El juez que condenó a Juana Rivas: su pasado, sus casos y sus contradicciones

Este lunes la 'SER' ha desvelado que en la sentencia contra Rivas aparecen tachados párrafos enteros que contradicen el fallo condenatorio.

Enviar a un amigo
30-07-2018
 En las últimas horas se está apuntando a la figura de Manuel Piñar, el juez que condenó a Juana Rivas a 5 años de prisión y a 6 sin poder ejercer la patria potestad de sus dos hijos. Se está buscando en su pasado, como ya ocurrió con el juez del voto particular de la sentencia contra La Manada, y se han encontrado polémicos fallos en sus casos y varias contradicciones en la sentencia a la madre coraje granadina.

Para empezar, este lunes la 'SER' ha desvelado que en la sentencia contra Rivas aparecen tachados párrafos enteros que contradicen el fallo condenatorio, ya que no es el mismo documento la sentencia en formato digital (PDF) que la enviada a los medios de comunicación en papel. Lo denunció la defensa de Rivas, que asegura que el juez de Granada plagió un estudio de otro compañero pero borrando, sin éxito, las partes que cuestionaban su propia sentencia. Ahora piden una aclaración al magistrado.

Se trata de 7 párrafos donde hay textos tachados. Uno de ellos, por ejemplo, se hacía referencia a un fallo de la Audiencia Nacional que establecía que "el progenitor denunciado por sustracción de menores no puede ser sujeto activo del delito si tiene la custodia de los hijos". Juana Rivas tenía la custodia por entonces. Una ponencia del fiscal José Miguel de la Rosa, juez en excendencia, también comparte sentencias donde se fallaba que "la jurisprudencia menor se inclina mayoritariamente por entender que para ser sujeto activo del delito es necesario no tener la guarda y custodia, de modo que el progenitor custodio nunca puede cometer el delito del art. 225 bis".

En otro párrafo se explica que "a la hora de fijar la residencia debe primar siempre el interés del menor por encima de las desobediencias judiciales o de las discrepancias entre los padres". El juez Piñar redactó la sentencia el día 18, el mismo día del juicio, desvela la 'SER'.

Sus fallos más polémicos

El juez Piñar, entre otros casos, ha sido señalado como un posible misógino que actúa con fallos judiciales contra las mujeres. Por ejemplo, acusó a la Fiscalía de impedir la persecución de falsas denuncias de maltrato. Oficialmente, las falsas denuncias en ya más de una década ha sido del 0,0075% del total. En ese mismo caso, en la sentencia, acusaba a la Fiscalía de actuar actuar "como Hitler y Stalin".

También consideraba en otro caso que los controles de alcoholemia responden a la "inquina persecutoria" de las autoridades, en lugar de considerar que buscan prevenir accidentes y evitar tragedias sociales, así como el consumo irresponsable de alcohol.

En otra sentencia rebajaba la indemnización a una mujer accidentada por considerar que su cicatriz "sólo se ve en situaciones íntimas" y afirmó que el perjuicio estético era "leve" porque dicha cicatriz podría ser "un elemento de atracción física".

Además, Piñar condenó a dos activistas del movimiento 15-M a 3 años y un día de prisión por hacer un piquete informativo durante la huelga general de 2012. Incluso los denunciantes consideraron excesiva la condena y se alinearon a favor del indulto.

La historia de Rivas y Arcuri

La ex pareja de Rivas, Francesco Arcuri, fue condenado por maltrato en 2009. La sentencia explicitaba que ella fue golpeada "repetidamente" hasta el punto de necesitar asistencia médica. Tras volver con su pareja, en 2016 Rivas viaja a Granada con sus hijos y dos meses después denuncia "malos tratos físicos y psicológicos habituales". Otro mes después, comunica a Arcuri que no regresaría. Él la responde con una denuncia por sustracción internacional de menores. Curiosamente, la denuncia por maltrato no avanzaba en sus trámites, pero la de secuestro se cursa urgentemente y se comienza a reclamar judicialmente a Rivas.