El miércoles deciden en Sierrallana si siguen con el encierro

UGT mantiene la concentración del día 29 y aguarda la decisión de los trabajadores sobre el principio de acuerdo alcanzado para resolver el conflicto

Enviar a un amigo
20-08-2018

UGT, el Servicio Cántabro de Salud (SCS) y Eurest, empresa concesionaria de la cocina y la cafetería del Hospital de Sierrallana, han alcanzado un principio de acuerdo para resolver de una vez por todas el conflicto laboral generado desde hace tiempo por los reiterados incumplimientos del pliego de condiciones de la adjudicación del servicio, sobre todo por la escasez de personal para cubrir las bajas y el deterioro de las instalaciones por falta de mantenimiento e inversiones adecuadas.

El principio de acuerdo no paraliza por ahora las movilizaciones programadas por la treintena de trabajadores afectados y el encierro indefinido convocado desde el próximo 22 de agosto para forzar a la empresa a cumplir las condiciones laborales con las que se comprometió en 2016 para realizar el servicio.

Según precisa el responsable regional de Sanidad de UGT, José María Fernández, “no es la primera vez que Eurest se compromete a solucionar los problemas para luego incumplir su palabra”, por lo que los trabajadores se volverán a reunir en asamblea este miércoles 22 de agosto para analizar la situación y comprobar si realmente la concesionaria cumple con lo pactado.

De hecho, Fernández confirmó que la concentración de protesta ante el acceso principal del centro hospitalario convocada el 29 de agosto, en coincidencia con la primera semana del encierro, “se mantiene, tal y como estaba previsto y esperamos que en ella participe todos aquellos ciudadanos que exigen un servicio público de calidad con el que Eurest se comprometió para hacerse con la adjudicación”.

“Todas las movilizaciones se convocan en defensa de las condiciones laborales de los trabajadores pero también en defensa de un servicio público de calidad”, agregó el responsable regional de Sanidad de UGT, que recordó que el principio de acuerdo recoge el compromiso de Eurest de “hacer todo lo que no ha hecho hasta ahora”.

Entre otras cuestiones, el preacuerdo estipula la contratación de personal para cubrir las bajas y siempre a través de la bolsa de empleo creada para ello, algo que la empresa concesionaria ha venido incumpliendo reiteradamente.