El Gobierno aprueba los presupuestos con el objetivo de recaudar 20.000 millones más en impuestos

La ministra de Economía rebaja su previsión de crecimiento del PIB al 2,2% y ha explicado que el objetivo de déficit se ha ajustado al 1,3% del PIB. El paro no bajará del 14%.

Enviar a un amigo

Foto: Pool Moncloa/ JM. Cuadrado

11-01-2019

©Grupo DiarioCrítico

El Gobierno prevé recaudar 227.000 millones de euros mediante los ingresos fiscales, con los que sufragará el incremento del gasto social y en inversiones. Se trata de unas cuentas con marcado carácter político, ya que por ejemplo, aumenta al 18% la inversión en Cataluña, en un 'guiño' a los independentistas, pero también un carácter electoralista, dado el incremento de las partidas sociales, y teniendo en cuenta que su tramitación en el Congreso tendrá como telón de fondo las elecciones que se avecinan.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019, que llegarán la semana que viene al Congreso, donde el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene garantizada su aprobación. En busca del respaldo de los partidos independentistas, el Ejecutivo ha tenido un 'gesto' de última hora: eleva al 18% la inversión en Cataluña, tal y como solicita el Estatut.

Las ministras de Educación, Hacienda y Economía, Isabel Celaá, María Jesús Montero y Nadia Calviño han presentado las principales líneas de los Presupuestos de 2019, unas cuentas que, según dicen, "blindan el estado del bienestar" y "recuperan derechos maltratados" por el anterior Gobierno, en materia de Dependencia, Educación y Sanidad. "Estos Presupuestos avanzan hacia una sociedad más justa, sostenible y feminista, hacia la fiscalidad del siglo XXI. Garantizan la sostenibilidad de las finanzas públicas, de las políticas sociales y del Estado del Bienestar", defienden en Moncloa.

Ingresos

Los Presupuestos contemplan un aumento del 9,5% de los ingresos, hasta los 227.000 millones de euros, debido a las nuevas medidas fiscales que plantean. Una de las principales 'fuentes' de ingresos fiscales será el Impuesto de Sociedades, con el que prevé ingresar 27.579 millones, un 14% más que el ejercicio anterior. También, la conocida como 'tasa Google', el gravamen a las transacciones financieras y las subidas de impuestos a las grandes empresas: el tipo mínimo del impuesto de sociedades será del 15% para grandes empresas, y del 18% para la banca y empresas de hidrocarburos.En definitiva, el Gobierno quiere ingresar 20.000 millones más en impuestos. 

El Gobierno prevé subidas en el IRPF, de dos puntos cuando los ingresos superen los 130.000 euros y en cuatro puntos cuando se traspase la barrera de los 300.000 euros. Según el Ejecutivo, esta subida afectará al 0,4% de la población, y cifra en 328 millones de euros los ingresos.

Entre los impuestos especiales, el Gobierno suprime la bonificación del diésel, con la que espera recausar unos 670 millones y que tendrá un impacto medio de unos tres euros mensuales para el consumidor medio, el que realiza unos 15.000 kilómetros anuales, lo que supondrá unos 36 euros al año.

Moncloa también ha anunciado rebajas fiscales, por un lado en el Impuesto de Sociedades a las pymes, y por otro, del IVA en determinados productos y servicios. Así, se rebaja al 4% el IVA conocido como 'tasa rosa' para los productos de higiene femenina, y del 21 al 10% el de los servicios veterinarios. Ambas propuestas ya habían sido anunciadas por el Ejecutivo antes de presentar las cuentas.

Gastos

En el capítulo de gasto, son tres las partidas que más 'crecen' en los Presupuestos. El Gobierno destinará hasta 2.232 millones, un 59,3% más a dependencia, 7.572 millones a infraestructuras, un 40% más respecto a 2018, y aumentará un 41% los programas de ayuda para acceder a una vivienda, desde los 481 hasta los 679 millones de euros.

"El 53,7% es gasto social", ha proclamado la ministra de Hacienda. El gasto en pensiones aumenta un 6,4%, porque todas las pensiones aumentarán como mínimo un 1,6%. También se contempla la supresión del copago farmacéutico, el aumento de las becas para estudio y ayudas para material escolar en etapas obligatorias (coste de 536 millones); y el Plan de Eficiencia Energética de Hogares Vulnerables (Feder) (400 millones).

Otras medidas derivadas del acuerdo presupuestario entre el Gobierno y Podemos son la recuperación del subsidio para mayores de 52 años; la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores (coste de 315 millones) y el aumento del permiso de paternidad de 5 a 8 semanas. Además, se han reservado partidas para la conciliación como ayudas a los Ayuntamientos para poner en marcha escuelas infantiles de 0 a 3 años. En Educación destaca el aumento de becas y de ayudas para libros de texto.

Las medidas que conllevarán un menor coste serán la financiación a ciencia (273 millones), vivienda (173 millones), ayudas para el material escolar (50 millones) y comedor (25 millones), para cultura y cine (20 millones), el Pacto contra la Violencia de Género (20 millones) o las oficinas de despoblación (10 millones).

Cuadro macroeconómico

"España sigue una senda económica sólida", ha dicho la ministra de Economía, aunque ha rebajado su previsión de crecimiento del PIB al 2,2% y ha explicado que el objetivo de déficit se ha ajustado al 1,3% del PIB. Calviño ha rebajado también la previsión de creación de empleo, situando la tasa de paro en el 14%, así como la previsión de la deuda pública, al 96,9% del PIB.

El Consejo de Ministros ha actualizado el escenario macroeconómico que se incluye en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019. El Gobierno estima que la economía española crecerá este año el 2,2%, previsión inferior una décima a la incluida en el Plan Presupuestario de 15 de octubre de 2018 debido, principalmente, al mayor ajuste fiscal necesario para reducir el déficit público hasta el 1,3%.

La tendencia en el mercado laboral "sigue siendo positiva", con la previsión de creación de 800.000 puestos de trabajo en el conjunto de 2018 y 2019 y la reducción de la tasa de paro hasta el 14%.

La demanda nacional se mantiene como el principal motor del crecimiento económico, con una aportación de 2,2 puntos porcentuales en 2019. Por su parte se prevé que la demanda externa tenga una contribución negativa de -0,1 puntos porcentuales.

Se estima que en 2019 el consumo privado crezca un 1,7%. El consumo público modera su crecimiento hasta el 1,4% por el tono más restrictivo de la política fiscal requerido para cumplir el objetivo de déficit del 1,3%.

Hay que destacar el dinamismo de la formación bruta de capital fijo, debido a la fortaleza de la inversión en equipo, que se prevé que crezca a tasas del 5%, y la inversión en construcción, con un crecimiento anual estimado del 4,5%.

Por lo que respecta al sector exterior, se estima que las exportaciones de bienes y servicios crecerán el 2,8%. Por su parte, las importaciones tendrán un crecimiento ligeramente superior al 3%.

Finalmente, se prevé que la balanza por cuenta corriente siga siendo superavitaria y la economía española mantenga capacidad de financiación frente al exterior. "Este crecimiento dinámico y sostenido será compatible con una evolución contenida de los precios", ha manifestado Calviño.