Rajoy promete no ejercer tutelas y que no señalará a nadie como sucesor en el liderazgo del PP

En lo económico, también lo tiene claro: "Hemos tenido que hacer frente a la mayor crisis económica de España. Desde el inicio de la recuperación, en España se han creado más de 2.700.000 puestos de trabajo".

Enviar a un amigo
11-06-2018
 
El ex presidente del Gobierno y todavía líder del PP, Mariano Rajoy, ha pedido hoy, ante la Junta Directiva Nacional (JDN) del PP, que quien gane el próximo Congreso del PP y sea elegido presidente del partido cuente con sus rivales, aunque ha precisado que desconoce si se presentarán varias personas, y ha dejado claro que él no ejercerá ningún tipo de tutela. En este sentido, ha dejado claro que él no tiene sucesores, ni delfines, que no va a señalar a nadie y que no habrá ningún tipo de tutelas.

El congreso extraordinario convocado por Mariano Rajoy para elegir a su sucesor tendrá lugar entre los días 20 y 21 de julio, por lo que los candidatos tendrán algo más de un mes para preparar sus propuestas y sus listas.

Rajoy lo ha comunicado públicamente este lunes tras presidir la Junta Directiva Nacional del PP donde se ha convocado tanto el congreso como el comité organizador del mismo. El todavía presidente del PP ha remarcado su adiós, además de destacar el hecho de que no influirá en las listas ni en el congreso, dejando que la transición sea absolutamente independiente. "Estoy convencido y espero un debate de altura y con grandeza, porque de el depende nuestro partido y los retos que tenemos por delante. Un proceso para crecer , para sumar y para integrar", pidió Rajoy a sus dirigentes.

Por supuesto, no hubo palabras para ningún dirigente del partido que pudiera aspirar al cargo de líder del PP. Los 3 grandes favoritos son el gallego Alberto Núñez Feijóo -quien muchos ven como el apoyado por Rajoy-, la ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y la secretaria general del PP y ex ministra Dolores de Cospedal.

Otros como el ex ministro y ex presidente cántrabro Íñigo de la Serna o el ex presidente balear y actual senador José Ramón Bauzá quieren ser alternativas como rostros nuevos a los que tradicionalmente han llevado las riendas del PP en los últimos tiempos.

En cuanto a la comparecencia de Rajoy, el presidente no olvidó hacer un balance muy positivo y sin autocrítica de los últimos años del PP en el Gobierno. "No hemos abandonado nuestra tarea porque lo hiciéramos mal, o porque los españoles nos quitaran su confianza: ha sido una amalgama apresurada de socialistas, independentistas, y partidos de extrema izquierda quienes han impedido que gobierne el más votado", ha culpado a la oposición.

En lo económico, también lo tiene claro: "Hemos tenido que hacer frente a la mayor crisis económica de España. Desde el inicio de la recuperación, en España se han creado más de 2.700.000 puestos de trabajo".

Noticias relacionadas