Díaz Tezanos presenta para 2017 un presupuesto de más de 404 millones destinado a “reactivar la economía y recuperar el Estado de Bienestar”

La vicepresidenta ha asegurado que las cuentas de su departamento priorizarán la generación de empleo y la apuesta por políticas de inversión social

Enviar a un amigo
05-01-2017

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha presentado hoy el Presupuesto de su departamento para 2017, que asciende a 404.114.982 euros, un 1,89% más que el pasado ejercicio, con los que el Gobierno persigue “reactivar la economía, recuperar progresivamente el Estado del Bienestar y reducir la brecha de desigualdad que nos encontramos al llegar al Gobierno”.

Además, la vicepresidenta ha asegurado que a la hora de elaborar las cuentas públicas el Ejecutivo ha priorizado la apuesta por aquellas políticas que contribuyen a cambiar nuestro modelo productivo y a generar empleo y continuar con las políticas de inversión social. “El Presupuesto está orientado a atender a aquellos que peor que lo están pasando con el objetivo de reducir la desigualdad social y paliar las diferencias que se han generado en la anterior legislatura”, ha declarado la vicepresidenta.

El Presupuesto de 2017 tiene un marcado acento social, ya que el gasto en su conjunto destinado a esta materia es de 1.727 millones de euros, cuando en 2016 era de 1.691 millones. El presupuesto total de políticas sociales es de 215.527.446 euros, lo que supone un incremento del 1,50%, de los que 213.781.156 euros se destinarán al ICASS y 1.746.290 euros para la Dirección General de Política Social.

El objetivo, según ha explicado, es “recuperar los niveles de calidad del Estado de Bienestar, garantizando el desarrollo de la Ley de Servicios Sociales y atendiendo de forma prioritaria y eficaz las necesidades de las personas y menores en situación exclusión social”.

De entre las partidas concretas, Díaz Tezanos ha destacado la financiación  de la Renta Social Básica, que contará con un 32,7%  más que el año anterior (28,4 millones de euros); las prestaciones económicas individualizadas para la cobertura de necesidades básicas de  personas en situación de emergencia social que ascenderán a un millón de euros y el Plan de Familias Desfavorecidas, que estará dotado con 488.500 euros. Además, el Gobierno ha previsto otros 2 millones de euros para el Fondo Extraordinario de Suministros Básicos  que se desarrollará con los ayuntamientos. Todas estas medidas se enmarcan dentro de las prestaciones sociales económicas para situaciones de carencia de recursos básicos.

Por lo que respecta a la Financiación de los Servicios y Programas Sociales Municipales de Cantabria, la vicepresidenta ha señalado, como principal objetivo, el refuerzo de los equipos profesionales. En este sentido, ha destacado: el Plan Concertado de Servicios Sociales que dispondrá, en el próximo ejercicio, de 4.210.762 euros y los Servicios Sociales de Atención Primaria en los municipios, que contarán con una dotación de 1.166.875 euros, y que se convierte, de este modo, en  la partida que tiene la mayor subida al incrementarse el 12%.

Asimismo, el Servicio de Asistencia Domiciliaria estará dotado con una cantidad superior a los 7 millones de euros y para la teleasistencia se contemplan 527.000 euros. Para el Plan de Acción de Personas con Discapacidad se han presupuestado 627.0000 euros.    

Según ha explicado la vicepresidenta el Gobierno además, en el ámbito social, se propone con estas cuentas “promover un sistema público de servicios sociales moderno, de calidad, que dé respuesta a las nuevas necesidades sociales de los ciudadanos y que esté asentado y coordinado en el territorio”, otro de los objetivos estratégicos de la Consejería para 2017.

Para ello, entre otras partidas, destinará 70 millones de euros al pago de estancias concertadas para mayores y personas con discapacidad en centros de atención diurna y residenciales, un 9,38 % más; casi 22 millones de euros a las prestaciones económicas para el cuidado en el entorno familiar a personas dependientes y más de 1,7 millones de euros para la Fundación Cántabra de Salud y Bienestar Social.

Díaz Tezanos ha destacado, dentro del Programa que desarrolla la Ley de Dependencia, la partida destinada al servicio de ayuda a domicilio con un importe de 8.600.000 euros, que reducirá en 2017 el copago e incrementará el número de horas ofertadas; y ha subrayado los 190.526 euros para el servicio de teleasistencia, un 38% más que en 2016 para financiar la gratuidad del servicio prevista para el 2017, así como el previsible incremento del número de personas usuarias del mismo.

La consejera ha explicado que la Fundación Marqués de Valdecilla dispondrá de 5.626.900 euros para el desarrollo de la función tutelar y en el ámbito de la discapacidad ha destacado una dotación de 627.000 euros.

