ANTE EL PRECIPICIO

Verdades de octubre (LA VANGUARDIA 13. Enric Juliana) "Es probable que asistamos a una declaración muy bizantina -sin votación-, en la que la independencia se anuncie sin quedar proclamada".

Enviar a un amigo
10-10-2017

ANTE EL PRECIPICIO

"Ajenos a las señales que desde todos los frentes se envía al independentismo para que no siga adelante con sus planes de proclamar unilateralmente la independencia de Cataluña, el president Puigdemont y en el entorno más radical que lo rodea sopesan seguir adelante con sus planes suicidas". "Es importante que se diga bien claro al secesionismo cuáles serían las consecuencias de una Declaración Unilateral de Independencia (DUI)". En primer lugar, "llevaría a un conflicto directo con el Estado, que este no puede soslayar". La DUI "supondría el empleo de todo el arsenal de medidas que contemplan la Constitución y el Código Penal para hacer frente a un desafío tan claro como evidente". En segundo lugar, "dichas consecuencias serían gravísimas y, desgraciadamente, irreversibles en cuanto a la fractura social". En tercer lugar, "se agravarían exponencialmente los daños económicos". "Que nadie se llame pues a engaño: una Cataluña en completa quiebra política, social y económica es lo que se esconde tras la DUI".

Puigdemont, su Gobierno y las organizaciones que les apoyan "han llegado al abismo. No deben saltar ni pensar en arrastrar a nadie más tras de sí. Por eso urgimos a todas las fuerzas políticas, incluidas aquellas que estos días se han manifestado a favor del diálogo, a que les conminen a no tomar esa decisión". "Por el bien de todos, pero sobre todo de esa Cataluña a la que declaran lealtad. Puigdemont está a tiempo de evitar la catástrofe y de comenzar una senda de diálogo y negociación en la que Cataluña no solo no pierda, como está a punto de hacer a gran escala, sino que además gane un futuro mejor en el seno de la legalidad".

EL PAÍS 14. Editorial

ESPAÑA SIGUE ESPERANDO LA REACCIÓN DE RAJOY

El hecho de que Puigdemont pueda declarar hoy la independencia unilateral de Cataluña sin que el Estado haya podido frenarlo, "supone una muestra de la débil y hasta ahora estéril respuesta articulada por el Gobierno de Rajoy". Cualquier anuncio que hoy haga Puigdemont "que no pase por la renuncia a la secesión supondría un intolerable intento de liquidar la soberanía nacional. Ningún Gobierno puede negociar nada mientras la Generalitat siga vulnerando la Constitución. Por eso resulta incomprensible la falta de reacción del presidente". "Confiar a los tribunales la respuesta al desafío soberanista es una estrategia insuficiente". "La prudencia es una virtud en política si no degenera en parálisis. Rajoy sigue sin entender que no basta la acción legal y jurídica para poner coto al avance independentista. Hace falta también liderazgo político y coraje intelectual para hacer uso de todas las herramientas que contempla el Estado de derecho. Los españoles no soportan más humillaciones ni negociaciones bajo cuerda. Lo dejaron muy claro el domingo". "No se especula con la defensa de la ley. Es hora de que el presidente del Gobierno asuma de una vez su propio discurso".

EL MUNDO 3. Editorial

PUIGDEMONT TOCA A SU FIN

Sea cual sea la decisión de hoy de Puigdemont, "nada, absolutamente nada, tendrá un valor jurídico vinculante a ningún efecto. Puigdemont ha llevado a Cataluña a una situación de derribo en la que el desprecio a la ley se ha convertido en el único eje de su gestión. A partir de ahí, nada de lo que haga tiene validez". Si finalmente declarase unilateralmente la independencia de una hipotética república catalana, "la respuesta del Gobierno sólo debe ser la inmediata aplicación del artículo 155 de la Constitución y la instauración de cualquier otra medida que impida siquiera cualquier mínimo margen que regale al secesionismo una imagen de triunfo". "El Gobierno, los órganos constitucionales y la Justicia deberían asumir que ya se han soportado hasta el límite las embestidas del independentismo". "Llegados a este punto, el diálogo y la mediación sobran porque Puigdemont no ha ofrecido ni un solo síntoma de querer pactar. La ley, sí, pero con todo su peso real si tiene la osadía de erigirse en un falso mártir".

