Anulada la licencia para la construcción de una nave de alpacas en las praderas costeras de Ubiarco

La sentencia emitida por este juzgado supone la condena en costas a las partes demandadas, Ayuntamiento de Santillana del Mar y al propio promotor.

Enviar a un amigo
13-09-2018

El Juzgado nº 2 de lo Contencioso Administrativo de Cantabria, ha dictado sentencia respecto a la construcción de la nave de alpacas en las praderas costeras de Ubiarco, y ha anulado la licencia concedida por el Ayuntamiento de Santillana, considerándola no ajustada a derecho. 

La sentencia emitida por este juzgado supone la condena en costas a las partes demandadas, Ayuntamiento de Santillana del Mar y al propio promotor.                                                                         

Esta sentencia viene a dar coherencia a las tres desestimaciones previas resueltas por el órgano judicial, en donde se ratificaban los argumentos expresados en la sentencia de enero de 2018, en la que reconocía como probada la especial importancia de los suelos sobre los que se asienta la construcción, así como la afectación al medio ambiente.

Durante el pasado año, Ecologistas en Acción Cantabria denunció la autorización emitida por el Ayuntamiento de Santillana del Mar para la construcción de una nave agrícola-ganadera en Ubiarco, puesto que se basaba en un fraude de ley por parte del promotor, al intentar construir una vivienda sobre suelo de especial protección, en las praderas costeras de Ubiarco, donde actualmente está expresamente prohibido.                     

Como así queda contemplado en la sentencia, los informes emitidos por la CROTU, reflejaban las “sospechas” respecto a la falta de adecuación de la construcción en relación a los usos permitidos por el Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Santillana del Mar.

Con el fin de atenuar el grave impacto provocado en uno de las zonas mejor conservadas del litoral de Cantabria, el promotor ha remitido informe de integración paisajística. Sin embargo, EAC ha detectado que este informe hace un balance claramente interesado a favor del promotor, en el que se centra, descaradamente, en la afectación provocada por la parcela en sí, sin tener en cuenta la estructura construida. Incluso, de forma insólita, entre las medidas propuestas para atenuar el impacto de la nave, que se eleva por encima de los 6 metros de altura, el redactor del informe proponía la plantación de maizales, aún a sabiendas de que su altura máxima es de poco más de 2 metros y una temporalidad de apenas dos o tres meses.

Esta sentencia supone un contundente varapalo al Ayuntamiento de Santillana del Mar, que se ha posicionado desde un principio como claro defensor del promotor, y desafortunado garante de la legalidad, incluso a pesar del informe del Jefe de Servicio de la CROTU y de la contundencia de los argumentos jurídicos manifestados por Ecologistas en Acción.

Una vez más, EAC valora muy positivamente esta sentencia, puesto que deja en clara evidencia tanto las intenciones del promotor, como las políticas urbanísticas basadas en la autorización sistemática de edificaciones justificadas como ganaderas, que atienen exclusivamente a intereses sectoriales o personales, sin prestar atención a criterios ambientales ni de sostenibilidad. Estas autorizaciones se caracterizan por contravenir impunemente las propias normativas que dan sentido a estas Administraciones.

EAC destaca el gran valor ambiental de toda la franja costera centro occidental de Cantabria, en la que todavía es posible encontrar enclaves alejados de las edificaciones a pie de costa, basadas en modelos urbanísticos especulativos, y con presencia de valores ambientales de enorme importancia. Estos enclaves ya han desaparecido en la mayor parte del resto del litoral de la Comunidad Autónoma, encontrándose esta zona en serio riesgo, dada la falta de compromiso por parte de la Administración para protegerlos adecuadamente. Buena prueba de ello es que este tramo de costa ni siquiera se han incluido como propuesta para el nuevo Catálogo de Paisajes Relevantes. desafortunada e injustificada decisión que EA espera que sea rectificada urgentemente.

EAC insta al Ayuntamiento de Santillana del Mar a realizar un estudio minucioso de los recursos naturales contenidos en su Término Municipal, con el fin de determinar los valores ambientales presentes, y poder así establecer medidas de protección eficaces que aseguren su perdurabilidad en el tiempo, a la vez que se evitan situaciones como la que actualmente se está juzgando. EAC recuerda que estos valores ambientales son el sustento para mantener a buena parte de los negocios hosteleros, que basan su oferta en la conservación de su patrimonio ambiental.

Noticias relacionadas