CANDIDATURA DE ESLES DE CAYÓN A PUEBLO DE CANTBRIA 2017

Un repaso por un pueblo que es cuna de grandes biografías que Cantabria ha dado a España, casas señoriales blasonadas, jardines, rincones de gran valor y belleza, además de un hayedo que le aporta un bien ecológico extraordinario

Enviar a un amigo
19-07-2017

Un repaso por un pueblo que es cuna de grandes biografías que Cantabria ha dado a España, casas señoriales blasonadas, jardines, rincones de gran valor y belleza, además de un hayedo que le aporta un bien ecológico de extraordinaria dimensión.

LA CANDIDATURA a Pueblo de Cantabria 2017 de Esles de Cayón tiene múltiples motivaciones, encabezadas por sus ciudadanos y el alcalde de Santa María de Cayón.  A unos doscientos cincuenta metros de altitud y a pocos kilómetros de la capital municipal, Sarón,  cuenta con una población aproximada de trescientos habitantes. Esles es, sin duda, una de las poblaciones más históricas de Cantabria y la identidad con esa historia de sus ciudadanos representa una palanca importante que avala, con sus viejas casona y belleza en general, su candidatura.

Se trata del pueblo más importante, desde el punto de vista arquitectónico, de todo el municipio de Santa María de Cayón que presenta, en su conjunto, una población de unos diez mil habitantes. En este histórico pueblo se pueden ver numerosas casas señoriales blasonadas ubicadas en amplios jardines, alternadas con casas tradicionales. En Esles nacieron glorias cántabras que escribieron grandes páginas de la historia nacional, como el brigadier de la marina Juan Antonio Gutiérrez de la Concha (1760-1810).

Es en su barrio La Calle, junto a una vieja bolera, el lugar donde se levanta la casa donde nació el Brigadier de Marina Juan Antonio Gutiérrez de la Concha, que acompañó a Antonio Malaspina`en la "vuelta al mundo" a finales del siglo XVIII y regentó importantes cargos de gobierno a lo largo del XIX. La casa es de piedra de sillería y tiene un arco en la fachada. Sobre uno de los machones aparece el blasón de esta familia y una inscripción que hace referencia al personaje que allí nació.

Otra magnífica casa solariega presenta en la fachada un gran escudo con las armas de Gutiérrez, Concha y Montero. En el barrio El Arroyo encontramos otra casa solariega, construida en 1821 sobre el solar de una antigua torre de los González-Camino. Tiene un amplio balcón corrido sobre un arco y, en uno de los machones hay un escudo con las armas de González-Camino-Güemes y Cotero, mientras que en el otro aparece un reloj de sol.

Debemos destacar, igualmente, a finca Cotubín de la que sobresalen sus amplios jardines que bordean la capilla y la casa, construida en 1860. Esta finca pertenece a la familia González-Camino, en la que destaca como personaje ilustre el general Fernando González-Camino y Aguirre, jefe de estado mayor del gobierno central durante la última etapa franquista, fundador en los años setenta del CESEDEN (Centro Superior para los Estudios de la Defensa Nacional).

De Esles fue también originario el actor y director de cine, que se afincó en Méjico, Ramón Pereda (1903-1986). El pintor madrileño Por su parte, Fernando Bermejo (1949) está vinculado a esta histórica población desde hace años.

La iglesia parroquial de Esles se levantó en el siglo XVII, contando con  una torre construida en piedra arenisca a comienzos del siglo XX y dispone de un gran retablo en su interior, también existen diversas capillas y ermitas de los siglos XVI al XVIII en el conjunto urbano.

Entre los primeros vestigios arqueológicos que nos pueden confirmar la existencia de pobladores en su área de influencia, destaca la existencia de un hacha pulimentada sin adscripción cronológica concreta. Las primeras referencias documentales se refieren a la Alta Edad Media, concretamente a los primeros años del siglo VIII, cuando la llegada de gentes de Castilla, favorecida por los planes Repobladores de Alfonso I (hijo del duque Pedro de Cantabria), casado con Hermesinda, hija de Pelayo, pobló la mayor parte de las tierras de la actual Cantabria.

En el 811, aparece documentado el monasterio de San Vicente de Fístoles, de tipo dúplice, lo que confirma un poblamiento anterior. En el 816, el conde Gundesindo dona a San Vicente propiedades que llegan hasta el mar, y enumera algunas iglesias como las de Arce, Velo, Orduña, Liencres, Mortera, "Val de Cayón" o Santa María de Cayón, Sobarzo, Liérganes, entre otras.

En el mismo barrio se encuentra la capilla de San Antonio Abad, construida en 1670 bajo la advocación de Nuestra Señora del Patrocinio. Fue erigida por Lorenzo Montero de la Concha, cuyas armas están presentes en el escudo que preside la espadaña y en la portada del solar que se sitúa frente a la misma.

En el barrio La Portilla está el solar del filósofo, abogado y escritor Marcial Solana González-Camino. A su entrada nos recibe una gran portalada coronada con un escudo que da paso a la majestuosa casa señorial cuya fachada está presidida por dos escudos más. Uno de ellos no tiene armas labradas y en el campo aparece un reloj de sol. El otro escudo representa las armas de González-Camino, Güemes y Cotero. A escasos metros está la finca La Cueva, tras ella, junto al arroyo de Vallenares y a los pies de un pequeño hayedo, está la Iglesia Parroquial de San Cipriano, del siglo XVII, aunque la torre corresponde a 1920. En su interior existen tres retablos de gran interés artístico, al igual que algunas imágenes y la pila bautismal.

Concluyendo, Esles de Cayón presenta belleza interior, ciudadanía, historia, identidad, además de ser el "terruño" de glorias que esta comunidad ha dado a España. Es decir, lo tiene todo para ser declarado Pueblo Cantabria en este año 2017.

