Detenidos dos rumanos de un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en bares

Se trata de un grupo itinerante especializado en bares que delinquía en Burgos, Cantabria y País Vasco. Gracias a esta operación se ha podido abortar una posible ola delictiva

Enviar a un amigo
Detenidos dos rumanos de un grupo itinerante especializado en  robos con fuerza en bares 15-07-2017

El Grupo de Patrimonio de la UOPJ de Cantabria ha procedido a la detención de dos hombres de origen rumano con iniciales N.S y N.D de 37 y 29 años respectivamente, como presuntos autores de varios delitos de robo con fuerza, hechos cometidos en varias localidades de Cantabria entre los días 5 y 6 de julio de este año.

La Guardia Civil comenzó una investigación el pasado 5 de julio de 2017, al observar en la localidad de Puente San Miguel como un hombre que vestía ropa oscura y portaba una mochila era recogido por un vehículo a altas horas de la madrugada. Tras comprobar la titularidad del mencionado vehículo, se constata su relación con hechos delictivos contra el patrimonio.

Esa misma mañana, se tuvo conocimiento de la comisión de un robo con fuerza en un Bar de la localidad de Puente San Miguel, donde se sustrajo tabaco y la recaudación.

En el transcurso del operativo de vigilancia, se observa como en la noche del 6 de julio, el mismo vehículo accede a la localidad de Ganzo, donde se apean dos individuos vistiendo ropa oscura, uno de los cuales portaba una mochila.

Horas mas tarde estas dos personas subieron al mismo vehículo que les esperaba en Torres.

Con la colaboración de varias patrullas se pudo dar el alto al vehículo en la Autovía A8 donde se pudo detener a dos de los tres ocupantes y se intervino una mochila en cuyo interior había herramientas y abundantes monedas cambiadas.

El tercer ocupante pudo huir del lugar pero ha sido reconocido e identificado por la fuerza actuante.

Grupo muy activo

Las personas detenidas conformaban un grupo itinerante que delinquían en Cantabria, Burgos y País Vasco.
Gracias a esta operación se ha podido abortar una posible ola delictiva, ya que en apenas dos días el grupo ya había perpetrado dos robos con fuerza en bares.