UGT denuncia que la banca ha costado 40.000 millones de euros y 82.000 empleos, 1.200 de ellos en Cantabria

Se han cerrado más de 16.000 oficinas, un centenar de ellas en Cantabria, lo que no ha evitado que, según el Banco de España, sólo se haya recuperado menos de un 8% del dinero invertido con un coste de 40.078 millones de euros.

Enviar a un amigo
UGT denuncia que la banca ha costado 40.000 millones de euros y 82.000 empleos, 1.200 de ellos en Cantabria 08-09-2017

El Sector Financiero de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT ha criticado hoy en un comunicado que el rescate a la banca española ha implicado un gasto público de más de 40.000 millones de euros y la pérdida de 82.000 empleos, 1.200 de ellos en Cantabria, de los que casi un millar corresponden a Liberbank y el Santander.

Según precisa la federación de UGT donde se incluyen los trabajadores del sector financiero, desde el inicio de las ayudas públicas concedidas a las entidades financieras españolas se han cerrado más de 16.000 oficinas, un centenar de ellas en Cantabria, lo que no ha evitado que, según el Banco de España, sólo se haya recuperado menos de un 8% del dinero invertido con un coste de 40.078 millones de euros para las arcas públicas.

El sindicato recuerda que el rescate económico del sector financiero, que el Gobierno español vaticinó que “no costaría ni un euro a los españoles”, ha propiciado pérdida de empleo y de calidad del servicio prestado a los clientes, además de una saturación de trabajo considerable para los trabajadores que han mantenido su empleo “donde lo que antes hacían tres trabajadores ahora sólo lo hace uno”.

En Cantabria, en los últimos años se ha reducido más de un 40% la plantilla del sector financiero, que cuenta en la actualidad con algo más de 1.500 trabajadores, según los datos que maneja el sindicato.

A esta pérdida de empleo directo se une la de las empresas externas a las que recurrían entidades bancarias y financieras cántabras, subraya Pedro Damalia, secretario de Organización de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT en Cantabria.

Damalia agrega que a su sindicato le preocupa “tanto el coste cuantitativo del rescate como la reestructuración del sector que ha propiciado, donde se está produciendo una acelerada concentración bancaria que deviene en oligopolio financiero con graves repercusiones para los clientes y los empleos”.