios y de empleo “agravará aún más la situación de Correos, que en la actualidad ya tiene serios problemas para poder atender en condiciones adecuadas el servicio de reparto de las cartas al que todo ciudadano tiene derecho al menos cinco días a la semana”.

En este sentido, la sindicalista rechazó que la empresa postal pública “corre el riesgo de desmantelamiento y de acumular un déficit en aquellos servicios, sobre todo en zonas rurales, donde a una empresa privada no le interesa repartir una carta”.

“No es admisible la falta de personal que se sufre en la actualidad, que cuando faltan trabajadores se reparta su labor entre los demás perjudicando la calidad del servicio a los ciudadanos o que hoy en día los contratos de trabajo que se realizan son de muy corta duración, a jornada parcial y de lunes a sábado”, subrayó la responsable regional del sector postal de UGT.

Noriega recalcó también que en pocos años se jubilará la mitad de la plantilla de Correos en Cantabria y mostró su preocupación por sus efectos en el servicio postal universal, tras reprobar al Gobierno español que “esté dejando morir a la empresa y no apueste por convertirla en un operador potente en el mercado de paquetería y de comercio electrónico, que aumentan a un ritmo de entre un 15 y un 20%”.

 

Movilizaciones inmediatas

En el mismo sentido se expresó el secretario de Acción Sindical de CCOO en Correos, que reiteró que “si el Gobierno no rectifica, convocaremos movilizaciones en diciembre o en enero que irán a más de manera progresiva”.

“Están poniendo en riesgo la mayor empresa pública de España, lo que afectará directamente a los ciudadanos porque no hay otra empresa que quiera el servicio postal y menos aquellos servicios deficitarios sobre todo localizados en zonas rurales”, matizó Palazzo.

El sindicalista recordó que el recorte presupuestario de dos terceras partes de la dotación asignada a Correos está siendo analizado por una comisión de seguimiento “que en un principio nos iba a informar de lo que se decidiese, aunque a día de hoy nada sabemos al respecto”.

“La situación es grave y seguimos empeorando por una decisión política influenciada por ciertos lobbys empresariales”, comentó el portavoz de CCOO, que lamentó que “el plan estratégico de la empresa sigue paralizado y, simplemente, no es posible competir con operadores privados en la paquetería o el comercio electrónico”.

El sindicalista criticó que “ahora se plantee un brutal recorte presupuestario en Correos en pleno período de crecimiento económico” y recordó que “en otros países como en Francia, las empresas postales públicas se han reforzado y han comprado empresas de paquetería para poder competir como operadores internacionales, algo que aquí no ocurre”.

Por ello, Palazzo reivindicó que el Gobierno español cambie de estrategia con la empresa postal pública e “invierta para convertirla en el mayor operador logístico del país”.