El Gobierno autoriza que la Guardia Civil haga labores de control, pero sin sustituir a los trabajadores en huelga

Era un recurso que se estudiaba desde primeras horas de la mañana de este viernes, ante la situación en el aeropuerto de El Prat por la huelga de los trabajadores encargados de la revisión de pasajeros y equipajes, y que ha anunciado el ministro de Foment

Enviar a un amigo
El Gobierno autoriza que la Guardia Civil haga labores de control, pero sin sustituir a los trabajadores en huelga 11-08-2017

Era un recurso que se estudiaba desde primeras horas de la mañana de este viernes, ante la situación en el aeropuerto de El Prat por la huelga de los trabajadores encargados de la revisión de pasajeros y equipajes, y que ha anunciado el ministro de Fomento, a la una de la tarde.

Ha sido al término de la reunión del denominado Comité de Crisis, que va a continuar a lo largo de la tarde para intentar paliar los efectos de la huelga. De momento se ha acordado una mayor implicación y presencia de la Guardia Civil en las instalaciones, aunque no realizarán las laboress de los trabajadores de Eulen y se limitarán a controlar las líneas de acceso "para mayor seguridad de todos los pasajeros", cual ha adelantado Íñigo de la Serna.

Ante el agravamiento del conflicto en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, con largas colas y esperas de horas en la madrugada y primeras horas de este viernes, el Gobierno español, que ya había prometido intervenir, ha dado el primer paso para ello con la mayor presencia de guardias civiles, que se irá notando poco a poco a lo largo del fin de semana "para evitar el momento crítico del lunes", cuando hay convocado un paro total de los controladores de Eulen, como ha dicho De la Serna.

En esta reunión del Comité de Crisis -del que forman parte representantes de Fomento, de Aena, del Ministerio del Interior, de la Guardia Civil y de la Abogacía del Estado, entre otros-, se estudiaron todas las alternativas, explicó el ministro en su comparecencia alrededor de la una de la tarde antes de volver a la reunión que seguirá a lo largo de todo este viernes. La decisión más importante ha sido "comenzar a relalizar los conductos oportunos preparativos para intensificar presencia de la Guardia Civil para que se incorpore en difernte líneas de acceso para mantener el orden en las líneas de control, sin agloemraciones que pongan en riesgo la seguridad ciudadana", según sus palabras.

También, en otro orden distinto y en coordinacion con la Generalitat lel Comité decidió llevar a cabo informes para establecer la viabilidad un laudo de aribitraje obligaotioro: "Una nueva vía que se abre". De la Serna, como en dus declaraciones a las ocho de la mañana a la cadena SER, aun admitiendo el derecho de huelga que tienen, volvió a cargar contra "la falta de respeto absoluto" de los trabajadores de Eulen y del Comité de empresa" por rechazar la última propuesta de la Generalitat como mediadora.

todas las consecuencias. Así el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tiene claro el Gobierno va a estudiar "todas las medidas" y a valorar "las alternativas" para garantizar la seguridad y el orden público en el aeropuerto de la capital catalana. Entre ellas el que la Policía Nacional y la Guardia Civil se encarguen, con sus respectivos agentes, del control en los arcos de seguridad del aeropuerto.

Todo para minimizar así los efectos negativos de la huelga ante el rechazo a la última propuesta, que el titular de Fomento califica de "inexplicable". Esta propuesta de la Generalitat, en función de mediadora interesada en la solución del conflicto que será idefinido a partir del lunes, era de un complemento de 200 euros en 12 meses para los trabajadores, muy por encima de la primera oferta de Eulen de tan sólo 30 euros.

Sin embargo, el comité de empresa y los propios trabajadores de Eulen -a excepción de dos- votaron unánimente en contra, solicitando 250 euros por 15 pagas. Por lo que De la Serna, que afirma que el comité ya no es un interlocutor válido, avanzó que este viernes se celebrará en Barcelona una reunión del recién convocado Comité de Crisis, del que forman parte representantes de Fomento, de Aena, del Ministerio del Interior, de la Guardia Civil y de la Abogacía del Estado, entre otros.

En él se analizarán las medidas ya urgentes adoptar "de cara al interés general", según De la Serna, que no quiere bajo ningún concepto que los paros parciales convocados hasta el domingo se hagan indefinidos a partir del lunes, lo que significaría un colapso total. De momento, ya con esta huelga parcial las colas son interminables y los pasajeros van al aeropuerto con muchas horas de antelación para no perder los vuelos..