Rajoy en Cataluña critica el boicot comercial y pide el regreso de las empresas 'exiliadas'

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido este domingo que "la mayoría silenciosa convierta su voz en voto" de manera masiva en las elecciones del 21 de diciembre para dejar atrás la etapa independentista.

Enviar a un amigo
12-11-2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido este domingo que "la mayoría silenciosa convierta su voz en voto" de manera masiva en las elecciones del 21 de diciembre para dejar atrás la etapa independentista y abrir una nueva era de tranquilidad y respeto a la ley. Además, en su primera visita a Cataluña desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Rajoy reclamó el regreso de las empresas 'exiliadas' y que no se llevaran a cabo boicots comerciales.

"Recuperaremos la Cataluña de todos, con democracia y libertad si la mayoría silenciosa convierte su voz en voto”, afirmó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primera visita a esta comunidad autónoma desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución que supuso el cese del Govern de la Generalitat. "El Govern de Cataluña decidió que la sinrazón rompiera la ley para derribar la democracia. Nosotros hemos restablecido el orden legal y democrático", añadió.

Rajoy pidió llenar las urnas “de votos por la convivencia y la tranquilidad, para una Cataluña en España y en Europa” en un acto con los populares catalanes. "Sois la voz de la Cataluña valiente. No os han silenciado. Ni lo han conseguido, ni lo van a conseguir", sostuvo en defensa del PPC.

“En España se puede defender cualquier idea, ser incluso independentista, pero también están sometidos a la ley, como todos los demás”, dijo Rajoy. Además, advirtió de que “la amenaza de la independencia es desgarradora, triste y angustiosa”

Asimismo, Rajoy pidió a las empresas que estaban instaladas en Cataluña y que trasladaron su sede social por el proceso independentista que vuelvan, y ha llamado a los españoles a comprar productos catalanes y que "no dejen de hacerlo nunca". "Es urgente abrir una nueva etapa para que los catalanes no tengan que abonar la factura después de haber padecido la fractura", insistió.