CCOO amenaza con movilizaciones si Revilla "incumple lo pactado con la modificación de convenio con unos 900 trabajadores”

La sección sindical de CCOO en el Gobierno de Cantabria ha denunciado que los preacuerdos alcanzados con el Comité el año pasado siguen paralizados

Enviar a un amigo
15-02-2019
A la sección sindical y a los delegados y delegadas del Comité de Empresa de Comisiones Obreras (CCOO) en el Gobierno de Cantabria se les ha acabado la paciencia y han anunciado movilizaciones si el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no cumple con unas promesas que afectan a unos 900 trabajadores y trabajadoras de su Gobierno dependientes del ICASS y de las Consejerías de Obras Públicas y de Educación, entre otros.

En rueda de prensa, Javier González y Carmen Ortega, secretario general de la Sección Sindical y delegada del Comité de Empresa de CCOO en el Gobierno de Cantabria, respectivamente, han señalado que la dejadez viene desde hace tiempo y que ha sido el Comité de Empresa y la Junta de Personal del Gobierno de Cantabria quienes, por unanimidad, han intentado acelerar el proceso solicitando reuniones directas con el presidente y la vicepresidenta regional, Miguel Ángel Revilla y Eva Díaz Tezanos respectivamente, ante la dejadez de las Consejerías afectadas.

Las reivindicaciones laborales tienen dos aristas principales: una económica, que en su conjunto no supera el millón de euros, y otra que no supone coste económico y que afecta a modificaciones en un convenio colectivo que está caducado y que se viene prorrogando desde 2010.

Así, en lo referente a las acciones que no suponen ningún coste económico, Revilla se comprometió a solucionarlas en una semana tras la reunión del pasado 23 de enero. Revilla ordenó a la Consejería de Presidencia que se volviera a reunir con los sindicatos el 6 de febrero para zanjar el asunto. Sin embargo, una vez en la reunión, en vez de dar luz verde a los acuerdos pactados, la Consejería de Presidencia pretendía volver a iniciar las negociaciones, lo que motivó que CCOO abandonara la reunión.

Por su parte, los asuntos pendientes que requieren incremento económico y que ya tenían compromiso de solucionar por parte de Revilla están relacionados con los preacuerdos de Vialidad Invernal y del complemento singular del puesto para los trabajadores de atención a la dependencia del Instituto Cántabro de Servicios Sociales de Santander y Laredo. “Revilla dijo que aquellos preacuerdos que están firmados por los sindicatos se convertirán en acuerdos. Busquemos fórmulas para que Hacienda tenga que certificar que lo que se pide como subida de masa salarial sea legal y viable”, ha recordado Javier González citando textualmente las palabras del presidente.

Hay que recordar que los preacuerdos del ICASS y de Vialidad Invernal, firmados en junio y en abril de 2018, respectivamente, venían a paliar la discriminación salarial de los trabajadores y trabajadoras de los centros de Atención a la Dependencia en el primero de los casos y para dignificar las condiciones del personal, en el segundo de los casos.

“Estos preacuerdos no se han llevado a efecto”, ha criticado González, que ha anunciado una reunión el próximo lunes de los sindicatos con representación en el Gobierno de Cantabria para debatir las acciones o movilizaciones a poner en marcha.

A esto hay que añadir otros conflictos que siguen coleando como el de Planes Hidraúlicos, Subalternos de los centros educativos, fotógrafos del Gobierno, conductores de consejeros, imprenta regional, etc.