ABC 4. Editorial

LA HORA DE LA VERDAD

"La opción independentista no es hegemónica en Catalunya. Lo sabíamos de antiguo, y también desde el 27-S, que produjo una mayoría soberanista en el Parlament, pero no de votos. Y lo ratificó en la calle el domingo la manifestación convocada por Societat Civil Catalana". La independencia "ha partido en dos" a la sociedad catalana y tendrá "efectos perniciosos sobre la economía". "Aventurarse hacia la independencia con una mayoría suficiente, como hizo el Govern, fue un error. Aventurarse, como hizo después, saltándose las leyes, ha sido un error mayor". "La independencia es un proyecto político tan legítimo como cualquier otro, pero pierde su legitimidad cuando se trata de imponer por encima del consenso y de las leyes". "Deseamos que Catalunya restaure su cohesión social y su progresos. Confiando en que esos sean también los deseos del presidente Puigdemont, y en que sepa hallar la vía para evitar la DUI y perfilar un replanteamiento de la situación". Hay una mayoría de los ciudadanos que pide "una negociación que genere soluciones duraderas y rechaza por igual la imposición de la independencia y la mano dura indiscriminada para reprimir a sus defensores. No es hora de apostar por la DUI ni por el 155. Ambas soluciones echarían más leña al fuego y tendrían un alto coste". "Es la hora de la verdad. Estamos al borde del precipicio y no conviene dar un paso al frente. Hoy será un día histórico. Algunos de sus actores creen que además será glorioso. Pero si sus efectos acaban siendo funestos no les aguarda la gloria, sino el oprobio".

LA VANGUARDIA 1, 30. Editorial

NO EN NUESTRO NOMBRE

"El margen de acción que se ha dejado a sí mismo Puigdemont es, pues, escaso, y más después de haberse escudado tras la movilización popular. En la calle, el bloque independentista solo prevé la declaración de independencia, y más tras el enorme error que cometió el Gobierno con la intolerable represión policial del 1-O". "De consumarse hoy la declaración de independencia, será la culminación de una irresponsabilidad histórica que tendrá efectos gravísimos sobre el autogobierno y es de temer que sobre la convivencia de Catalunya". "Sin necesidad de recurrir a los datos del 1-O (…), el bloque independentista mayoritario en escaños en el Parlament no representa ni a la mitad de los catalanes". Si Puigdemont da el "salto al vacío", este periódico se ve en la obligación de decir "no en nuestro nombre". El Gobierno ha anunciado que utilizará todos los resortes dentro del Estado de derecho como respuesta a una hipotética declaración de independencia. Que nadie se llame a engaño: esos resortes pasan por la pérdida total o parcial del autogobierno de Catalunya". "Lo que está en riesgo son nuestras instituciones, nuestra prosperidad y la paz social. Demasiado para satisfacer un proyecto político ilegal y, a día de hoy, ilegítimo. Pese al enorme daño infligido, aún no es demasiado tarde para regresar al terreno de juego que no debería haberse abandonado: el de la legalidad y el Estado de derecho. Reiteramos que la única salida es la que EL PERIÓDICO propuso hace unos días: que en lugar de una declaración de independencia, Puigdemont anuncie la convocatoria de elecciones".

EL PERIÓDICO 1, 12. Editorial

UNIDAD CONSTITUCIONAL IMPRESCINDIBLE ANTE EL GOLPE

Sea cual sea la forma de declararse la secesión, "tras su solemne anuncio, queda anulada como moneda de una futura negociación". "En estos momentos es necesario que el bloque constitucionalista formado por PP, PSOE y Cs refuerce su unidad sobre la base de defender la Constitución y nuestras instituciones democráticas. Invocar un diálogo que reconozca la nueva legalidad catalana surgida de un acto de rotunda ilegalidad (…) no es más que una coartada a la que quieren agarrarse los dirigentes separatistas". En este bloque "debe estar también Podemos y si rechaza el llamamiento de sumarse deberá explicar muy claramente cuándo la Constitución merece ser defendida, un marco que rechazan, pero que es el que ha permitido que hasta ellos quieran acabar con él desde la tribuna del Congreso. Si hoy se declara en el Parlament la independencia de Cataluña se abrirán vías legales para neutralizarla. Todas las medidas de las que dispone el Estado de derecho deben ser empleadas. Tiene la obligación y la legitimidad para hacerlo; pero debe contar con el apoyo de todos los constitucionalistas, porque no está en juego el futuro de un Gobierno, sino el de nuestra democracia".