CANDIDATURA

Esles es, a juicio de muchos visitantes,  el pueblo más bonito de Santa María de Cayón, pero aspira a serlo de Cantabria, en la presente edición del premio Pueblo de Cantabria 2017. El Ayuntamiento de Santa María de Cayón ha anunciado que se redactará un proyecto para presentar la candidatura y optar así a un premio de 150.000 euros. Este premio permitirá invertir en obras de rehabilitación de este emblemático conjunto histórico, rural y señorial de Santa María de Cayón.

El Premio Pueblo de Cantabria 2017 fue convocado por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda el 15 de mayo, al que pueden concurrir destinada ayuntamientos y entidades locales con una población inferior a mil habitantes.

La Consejería de Obras Públicas ha previsto que el importe económico asignado al premio alcanza este año los 150.000 euros (10.000 más que en 2016), de los cuales el ganador del certamen optará a un premio de 130.000 euros y el resto, 20.000 euros, se repartirá a partes iguales entre las localidades que queden entre segundo y tercer lugar. En este último caso con la finalidad de contribuir a mitigar los gastos e inversiones realizadas como consecuencia de la presentación de candidaturas e incrementar y fomentar la competencia entre los Ayuntamientos y las entidades locales.

Para presentar la candidatura el equipo de gobierno de Santa María de Cayón ha encargado al paisajista y vecino de Esles, Luis González Camino, el proyecto de actuaciones de mejoras del pueblo.

Esles no solo reúne las condiciones poblacionales, no supera los 300 habitantes, sino que posee un conjunto arquitectónico rural, mezclado con casas señoriales y blasonadas que lo hacen único, además de contar con una historia relevante.

A la par, nada despreciable es poder visitar el núcleo urbano, donde habitaron personajes históricos como el brigadier de Marina Juan Antonio Gutiérrez de la Concha, que acompañó a Antonio Malaspina en una expedición científica en la que dieron la vuelta al mundo a finales del siglo XVIII.

Pero la casa del brigadier no es la única que merece la atención, hay otros conjuntos como La Finca Cotubín, que merecen la pena ser visitadas, así como el patrimonio religioso, con un buen ejemplo en la capilla de San Antonio Abad, construida en 1670 bajo la advocación de Nuestra Señora del Patrocinio.

El premio Pueblo de Cantabria lleva ya diez años vigente, ya que aunque su primera edición fue en 2005, se suspendió dos años. Las anteriores localidades que se alzaron con el primer puesto del mismo fueron Novales (Alfoz de Lloredo, 2005), Caviedes (Valdáliga, 2006), Puente Viesgo (2007), Mazcuerras (2008), Udalla (Ampuero 2009), Tudes (Vega de Liébana, 2010), Barcenaciones (Reocín, 2012), Villaescusa y sus cigüeñas (Campoo de Enmedio, 2014), y la última localidad que recibió éste galardón fue Cosío, situada en el municipio de Rionansa.

 

EL HAYEDO DE ESLES, RUTA Y RECORRIDO

Esles de Cayón perteneciente al municipio de Santa María de Cayón, cuenta en las proximidades con un hayedo que está considerado uno de los más singulares del norte de España, por la escasa altitud a la que se encuentra (apenas 500 metros) y su buen estado de conservación. En este sentido, puede señalarse que conserva algunos impresionantes ejemplares de haya.

Sobre este hayedo que representa el “gran pulmón” de estos parajes, es necesario reseñar su alto valor ecológico y natural, destacando que su núcleo boscoso presenta una gran belleza por el tamaño, antigüedad y, en muchos casos, caprichosas formas de los ejemplares.

La ruta para llegar al hayedo es bien sencilla ya que hay que tomar una carretera que, ascendiendo entre prados, lleva hasta este insólito paraje. Tras atravesarlo, se puede volver al punto de partida por otra carretera diferente. El recorrido total es de unos 7 kilómetros con 320 metros de desnivel, que transcurre por carretera asfaltada y senderos de tierra.

 

Se inicia el recorrido en el barrio “La Calle” donde vemos una hilera de casas con balconadas de madera y forja precedidas por una casa blasonada donde nació y vivió el ilustre brigadier de marina, Juan Antonio Gutiérrez de la Concha y Mazón, que ostentó el cargo de regidor en el virreinato de Argentina.

Seguimos hasta una bifurcación y continuamos a la izquierda. Poco a poco subimos, ocasión para hacer un alto en el camino y recuperar fuerzas contemplando una espléndida visión de los barrios al este de la población. Pasadas varias casas a ambos lados, aparecen las primeras hayas. La tercera curva de la carretera nos descubrirá a nuestra derecha una pista forestal que nos adentrará en el hayal, en cuya penetración tenemos que adaptar nuestros sentidos en relación a las condiciones de luz y humedad que proporciona este singular bosque. Durante este trayecto, el visitante disfruta de las majestuosas hayas revestidas de un verde intenso, manto de algas y musgos.

 

 

Después de unos metros de recorrido el bosque se aclara y lo dejamos a nuestra espalda siguiendo la pista entre prados y cabañas pasiegas. Durante un rato veremos prados cubiertos de helechos y descenderemos a un cruce de carreteras. Continuamos a nuestra derecha descendiendo entre explotaciones ganaderas, con una amplia vista del municipio de Santa María de Cayón. En esta bajada vemos a nuestra derecha un camino más estrecho bordeado de estacas, por donde descendemos en zigzag entre casas rehabilitadas. Una vez llegamos a la vaguada seguimos a la derecha por una carretera estrecha que nos lleva de vuelta a Esles.

 

Una excursión corta que nos permite ver de cerca ejemplares arbóreos de gran valor. Así es este gran hayedo de Esles de Cayón.