Carmona confía en un pacto de negociación colectiva inmediato con "la mayor parte" de las reivindicaciones sindicales

El secretario general de UGT en Cantabria preside hoy el cuarto comité regional del sindicato desde que accedió al cargo

Enviar a un amigo
13-06-2018

El secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, mostró hoy su confianza en un acuerdo estatal de negociación colectiva inmediato que "recoja la mayor parte de las reivindicaciones sindicales", incluida la propuesta del sindicato ugetista de un salario mínimo de convenio de 1.000 euros mensuales en 14 pagas anuales.

"Hemos desconvocado las movilizaciones previstas el próximo 16 de junio para dar un respiro a la negociación porque en las últimas semanas ha habido un acercamiento de posturas con la patronal", agregó el responsable regional de UGT, que matizó que "en todo caso, el preacuerdo que se pueda alcanzar será consultado con los delegados del sindicato en distintas asambleas". 

Carmona realizó estas declaraciones poco antes de iniciarse el Comité Regional de UGT en Cantabria, el cuarto máximo órgano entre congresos del sindicato desde que accedió al cargo en mayo de 2016.

El secretario general de UGT aludió también al diálogo social en Cantabria, del que se mostró satisfecho porque "las mesas de negociación se reúnen con normalidad, algunas con más aciertos que otras, y está cogiendo un impulso especial la del Nuevo Patrón de Crecimiento".

En referencia a esta última mesa de negociación de la Concertación Social cántabra, Carmona se mostró "especialmente contento" porque "la inclusión de Cantabria como una de las 10 regiones europeas del proyecto piloto comunitario de transición industrial está incentivando este foro de negociación, en el que es sumamente importante que todas las consejerías del Gobierno tengan un espacio común en el que compartir sus estrategias de futuro porque no pueden actuar como compartimentos estancos".

"La participación en este proyecto europeo permite contar con recursos para desarrollar la mesa del Nuevo Patrón de Crecimiento, por lo que tenemos muchas esperanzas de que dé buenos resultados", recalcó el sindicalista.

Sin cambios en la hoja de ruta

El secretario general de UGT precisó que su sindicato no piensa cambiar su hoja de ruta por la llegada del nuevo Gobierno socialista a la Moncloa, aunque reconoció que "antes todo apuntaba a que en septiembre se podía convocar una huelga general que ahora no tendría mucho sentido porque no sería de recibo convocársela a un nuevo Gobierno que acaba de estrenarse.

De todos modos, Mariano Carmona insistió en que UGT no cambiará su hoja de ruta "mientras no haya medidas concretas porque la nuevo Gobierno le vamos a pedir lo mismo que al anterior", aunque reconoció que el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez "parece que quiere entablar negociaciones en cuestiones importantes como las pensiones, la reforma laboral, la Ley Mordaza o Cataluña".

"Si algo ha lastrado al Gobierno del PP, además de por la corrupción, es por su falta de diálogo, algo que sí parece que tiene el nuevo Gobierno socialista, aunque van a tener para ello dificultades porque los números  en el Parlamento son los que son", añadió el secretario general de UGT en Cantabria.

 

Adaptación a nuevas formas de trabajo

Carmona recordó que una de las cuestiones que abordará el Comité Regional de UGT será la adaptación del sindicato a nuevos modelos de trabajo como las plataformas multimedia porque "no podemos hacer el mismo sindicalismo que hace 130 años cuando empezamos a andar".

Además, como suele hacer el máximo órgano entre congresos del sindicato ugetista en Cantabria, se analizará la evolución de la afiliación y de los resultados en las elecciones sindicales desde el anterior comité regional celebrado a principios de este año.

En este sentido, según los datos estadísticos que se debatirán hoy en el máximo órgano entre congresos del sindicato, UGT se mantiene como primera fuerza sindical de la región en el último cuatrienio con un total de 1.511 delegados, el 38,3% de los 3.948 elegidos en este período y 228 ó 5,8% más que los 1.283 del segundo sindicato de la región, CCOO.

Además, UGT cuenta con 18.291 afiliados activos o al corriente de pago en sus cuotas (a 11 de junio de 2018), según los datos aportados por la Secretaría de Organización al comité regional del sindicato.