Comienzan las movilizaciones en el sector del metal

UGT y CCOO inician movilizaciones en el sector del metal para forzar a la patronal a respetar lo acordado en la subrogación. Las federaciones de industria de ambos sindicatos convocan una manifestación y tres días de huelga.

Enviar a un amigo
Comienzan las movilizaciones en el sector del metal 11-10-2018

La Federación de Industria, Construcción y Agro (UGT-FICA) y la Federación de Industria de CCOO anunciaron hoy el inicio de movilizaciones en el sector siderometalúrgico de Cantabria por el conflicto surgido en el nuevo convenio colectivo regional por la cláusula de subrogación, que impidió que se rubricara el pasado 8 de octubre un principio de acuerdo alcanzado por sindicatos y la patronal Pymetal tras ser modificad su texto a última hora.

Según precisaron en una rueda de prensa Carlos Meneses (UGT) y César Conde (CCOO), responsables de Acción Sindical de las federaciones de industria de ambos sindicatos, del 26 de octubre al 5 de noviembre se han convocado asambleas comarcales para informar a los trabajadores del sector, el domingo 11 de noviembre una manifestación en Santander (Numancia-Plaza Porticada, a las 12 horas) y el 16 de noviembre se celebrará una asamblea conjunta de delegados previa a tres días de huelga programados los días 20, 22 y 27 de noviembre.

"Estamos de acuerdo con el preacuerdo que se alcanzó el pasado 25 de septiembre y si Pymetal respeta lo que se acordó en su momento con la subrogación, no tendremos problemas en firmar el nuevo convenio colectivo", puntualizó Meneses, quien recordó que todas las actas de las reuniones de negociación confirman que "la patronal lo cambió todo a última hora y planteó una nueva cláusula de subrogación con casos inaceptables y que en ningún momento se llegaron a proponer durante dos años de negociaciones".

En este sentido, el responsable regional de Acción Sindical de UGT-FICA, explicó "durante toda la negociación la patronal ha sabido perfectamente qué planteábamos los sindicatos en la subrogación y hasta después de alcanzarse el preacuerdo parecían tenerlo claro", tras reiterar que "lo que propone ahora la patronal es del todo inaceptable"

Subrogación excluyente

Meneses recalcó que "se ha pasado de una cláusula de subrogación para el 100% de las plantillas de contratas y subcontratas a un planteamiento de la patronal que excluye a la gran mayoría de los trabajadores afectados porque de hecho Pymetal quiere excluir del acuerdo a los de numerosas empresas, incluidas las de menos de 10 trabajadores, a determinadas categorías profesionales y limitar al máximo la subrogación con requisitos de antigüedad de entre uno y dos años".

"No es admisible que haya trabajadores que se puedan subrogar y otros no en un mismo sector y, de hecho, una cláusula así no la hay en ningún otro sector y ni siquiera en ninguno de los convenios colectivos del metal que tienen integrada la subrogación", agregó Meneses, tras recordar que "en el convenio de la limpieza o en el de la seguridad privada, como es lógico, la subrogación es para todos los trabajadores".

Por su parte, el responsable regional de Acción Sindical de la Federación de Industria de CCOO insistió en que "con las movilizaciones, vamos a intentar convencer a la patronal que lo que ha hecho es una ataque directo a la línea de flotación de la negociación colectiva".

"Si Pymetal hubiera respetado el principio de acuerdo, el nuevo convenio colectivo hubiera sido aceptado en las asambleas de trabajadores por amplia mayoría pero después de los cambios que hicieron en la cláusula de subrogación, está claro que ahora es rechazado masivamente", subrayó Conde.

El portavoz de CCOO advirtió que "no vamos a permitir este tipo de juegos y no renunciaremos bajo ningún concepto a una subrogación especialmente importante en un sector como el del metal porque nos permitiría generar estabilidad para las contratas y subcontratas".

"En lo salarial estamos de acuerdo pero un convenio es un todo y no vale únicamente una parte de él" agregó Conde, tras matizar que "durante la crisis se han perdido más derechos que salario, y por eso, no podemos renunciar a lo pactado en su momento en el preacuerdo".