Se extenderá al Barrio Pesquero el sistema de gestión inteligente del agua

Permite a los usuarios acceder, a través de una APP, a los datos del consumo en cada vivienda

Enviar a un amigo
11-02-2019

El Ayuntamiento de Santander prevé extender al Barrio Pesquero el sistema de gestión inteligente del agua Smart Water, que permite a los usuarios acceder, a través de una APP, a los datos del consumo de cada vivienda y compararlo con el mes o la semana anterior, lo que puede contribuir a detectar fugas ocultas y para concienciar a los propios ciudadanos, que puedan plantearse reducir su gasto de agua, a la vista de los consumos que tienen.

Esta actuación ha sido anunciada hoy por la alcaldesa, Gema Igual, durante la reunión que ha mantenido con alrededor de 50 representantes de los sectores del medio ambiente y la movilidad, con quienes ha repasado las actuaciones desarrolladas por el Ayuntamiento en este ámbito y ha adelantado las próximas medidas previstas.

Entre ellas, Igual se ha referido al despliegue, en el Barrio Pesquero, de dispositivos de lectura de contadores domiciliarios de agua a distancia, así como sensores de caudal de la red, de presión y de nivel de agua en el colector de saneamiento, que permiten conocer exactamente el funcionamiento del sistema de abastecimiento de agua y de saneamiento del barrio, tanto a nivel general como de cada usuario.

Este sistema ya está implantado tanto en el barrio de Nueva Montaña como en varias calles del centro, de manera que son ya cerca de 8.000 santanderinos quienes se benefician de este servicio, a los que se van a unir ahora los vecinos del Barrio Pesquero.

Su ampliación contribuirá a seguir avanzando en la gestión integrada de los distintos servicios municipales a través de la plataforma Smart City, en la que, entre las 65 verticales previstas, se encuentran la gestión de agua, de residuos, la movilidad, el alumbrado público, los parques y jardines o el transporte urbano.

En cuanto a la renovación de redes y el plan de búsqueda de fugas puesto en práctica por la concesionaria del servicio, la alcaldesa ha señalado que se ha conseguido un ahorro del 23%, reduciendo así la pérdida de un recurso cada vez más valioso, como es el agua.

Igual ha anunciado también la próxima puesta en marcha de una campaña de concienciación para evitar el depósito de residuos fuera de los contenedores en el barrio de Castilla-Hermida, dirigida especialmente al comercio “porque han de mejorar su comportamiento en extracontenedor”.

Asimismo, ha recordado que el Ayuntamiento está renovando el 90 por ciento de los contenedores soterrados que se encuentran distribuidos en diferentes puntos de la ciudad, con una inversión de un millón de euros en una primera fase, ya finalizada, que ha permitido sustituir 87 de estos elementos y acaba de iniciar la ejecución de la segunda, que afectará a 151 contenedores, por un importe cercano a los 2 millones de euros.

La alcaldesa ha hecho hincapié en que la actuación “integral y valiente” que ha conllevado la sustitución de las 22.000 luminarias de la ciudad ha tenido como consecuencia rebajar un 80 por ciento el consumo energético y reducir en más de 11.000 toneladas anuales las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Además, ha avanzado que en 2019 se invertirán 400.000 euros para seguir mejorando el alumbrado en algunas zonas puntuales, entre las que se encuentran el carril bici del Paseo Marítimo o la Ciudad Jardín. También se llevará a cabo un proyecto de eficiencia energética en más de 50 dependencias municipales y colegios, con un presupuesto aproximado de 2,4 millones de euros.

Los 5 itinerarios principales de la red ciclista se completarán la próxima legislatura

Igual ha afirmado que se seguirá ampliando la red de carriles bici en la ciudad, que ha crecido desde los 24 a los 28 kilómetros desde 2015, con la puesta en servicio de 4 itinerarios nuevos: del Complejo Municipal de Deportes Ruth Beitia al PCTCAN; de Puertochico a la Avenida de los Castros; de la Grúa de Piedra a la Estación Marítima y de ese punto hasta Castilla-Hermida.

