El Frente de Estudiantes Cantabria con el comienzo de curso "sigue el contrataque"

Desde el Frente de Estudiantes exigen al nuevo consejero y su nuevo equipo que, tras este convulso comienzo de curso en lo institucional, esta situación no afecte al normal funcionamiento de los centros educativos

Enviar a un amigo
El Frente de Estudiantes Cantabria  con el comienzo de curso "sigue el contrataque" 12-09-2017

Comienza un nuevo curso escolar en Cantabria, marcado por la crisis en la Consejería de Educación con el cese del consejero Ramón Ruiz y la renuncia en bloque de los equipos de asesores y jefes de unidad  técnica, lo cual hace peligrar el puesto de trabajo de una treintena de docentes interinos con la vuelta a los centros educativos de los cargos de la Consejería.

Como estudiantes, vemos con desconcierto y preocupación  los cambios ocurridos en la Consejería de Educación,  puesto que no responden a un criterio educativo, sino a una pugna por la hegemonía dentro de un partido político.


Desde el Frente de Estudiantes exigimos al nuevo consejero y su nuevo equipo que, tras este convulso comienzo de curso en lo institucional, esta situación no afecte al normal funcionamiento de los centros educativos y que con el inicio de las clases en la educación secundaria no se den casos de ausencia de docentes en algunas aulas, como ha ocurrido durante semanas en los últimos cursos escolares.


También aprovechamos este comienzo del curso para llamar al estudiantado de todas las etapas educativas de Cantabria a organizarse en el Frente de Estudiantes, ya que es la herramienta válida ya no solo para oponerse a las injustas medidas del gobierno, sino para construir un nuevo modelo educativo.


El curso pasado demostramos que la unidad de la comunidad educativa y su lucha a todos los niveles pueden conseguir victorias siempre que demos un paso al frente y no sigamos únicamente resistiendo los ataques. Durante este curso, el FdE estará más y mejor preparado para continuar el contraataque, para luchar por la educación que soñamos.