Por último, ha señalado que el  Programa de Atención a la Infancia, Adolescencia y Familia tiene una dotación de 11.881.158 euros, destinados a la prevención y protección social de los menores en situación de riesgo o de desprotección.

La universidad, el medio ambiente y las políticas de igualdad

Díaz Tezanos ha afirmado que, además de la atención a la emergencia social y la recuperación del Estado de Bienestar, el Ejecutivo regional quiere con estas cuentas “mejorar la financiación de las enseñanzas universitarias, la investigación científica y el desarrollo económico de Cantabria; garantizar los servicios básicos de abastecimiento de agua y de saneamiento y proteger la calidad ambiental; gestionar un desarrollo urbanístico y territorial respetuoso con los valores ambientales de la región. Así como poner en marcha medidas y estrategias necesarias para luchar contra la violencia de género, recuperando las políticas de igualdad desmanteladas por el PP”.
 
En este sentido, la vicepresidenta ha asegurado que la transformación de nuestra región debe basarse en “el conocimiento, la investigación y la innovación, si queremos sentar las bases del cambio  de nuestro modelo productivo”, y ha considerado a la Universidad uno de los principales agentes de esa “transformación socieconómica”, de ahí el compromiso de dotar a la Universidad de un modelo de financiación estable.

La Consejería destinará más de 70 millones al contrato programa con la UC, lo que supone un incremento del 1,97% respecto al pasado año,  centrado sobre todo en garantizar la suficiencia financiera de la universidad (64.183.400 euros), y especialmente destaca el apoyo a  la investigación con más de 1.000.000 de euros. El plan regional de becas y el de internacionalización dispondrán de una dotación de 550.000 euros.

Junto a esto, la UNED recibirá del Ejecutivo 366.775 euros, la UIMP más de 400.000  y SODERCAN 15.058.145 millones de euros para apoyar el tejido productivo,  ayudar a las empresas cántabras en su posicionamiento en el exterior y fortalecer la I+D+I.

Entre las políticas medioambientales del Gobierno destaca, para el próximo año, la partida de 41 millones de euros para infraestructuras hidráulicas y saneamiento y 282.000 euros en control y mejora de calidad de las aguas, a lo que hay que sumar 3,8 millones de euros para actuaciones en el ámbito local.

En el ámbito de abastecimiento de agua, la vicepresidenta ha  destacado tres proyectos importantes: la renovación de  una red de distribución en Torrelavega; la construcción de un nuevo depósito en Cueto (Santander) y el nuevo depósito regulador de Cabezón de la Sal; y por lo que respecta al saneamiento se acondicionará el aliviadero de las Marismas Negras, en Astillero; se procederá a la mejora del sistema de drenaje urbano en el polideportivo Peru  Zaballa y la mejora de drenaje de diversas calles del entorno urbano, ambas en Castro Urdiales.

MARE contará con más de 24 millones de euros para la depuración de aguas residuales y 34,6 millones de euros para el tratamiento de residuos, puntos limpios y recogida selectiva, y el CIMA gestionará 2,8 millones de euros, que aumenta un 10,4%, debido a la recuperación de compromisos con determinadas entidades y al aumento del Plan Provoca, que recuperará los niveles de gasto de ejercicios anteriores (360.000 euros).

En materia de Urbanismo, las actuaciones se encaminan a “gestionar un desarrollo urbanístico y territorial respetuoso con los valores ambientales de la región”, ha indicado la vicepresidenta. El departamento que dirige Díaz Tezanos atenderá de esta manera las sentencias de derribo y así destinará más de 1.592.283 euros, una partida que será ampliable. La consejera ha recordado que en lo que va de legislatura se han pagado más de 2,1 millones de euros en concepto de daños morales e indemnizaciones patrimoniales. La partida contemplada para 2017 se incrementa un 22,49%, respecto al 2016.

Algunas de la principales partidas se destinan a financiar el PROT (428.000 euros) y distintos instrumentos legislativos urbanísticos, la infraestructura vial a través de carriles bici (870.000 euros) y el apoyo al desarrollo urbanístico de los ayuntamientos (300.000 euros).

La vicepresidenta ha explicado que la Dirección General de la Mujer e Igualdad gestionará  3.440.645 euros, un incremento del 8,6% respecto a 2016, y se atenderá preferentemente la lucha contra la violencia de género. Así, las acciones de prevención y sensibilización de la violencia de género se dotarán con 771.586 euros, un incremento del 18,20% con respecto a 2016, y  más de  un 46% respecto a 2015, y la destinada a las asociaciones de mujeres y entidades especializadas en violencia de género será de 230.000 euros. Por último en este ejercicio 2017, y dentro de esta Dirección General, la vicepresidenta  ha destacado las ayudas a las madres para el fomento de la natalidad que dispondrán de 1.650.000 euros.