UGT pide la rescisión del servicio de cafetería y cocina de Sierrallana por 'faltas graves'

El sindicato argumenta que “los reiterados incumplimientos del pliego de condiciones” invita a rescindir el contrato con la empresa Eurest, concesionaria de la cafetería, de la cocina y del suministro de comida

Enviar a un amigo
17-08-2017

UGT ha solicitado hoy por escrito al director gerente de los hospitales de Sierrallana y de Tres Mares, Benigno Caviedes, que abra un expediente sancionador “por faltas graves” a Eurest, empresa concesionaria de la cafetería, de la cocina y del suministro de comida a los pacientes en los dos centros hospitalarios, por “no haber cumplido muchos de los puntos del pliego de condiciones”.

El escrito registrado por el sindicato, rubricado por el secretario de Sanidad de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT en Cantabria, José María Fernández, insta a rescindir el contrato de adjudicación del servicio “por los reiterados incumplimientos” de la empresa a las condiciones pactadas en el pliego, que ya provocaron en su momento la convocatoria de movilizaciones de sus trabajadores.

La denuncia de UGT alude a la falta de mantenimiento de las instalaciones, a la escasez de personal por no cubrirse las sustituciones, al uso de utensilios y recipientes inadecuados y de material desechable para distribuir la comida y hasta “errores de bulto” en el servicio, como el de suministrar alimentos con sal a pacientes que no pueden consumirla.

En relación a la falta de mantenimiento de las instalaciones, UGT subraya en su denuncia que “siguen existiendo” electrodomésticos averiados o que no funcionan a pleno rendimiento, cámaras con pérdidas de agua en zonas con cables eléctricos y hasta llaves de luz rotas y parcheadas con cinta aislante.

El sindicato agrega, como problema compartido tanto por el centro hospitalario de Torrelavega como el de Reinosa, la distribución de la comida a los pacientes en recipientes inadecuados y con materiales desechables y pone como ejemplo que “la comida es llevada en unos bols y cuando se calienta desprende una resina y un olor a petróleo inconfundible, tal y como se demostró en su momento al director gerente”.

 

Sin sustituciones del personal

El escrito remitido por UGT al director gerente de Sierrallana y de Tres Mares rechaza también la escasez de personal provocada porque la empresa no cubre las sustituciones por bajas laborales, vacaciones o excedencias, pese a que “el pliego de condiciones dice con claridad el personal que debe atender el servicio”.

En este sentido, el sindicato critica que “la empresa está engañando a la Gerencia porque sigue sin acatar la resolución de la Inspección de Trabajo que la obligaba a cubrir las sustituciones a tiempo completo”.

A todo ello, UGT añade las continuas amenazas a los trabajadores por parte de responsables de la empresa, circunstancia que ya denunció en su momento el sindicato.