LA RAZÓN 1, 3. Editorial

La Justicia debe actuar contra Puigdemont

"Las decisiones que deba tomar el Ejecutivo de Mariano Rajoy en el caso de una declaración de independencia por parte de la Generalitat, no suspenden ni deben interferir en las actuaciones judiciales que ya están en marcha y que, entre otros, afecta al presidente catalán, Carles Puigdemont; a todos los miembros de su Gabinete y a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell". "El horizonte jurídico de Puigdemont, y de sus compañeros de viaje, es, pues, muy complicado, como ayer quiso señalar el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado".

LA RAZÓN 3. Editorial

EL DÍA D: LA HORA DE RESPONDER AL DESAFÍO AL ESTADO DE DERECHO

"No importará mucho si la DUI es inmediata o se fija un plazo transitorio en busca de una mediación imposible. Constituye un golpe a la legalidad de igual manera. El primer reto es minimizar el daño a la convivencia provocado por la deriva irresponsable de los responsables de la Generalitat. Si su plan es avanzar hacia una independencia de facto, mediante la ocupación de las calles, ellos serán los responsables de la violencia que vendrá. En segundo lugar, el golpe a la economía (no solo a la catalana) va a ser difícil de remontar. Si no se restablece el orden constitucional, España será vista como un Estado fallido. Y Europa entera sufriría la derrota de todos su valores".

CINCO DÍAS 6. Editorial

Toda la economía catalana en jaque (EL ECONOMISTA 3. Editorial) "Queda demostrado que la deriva secesionista no sólo ha puesto en jaque a la gran empresa, sino a la economía catalana en su totalidad".

La CUP secuestra la calle (LA RAZÓN 3. Suelto) "Rehén de los ultras antisistema, la Generalitat puede verse desbordada por la violencia de quienes saben que tienen la partida perdida".

Fuga exprés de empresas (LA RAZÓN 3. Suelto) Abertis, Colonial y MRW "se unen a la veintena de compañías que ha huido de la locura separatista que impulsa la Generalitat".

Para caminar se necesitan los dos pies (EL PÁIS 24. Xavier Vidal-Folch) El 1-O fue "un pucherazo sobrevenido tras un golpe parlamentario".

Adiós al circo del odio (EL PAÍS 1, 28. Joan López Alegre y Nacho Martín Blanco) "Con este artículo queremos anunciar nuestra despedida de los medios públicos catalanes, mientras no asuman su responsabilidad de dar voz desde el respeto y un mínimo de honestidad al conjunto de los ciudadanos de Cataluña".

El militante Borrell pregunta (EL MUNDO 2. Arcadi Espada) "Aún tendría más sentido que el militante Borrell se hubiera preguntado por qué los socialistas no reaccionaron antes".

Ejemplar Vargas Llosa (EL MUNDO 2. Luis María Anson)

Preposiciones (ABC 13. Ignacio Camacho) "La nación en vilo ante un casuismo léxico. Una preposición -'de' o 'sobre'- separa la secesión retórica de la de hecho".

Verdades de octubre (LA VANGUARDIA 13. Enric Juliana) "Es probable que asistamos a una declaración muy bizantina -sin votación-, en la que la independencia se anuncie sin quedar proclamada". "Todo dependerá entonces de la lectura que quiera hacer el Gobierno".

Y ADEMÁS…

  • Frente a la sequía, vertebración nacional (ABC 4. Editorial) "España necesita poner en marcha una nueva estrategia hidrológica a escala nacional, al margen de los intereses partidistas y las absurdas disputas territoriales, con el fin de cubrir las necesidades de todos los españoles, demostrando así la unidad y vertebración del país".
  • La corrupción como hipoteca (EL MUNDO 3. Suelto) Las dos fiscales del caso Gúrtel "no se olvidan de la actuación del PP por su papel como presunto responsable civil a título lucrativo". "La corrupción sigue siendo la principal hipoteca del PP. Y del Gobierno".
  • Endogamia en las aulas (EL MUNDO 3. Suelto) "Lejos de centrar su esfuerzo en mejorar en los ránkings de excelencia, la Universidad pública española se ha dedicado a fomentar nuevos grados y másteres en los últimos años sin atender a la demanda de los estudiantes".
  • La no Fiesta Nacional (LA RAZÓN 3. Suelto) Carmena insiste en celebrar un pleno extraordinario acerca de la Fiesta Nacional el 16 de octubre, lejos del 11 que le pedía la oposición. "Una patriota".
  • Opa a Abertis: más presión para ACS (EL ECONOMISTA 3. Suelto)
  • Hora de revitalizar la inversión productiva (EL ECONOMISTA 3. Suelto)