Puigdemont llama a una Diada independentista y Rajoy recurre al CNI para impedir el referéndum

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, aprovechará hoy el acto organizado por Catalunya en Comú con motivo de la Diada para defender la necesidad de apartar a Mariano Rajoy y al PP del Gobierno para resolver el conflicto catalán

Enviar a un amigo
10-09-2017

PUIGDEMONT LLAMA A LA MOVILIZACIÓN EN LA DIADA CON LA VISTA PUESTA EN EL 1-O

Las organizaciones sociales independentistas de Cataluña han llamado hoy a los ciudadanos a salir masivamente a la calle para celebrar una Diada que tendrá como objetivo reivindicar el referéndum soberanista del próximo 1 de octubre. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, insistió anoche en que "es un referéndum legal" y aseguró que todo está preparado para la votación. "Las urnas son para todos, para los que quieren una Cataluña independiente y para los que legítimamente quieren seguir formando parte de España. Las urnas unen, no dividen, porque en las urnas cabe todo el mundo. Lo que divide, lo que degrada la democracia, es no dejar votar", afirmó en el discurso institucional pronunciado con motivo de la Diada. Además, Puigdemont restó importancia a la suspensión de la consulta dictada por el Tribunal Constitucional y señaló que solamente el Parlamento de Cataluña puede inhabilitar al Gobierno que preside.

Puigdemont volvió a responsabilizar al Gobierno de Mariano Rajoy de la falta de diálogo porque, según dijo, "rechaza todas las peticiones de pacto que le hemos hecho llegar" y no ha ofrecido "ninguna propuesta alternativa que permita una salida diferente". El presidente de la Generalitat, que comenzó su discurso homenajeando a las víctimas de los atentados del pasado mes de agosto, se mostró convencido de que "nada ni nadie romperá la convivencia en Cataluña" porque "este es nuestro valor más preciado y somos una sociedad que tiene la paz como bandera".

Turull divide a los catalanes entre partidarios y contrarios al referéndum

El consejero de Presidencia y portavoz Generalitat, Jordi Turull, llamó ayer a los catalanes a preguntarse en qué lado están ante el referéndum independentista del 1 de octubre. "Cada uno debe preguntarse: ¿Qué harás el 1 de octubre? ¿Ayudar a votar o ayudar a impedirlo?", señaló en un acto institucional celebrado en Lleida con motivo de la Diada. Según explicó Turull, la celebración de hoy, además de "honrar el pasado", debe servir para pensar en el futuro de Cataluña y "recuperar la plenitud nacional". "La historia nos ha convocado y es un gran honor, pero también una enorme responsabilidad", afirmó ante el alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC), que ha anunciado que no facilitará locales municipales para el 1-O.

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras, afirmó anoche que "el referéndum es también una palanca de cambio para toda España" porque, según explicó en una entrevista concedida al programa El Objetivo de La Sexta, una victoria del en la consulta permitiría desarrollar "muchas medidas de carácter económico y social" en una Cataluña independiente que podrían ser trasladadas a España.

RAJOY RECURRE AL CNI PARA IMPEDIR EL REFERÉNDUM

Según informa EL PAÍS, el Centro Nacional de Inteligencia y el Servicio de Información de la Guardia Civil trabajan en la búsqueda e interceptación de urnas, papeletas y otros instrumentos necesarios para la celebración del referéndum soberanista catalán. La actuación de estos servicios se dirige a descubrir acciones ilegales que hagan posible la votación, una vez que el Constitucional, la fiscalía, los jueces y la Administración del Estado, con sus requerimientos a los ayuntamientos, han dictaminado la ilegalidad del referéndum. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dirige personalmente las actuaciones al frente de un reducido grupo del que forman parte la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y el director general del CNI, Félix Sanz Roldán. En las reuniones participan también el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el de Justicia, Rafael Catalá, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Iglesias señala a Rajoy como escollo para resolver la crisis catalana

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, aprovechará hoy el acto organizado por Catalunya en Comú con motivo de la Diada para defender la necesidad de apartar a Mariano Rajoy y al PP del Gobierno para resolver el conflicto catalán, según fuentes de la dirección de Podemos citadas por LA VANGUARDIA. Por su parte, EL PAÍS destaca que la Diada reflejará hoy la fractura entre Pablo Iglesias y Podem, la marca catalana del partido en Cataluña, que ha llamado a votar en el referéndum del 1-O. Mientras que Iglesias participará con Ada Colau y Xavier Domènech en un acto en Santa Coloma de Gramanet, a la misma hora, Albano Dante Fachin asistirá, en Barcelona, a un acto organizado por Procés Constituent y la Marcha por la Dignidad en el que intervendrán líderes sociales, un edil de Barcelona y una diputada de la CUP en favor del referéndum.

La CUP presiona a Colau para que rectifique

La portavoz del Secretariado Nacional de la CUP, Núria Gibert, instó ayer a la Generalitat a garantizar el "derecho a voto" en Barcelona si el Ayuntamiento gobernado por Ada Colau se mantiene en su negativa a ceder locales municipales para la celebración del referéndum. Gibert pidió a la alcaldesa de la ciudad que abandone su "ambigüedad calculada" y colabore con la convocatoria del 1 de octubre.

