Todo el país pendiente de la comparecencia de Pedro Sánchez para anunciar si adelanta las elecciones y a cuándo

COMPARECENCIA A LAS 10 HORAS DESDE LA MONCLOA. Todo indica que se celebrarían el 28 de abril, siendo el 5 de marzo el último día para la disolucción de las Cámaras.

Enviar a un amigo
15-02-2019
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez informará hoy, viernes, a las 10 horas,  su decisión respecto a convocatoria de elecciones. Después de que el independentismo y la derecha se hayan unido para tumbar los Presupuestos, el Ejecutivo ha optado por poner fin a la legislatura, aunque por el momento, no se ha revelado la fecha, aunque previsiblemente será el 28 de abril. Si se confirmara esta fecha, la disolución de las Cámaras tendría lugar el 5 de marzo próximo. 

El Gobierno entona la despedida, cuando ni siquiera ha cumplido un año al frente del país y después de que el Congreso, con los votos de la derecha y el independentismo, haya tumbado los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que ni siquiera han podido comenzar su trámite parlamentario.

Pedro Sánchez ha abandonado el hemiciclo en silencio, esquivando las preguntas sobre la convocatoria de elecciones anticipadas. Sus ministros, con la titular de Hacienda, María Jesús Montero a la cabeza, han dejado entrever que habrá elecciones después del rechazo a su proyecto de cuentas públicas, pero han insistido en que debe ser Sánchez quien las convoque.

 
 

Según se ha filtrado a los medios, Moncloa ha confirmado que será este viernes cuando el presidente del Gobierno anuncie su decisión, que previsiblemente será el adelanto electoral, por lo que será ese día cuando anuncie la fecha de los comicios. Por el momento, los rumores apuntan al 28 de abril, pero también al 26 de mayo, coincidiendo con las elecciones autonómicas, municipales y europeas.

El Gobierno llegó a La Moncloa el pasado mes de junio tras el triunfo de la moción de censura contra Mariano Rajoy. En aquel momento, PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT y EH Bildu sumaron fuerzas para desalojar al PP. El Ejecutivo de Sánchez nació de una unión que ha saltado por los aires en menos de un año, aunque el fin de la legislatura comenzó a atisbarse la semana pasada, cuando se rompieron los puentes de diálogo con la Generalitat.

El arranque del juicio del procés ha servido a los independentistas para poner como condición a su apoyo a las cuentas el diálogo sobre el derecho a la autodeterminación. Aunque el Gobierno de Sánchez ha rechazado desde el principio esa propuesta, la presión de la derecha en torno a las supuestas cesiones a los independentistas, y las exigencias de estos, han propiciado este desenlace.

El debate que se celebró este martes en el Congreso hacía presagiar lo que iba a suceder hoy, ya que en lugar de centrarse en las cuentas, fue un comienzo de campaña electoral para todos los partidos. El juicio del procés y el adelanto electoral fueron los protagonistas de una sesión que ha terminado con el rechazo a las cuentas, gracias a los votos de PP, Cs, ERC y PDeCAT.