El Gobierno impondrá la negociación extrajudicial con las cláusulas suelo

De la negociación extrajudicial podrá derivarse o no un acuerdo. En caso de que no se alcance, los argumentos utilizados por las partes servirán de base para que los jueces dictaminen un fallo en cada caso.

Enviar a un amigo
El Gobierno impondrá la negociación extrajudicial con las cláusulas suelo 06-01-2017

El Gobierno impondrá la negociación extrajudicial entre entidades financieras y afectados por las cláusulas suelo. El Ejecutivo planea llevar al Consejo de Ministros del próximo día 13 un real decreto mediante el cual se impondrá un solución obligatoria de negociación, aunque eso no significará que los bancos tendrán que devolver el dinero de forma automática, ya que seguirán pudiendo acudir a los tribunales en caso de desacuerdo. Fuentes financieras explican que el decreto se aleja de la solución de adhesión voluntaria a un código de buenas prácticas, una alternativa con la que no estaba de acuerdo ni el sector bancario ni el PSOE.

El Ministerio de Economía ha explicado que el Gobierno ha decidido poner en marcha un "procedimiento extrajudicial" en el que se van a regular los "plazos y garantías" con el objetivo de resolver con "celeridad" las reclamaciones y reducir el recurso de acudir a los tribunales. Los detalles se están negociando estos días con los grupos parlamentarios para contar con el apoyo suficiente para sacar adelante el real decreto.

De la negociación extrajudicial podrá derivarse o no un acuerdo. En caso de que no se alcance, los argumentos utilizados por las partes servirán de base para que los jueces dictaminen un fallo en cada caso. Con este procedimiento, que avanza este jueves ABC, se pretende resolver con cierta rapidez las reclamaciones e impedir que se incremente la litigiosidad que impulsan determinados despachos de abogados y asociaciones de consumidores. En caso de acuerdo, el banco deberá devolver el dinero con arreglo a las condiciones establecidas en la resolución del Tribunal de Justicia de la UE,  que determinó la retroactividad desde la firma del contrato y no desde el 2013, como estableció una sentencia anterior del Tribunal Supremo español. Esa sentencia obliga a devolver lo cobrado de más, además de los intereses, que pueden alcanzar hasta el 4% en la mayor parte de los casos, según algunas fuentes.

CÓMO ACTUAR

Ante la falta de apoyo político, el Gobierno ha decidido trabajar en una alternativa como la que le pedía el PSOE. Este procedimiento regulará cómo deben actuar los bancos y los clientes en caso de que intenten llegar a un acuerdo privado para resolver su conflicto, y en este sentido será obligatorio para las entidades (limitará el uso de otras vías). Sin embargo, fuentes del sector apuntan que el Ejecutivo no puede obligar a los bancos a acatar esa vía extrajudicial, con lo que podrán seguir acudiendo al juez si quieren, aunque quedarán retratados ante la sociedad.

La medida que prepara el Gobierno se acerca más a la posición que sostienen las entidades financieras, pero también cumple con las expectativas de las asociaciones de consumidores que piden la vía extrajudicial como única fórmula para devolver el dinero. El departamento que dirige Luis de Guindos ha dejado de lado, así, su plan inicial de aprobar un código de buenos prácticas similar al que aprobó hace unos años para evitar los desahucios. El PSOE lo consideraba insuficiente por no ser de adhesión voluntaria para los bancos, mientras que las entidades financieras lo rechazaron porque entendían que les obligaba a devolver todo lo cobrado de más por las cláusulas suelo, impidiéndoles estudiar caso por caso para ver si eran abusivas.

Noticias relacionadas