Ha detallado que el Plan de Movilidad Ciclista prevé pasar de los 28 kilómetros actuales a los 94 kilómetros totales en 10 años, con una inversión cercana a los 14 millones de euros. El plan se divide en dos tipos de vía: la red principal de aproximadamente 50 kilómetros divididos en 5 itinerarios; y una red secundaria de otros 44 kilómetros que comunicará los itinerarios principales.

Está previsto que los 5 itinerarios principales se completen durante la próxima legislatura, ha indicado la alcaldesa, quien ha añadido que se implantarán aparcamientos seguros para bicicletas en distintos puntos de la ciudad y se trabajará en la concienciación tanto de ciclistas como de peatones para que “puedan tener una convivencia perfecta”.

En cuanto a la gestión de los parques y zonas verdes, ha precisado que su mantenimiento se encuentra en estos momentos en licitación por un periodo de 4 años, con un pliego que contempla una partida de 700.000 euros al año para zonas de nueva creación y en el que ha recordado que “el equipo de gobierno se ha preocupado de proteger los empleos de los trabajadores actuales”.

La regidora santanderina ha detallado que se han ido renovando y ampliando las áreas de juego de los parques de la ciudad, como los de Peñacastillo, La Teja, la plaza de los Derechos Humanos, Las Llamas o Mesones, y mejorando con la instalación de juegos inclusivos en 9 de ellos y la colocación de cubiertas en los del Alisal y Doctor Diego Madrazo, en Cueto, unas actuaciones que continuarán durante este año.

También se ha ampliado la red de áreas de esparcimiento canino, con una nueva  zona en la calle Voluntariado, en Peñacastillo; mientras que las 8 restantes se van a mejorar gracias a un proyecto en el que se invertirán 172.310 euros para dotarlos de nuevos cerramientos, mobiliario urbano, fuentes y luminarias.

Casi 6 millones de euros invertidos en rampas y escaleras mecánicas

La movilidad vertical en la ciudad, que favorece los desplazamientos de alrededor de 8 millones de usuarios al año, recibirá un nuevo impulso en los próximos meses, con la finalización de las rampas y escaleras mecánicas de la Subida al Gurugú y el inicio de las obras para instalar elementos mecánicos en la calle Enrique Gran y el barrio de Porrúa, ha recalcado la alcaldesa, quien ha mencionado también los proyectos que se licitarán próximamente para conectar con ascensores las bocas norte y sur del túnel de Pasaje de Peña con el Cabildo.

Igual ha señalado que, en los últimos 4 años, se han realizado las conexiones de la Avenida de los Castros a General Dávila (por el parque de La Teja), del Paseo de Pereda a General Dávila y de la plaza de los Remedios a General Dávila, con una inversión global de casi 6 millones de euros.

La alcaldesa se ha referido al transporte urbano de la ciudad, con una red de más de 333 kilómetros de recorrido cuyo servicio se presta con una flota de vehículos en la que todos son accesibles, y ha destacado que prácticamente cada santanderino cuenta con una parada de autobús a menos de 300 metros.

Igual ha repasado las nuevas bonificaciones que se han incorporado al Transporte Urbano de Santander (TUS), como la gratuidad para los niños menores de 7 años, para las personas con una discapacidad igual o mayor del 65 por ciento y para los desempleados de larga duración, así como el bono de 17 euros al mes para personas con discapacidad del 33 al 64 por ciento.

El TUS, que genera casi 20 millones de desplazamientos anuales en las 22 líneas diurnas y tres nocturnas, ha mejorado sus dotaciones, incorporando 6 autobuses de tecnología híbrida y 5 autobuses articulados de gran capacidad, a los que se van a sumar próximamente otros 6 vehículos híbridos y 3 microbuses.

Entre las próximas mejoras, se encuentra la apertura de las nuevas instalaciones en Peñacastillo, prevista para la primavera, tras una inversión de más de 4 millones de euros.