Avalancha de reclamaciones por las cláusulas suelo de las hipotecas en Cantabria

Las organizaciones se encuentran "desbordadas" desde que el pasado día 21 de diciembre se publicó la sentencia del Tribunal Europeo que obliga a las entidades financieras a devolver el dinero cobrado por las cláusula abusivas

Enviar a un amigo
05-01-2017

CANTABRIA24HORAS.COM

Expertos en derecho en todo lo relacionado con las cláusulas suelo han presentado una reclamación extrajudicial ante varias entidades financieras de la región para que éstas apliquen la sentencia del Tribunal Europeo que afecta a más de un millar de reclamaciones hipotecarias por importe de siete a nueve millones de euros, según han destacado fuentes competentes. Este movimiento se produce en medio de una avalancha de consultas que los afectados por cláusulas suelo en Cantabria están dirigiendo a la banca, a las asociaciones en defensa de consumidores y a los despachos jurídicos para intentar recuperar su dinero.

Las organizaciones se encuentran "desbordadas" desde que el pasado día 21 de diciembre se publicó la sentencia del Tribunal Europeo que obliga a las entidades financieras a devolver el dinero cobrado por las cláusula abusivas y eliminar las mismas en los contratos hipotecarios.

En Cantabria las entidades financieras más señaladas por los reclamantes son Liberbank, Banco Bilbao-Vizcaya, Sabadell, Popular y Caixabank.

Igualmente en las dos últimas semanas, las asociaciones de consumidores vienen atendiendo a personas que desconocían que tenían cláusula suelo en su contrato hipotecario, la cual podría afectar al menos a unos diez mil cántabros.

Varios juzgados españoles están empezando a fallar también a favor de quienes reclaman contra las cláusulas que obligan a los prestatarios a correr con todos los gastos de formalización (notario, registro...) e impuestos asociados a la hipotecas.

POSICIÓN DE ADICAE

Pese a los anuncios de que el pasado viernes 30 de diciembre el Consejo de Ministros aprobaría alguna medida para facilitar la devolución a todos los hipotecados de las cantidades indebidamente pagadas por las cláusulas suelo, finalmente el Gobierno ha pospuesto cualquier iniciativa para más adelante.

Esta circunstancia se produce en un contexto de creciente confusión entre los afectados, una confusión que parte de una banca que, tras incumplir la legislación durante años y defraudar a los hipotecados, se mantiene en una posición 'cerril' que expresa su carácter 'criminal' y pone de manifiesto su nula voluntad de asumir lo que la Unión Europea, el Tribunal Supremo, y múltiples sentencias en toda España han dejado claro: todas las cláusulas suelo adolecen de falta de transparencia y son nulas.

Y lo son, no porque se haya declarado abusiva la propia naturaleza de la cláusula, sino la forma abusiva y no transparente en que todas fueron comercializadas. La Justicia -empezando por cinco sentencias del Tribunal Supremo- así lo ha demostrado de forma contundente tras analizar los contratos tipo que se comercializaron, contratos de adhesión en los que la entidad no daba lugar a la negociación.

Muestra de ello es que el propio Juzgado de lo Mercantil 11 de Madrid, en la sentencia dictada en la macrodemanda impulsada por ADICAE, haya analizado las cláusulas suelo de 101 entidades y concluido que en todas ellas concurren las condiciones para ser declaradas nulas, extendiendo esta consideración a cualquier cláusula que fuese "sustancialmente igual" a las analizadas.

Para ADICAE es evidente que en este contexto de confusión las demoras en la adopción de iniciativas razonables benefician a la banca, que apuesta por la judicialización del problema a sabiendas que en esas condiciones solo un pequeño porcentaje de los afectados reclamará los derechos que tiene reconocidos. En otras palabras, la banca ha hecho números y considera que lo que le interesa es discutir en los tribunales el asunto, aun a sabiendas de que cada discusión obtendrá un mismo resultado: la nulidad de la cláusula y la devolución íntegra de lo defraudado.

En el fondo la banca se parapeta en un falso debate sobre el carácter transparente de sus cláusulas, en cuestiones más que zanjadas por la Justicia, con el único objeto de confundir a la ciudadanía y la sociedad y así 'escurrir el bulto'.

ADICAE seguirá urgiendo a las fuerzas políticas a impulsar e implementar fórmulas extrajudiciales que eviten que se emplace a los afectados a los tribunales como única vía para garantizar el respeto a sus derechos y obtener un resarcimiento ya declarado por la justicia, reiterando la necesidad de que el enfoque de cualquier medida se guíe por el carácter universal, colectivo y rápido y que se dote de las suficientes garantías para evitar un nuevo engaño sobre el que viene cometiendo la banca desde hace años en este asunto, contando para ello con las Asociaciones de Consumidores y Usuarios, que hasta el momento no han sido llamadas al diálogo y a la búsqueda de soluciones pese a representar al conjunto de los hipotecados.