Según informa LA RAZÓN, la Asociación de Municipios por la Independencia ha contratacado con un informe propio al aluvión de estudios de secretarios de ayuntamientos contrarios a que las corporaciones municipales participen en un referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional. La AMI, que agrupa a 787 municipios, afirma en su informe que no observa una "posible comisión de delito" por parte de las autoridades locales si "posibilitan la celebración del referéndum" del 1-O.

Por otra parte, una veintena de militantes de Assemblees de Joves per la Unitat Popular, organización afín a la CUP, se concentraba ayer frente al cuartel de la Guardia Civil de la Travessera de Gràcia de Barcelona, donde dejaron media docena de maletas con el lema "que se vayan" y leyeron un comunicado rechazando la presencia de este cuerpo en Cataluña.

El 60% de los españoles exige que se impida el referéndum

Según un sondeo realizado por Sigma Dos para EL MUNDO, la mayoría de los españoles (60,3% frente a 29,1%) es partidaria de que no se permita la celebración del referéndum soberanista en Cataluña, e incluso de que el Gobierno aplique el artículo 155 de la Constitución para evitarlo (48,2% frente a 33,0%). El 45,7% de los encuestados cree que la consulta no se acabará celebrando, mientras que el 35,9% piensa que sí habrá votación el 1 de octubre. En cuanto a la actuación de los partidos políticos mayoritarios en relación con el proceso catalán, el PP es el único que logra el aprobado de los encuestados (5,16), por delante del PSOE (4,75), Ciudadanos (4,58) y Unidos Podemos (3,81).

El 89,2% de los españoles cree que Cataluña no se separará

La inmensa mayoría de los españoles (89,2% frente a 5,4%) cree que Cataluña no será independiente tras el 1 de octubre, según una encuesta realizado por GAD3 para ABC. También entre los ciudadanos catalanes, aunque en menor porcentaje (62,2% frente a 21,6%), son mayoría quienes piensan que los separatistas no lograrán su objetivo. El 53,0% de los entrevistados considera que la respuesta del Gobierno en relación con 1-O debería ser más firme, mientras que el 26,7% piensa que es la adecuada y el 4,8% cree que debería ser menos firme. Preguntados por los atentados terroristas del pasado mes de agosto en Cataluña, la mayoría de los encuestados (54,6% frente 28,0%) creen que los independentistas trataron de utilizar los sucesos en su beneficio, y opinan, además, que la coordinación entre el Gobierno y la Generalitat no fue la adecuada (59,4% frene a 25,5%).

La mayoría de los catalanes cree que no se permitirá sacar las urnas el 1-O

Según una encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN, la mayoría de los ciudadanos de Cataluña (49,6% frente a 42,1%) cree que los independentistas no conseguirán sortear la vigilancia del Estado y finalmente no podrán sacar las urnas el 1-O. También son mayoría (64,1% frente a 21,6%) quienes piensan que los miembros del Govern y otros cargos del Parlamento catalán implicados en la organización del referéndum ilegal acabarán siendo procesados. El 57,4 no está de acuerdo con que se presione a los alcaldes para que cedan locales para la votación, mientras que el 36,0% no lo ve con malos ojos. En cuanto al futuro del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, son mayoría (56,1% frente a 33,5%) quienes piensan que debería dimitir y convocar elecciones anticipadas si el 1-O acaba siendo un "fracaso".

EL PAÍS 1, 18/EL MUNDO 1, 8-13/ABC 2, 16-23/LA RAZÓN 1, 16-21/LA VANGUARDIA 1, 16-25/EL PERIÓDICO 1, /20 MINUTOS 1, 4/EL ECONOMISTA 1, 26, 27



La Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) ha enviado un informe jurídico a los 787 municipios adheridos para convencerles de que no incurrirían en ningún delito si colaboran con el referéndum de autodeterminación del 1-O.

El papel de los municipios en la consulta secesionista será clave. Si bien 674 ayuntamientos catalanes, del total 948, han manifestado ya su apoyo expreso al referéndum del 1-O, el mayor porcentaje de población reside en los 124 consistorios en los que no se ha respaldado la consulta o no se han pronunciado. Estos últimos 150 son el claro objetivo de los independentistas que tratan de disipar las dudas legales que rodean a la consulta.

Uno de los municipios clave es el de la ciudad condal donde la regidora Ada Colau negó la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona en el referéndum del 1-O hasta que la Generalitat diera garantías a los funcionarios municipales.

En este sentido la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) ha enviado este domingo a los Alcaldes de los 787 municipios adheridos un informe jurídico sobre la Ley del referéndum de autodeterminación y de las posibles consecuencias que se deriven de su ejecución.

El informe ha sido elaborado por la Sectorial de Secretarios, Interventores y Tesoreros por la Independencia (SITxCAT) por encargo de la AMI y no observa ninguna posible comisión de un delito por parte de las autoridades locales para posibilitar la celebración del referéndum. El documento también destaca que no es a los funcionarios a los que les corresponde decidir a cuál de los ordenamientos jurídicos vigentes obedecen.

Los secretarios y tesoreros municipales autores del informe admiten que se trata de una cuestión compleja que parte de una “situación extraordinaria” generada a partir de la aprobación de la Ley 19/2017, del referéndum de autodeterminación y de las actuaciones que sobre ésta han puesto en marcha los organismos del Estado. El informe defiende la vigencia de la ley 19/2017 partiendo del derecho internacional y de la Unión Europea, obviando así la suspensión de la norma ordenada por el Tribunal Constitucional y el apercibimiento expreso que hizo a los regidores.