Aumenta el número de personas que viven solas: Cantabria a la cabeza con un 27,4% de hogares

El número de personas que vive sola en España aumentó en 2016, según la Encuesta de Hogares que elabora el INE. Hay 4,6 millones de personas que vive sola. El 25,2% de los hogares están formados por una sola persona.

Enviar a un amigo
05-04-2017

El número de hogares en España volvió a aumentar durante el año 2016 y alcanzó los 18.406.100 como valor medio, lo que supuso un 0,3% más que en el año anterior (59.900 hogares más).
Durante 2016 la población residente en viviendas familiares se incrementó un 0,1%, mientras que el tamaño medio de los hogares disminuyó hasta 2,50 personas por hogar.


Los hogares más frecuentes en 2016 volvieron a ser los formados por dos personas (30,5% del total). Le siguieron los unipersonales (25,2%), aunque la población incluida en estos sólo supuso el 10,1% del total.
Por su parte, los hogares de cinco o más personas constituyeron el 5,7% del total. Su tamaño medio fue de 5,3 personas y concentraron al 12,1% de la población.

Los hogares más pequeños (de una o dos personas) volvieron a crecer en número. El mayor incremento se dio en los de una persona, que aumentaron un 1,2% hasta alcanzar los 4.638.300 como valor medio de 2016, lo que supuso el 25,2% del total de hogares.


Los hogares de dos personas crecieron un 0,2%, y los de tres y los de cuatro se incrementaron un 0,1% cada uno. Por el contrario, los hogares de cinco o más personas fueron los únicos que disminuyeron (–0,8% respecto a 2015).


Hogares unipersonales
En España había 4.638.300 personas viviendo solas en el año 2016. De esta cifra, 1.933.300 (un 41,7%) tenían 65 o más años. Y, de ellas, 1.367.400 (un 70,7%) eran mujeres.
En cuanto a los hogares unipersonales de menores de 65 años, el 59,0% estaban formados por hombres y el 41,0% por mujeres (1.595.800, frente a 1.109.300).
Comparando con los valores medios de 2016 y 2015, el número de personas que viven solas se incrementó un 1,2% (54.100 más).


Cabe destacar que los hogares unipersonales de personas de 65 y más años aumentaron un 4,0% respecto a 2015. Por el contrario, los formados por personas menores de 65 años disminuyeron un 0,7%.
Por sexo, los hogares unipersonales de mujeres crecieron un 0,1% y los de hombres aumentaron un 2,5%.


Hogares monoparentales
Los hogares monoparentales, es decir, los que están formados por uno solo de los progenitores con hijos, estaban mayoritariamente integrados en 2016 por madre con hijos (1.591.200, el 81,0% del total, frente a 373.700 de padre con hijos).
En dos de cada tres hogares monoparentales (66,1%) el progenitor convivía con un solo hijo.


El número de hogares formados por madre con hijos aumentó un 3,2% respecto a 2015, mientras que el de padres con hijos lo hizo un 5,1%. En conjunto, crecieron un 3,6%.
En un 40,6% de los hogares de madres con hijos ésta era viuda, en un 35,3% separada o divorciada, en un 12,1% soltera y en el 11,9% casada.


Por edad, el 78,0% de los hogares de madre soltera con hijos estaba formado por mujeres de 35 o más años.
En una tercera parte de los hogares monoparentales (34,4%) el progenitor tenía 65 o más años, mientras que no llegaban al 5,0% los que tenían menos de 35 años.
En el 18,4% de los hogares de padre con hijos los progenitores eran menores de 45 años, mientras que en los de madres con hijos este porcentaje fue del 24,1%.


Emancipación: personas entre 25 y 34 años
Más de un tercio de las 5.533.100 personas entre 25 y 34 años todavía no se había independizado en 2016.
El 54,1% de los jóvenes entre 25 y 29 años vivían con sus padres o con alguno de ellos. Para las personas de 30 a 34 años este porcentaje se reducía hasta el 23,4%.
La forma más frecuente de convivencia para edades entre 30 y 34 años era la pareja (el 33,7% del total vivía con hijos y el 21,4% sin ellos).