XXX Años de la Ronda Marcera de Polanco

Son cientos de polanquinos los que han salido en todos estos años, por lo que hemos contribuido a hacer pedagogía de una de las tradiciones más populares de la región que en el 2014 fueron nominadas Bien de Interés Inmaterial

Enviar a un amigo
03-03-2019

La  “Ronda Marcera de Polanco”, cumple este año su 30º aniversario.  La ronda se inició en 1989, a través de la Escuela de Adultos municipal por un grupo de personas dispuestas a patear todo el municipio, parando en plazas y casas, saludando a los vecinos y dando la bienvenida al mes  que nos trae la primavera, a través de los cánticos marceros.

Desde los inicios la ronda se ha hecho en dos días, el último día de febrero y el primero de marzo. Los primeros años  el desplazamiento, desde la salida, por los diversos barrios del municipio se hacía andando, lo que conllevaba varias horas al día concluyéndose la ronda a altas horas, ya de madrugada lo que suponía un incordie tanto para los marceros  como para los vecinos. Por ello,  los desplazamientos de un barrio a otro se hacen en coche para después ir caminando por el correspondiente barrio.

Son cientos de polanquinos  los que han salido de ronda en todos estos años, por lo que hemos contribuido a hacer pedagogía de una de las tradiciones más populares de nuestra región que en el 2014  fueron nominadas Bien de Interés Cultural Inmaterial de Cantabria.

En este periodo se ha escrito el libro, “Marzas, tradición viva en Polanco” de Enma Mª Blanco que cuenta con dos ediciones, una del 2003 y otra del  2015 prologada por Constantino Barrero.

Tras algunas décadas sin cantos de marzas, el colegio La Milagrosa bajo la batuta de Sor Milagros con las niñas de octavo hizo  su ronda por el municipio a objeto de sufragarse el viaje Fin de Estudios. Alguna de aquellas niñas, años después, incorporaron el canto en la  Escuela de Adultos, cuyo repertorio  ha sido ampliado con las enseñadas por Julián Revuela, El Malvis, que viene colaborando con la ronda marcera.

Uno de los logros conseguidos en los últimos años y de lo que más satisfecha se encuentra la Ronda Marcera de Polanco es la incorporación de niños a la misma. A través de los cuales se garantiza la divulgación de la tradición en el tiempo.

Las marzas en Polanco se cantan en dos días consecutivos, el último día de febrero que tras pedir licencia, a las 19,30 horas, a la autoridad en el Ayuntamiento, se recorren el pueblo de Polanco, Bº Obrero, Rinconeda y Posadillo. Al día siguiente, 1 de marzo, se ronda por  Soña, Rumoroso, Mar y Requejada. En estas tres décadas de ronda marcera no se ha dejado un solo año sin salir, con independencia de las inclemencias del tiempo. Nunca el tiempo ha amedrentado a esta Ronda que con toda cortesía saludan a los vecinos y dan la bienvenida a la primavera.
En este año queremos acercarnos a los colegios para que los niños  vayan desde tierna edad familiarizándose con los cantos de marzas. Por ello la Ronda marcera, invitada por la dirección del colegio, visitará el martes, día 26, el CEIP Pérez Galdós de Requejada para explicar y cantar marzas a los niños de primaria.