El PP volvería a ganar las elecciones y Ciudadanos acecha al PSOE por delante de Podemos

Si alguien esperaba que el CIS, dependiente del Gobierno, diera cuartelillo a Ciudadanos, se equivocaba. El barómetro de intención de voto refleja todavía, a día de hoy, una victoria más o menos clara del PP

Enviar a un amigo
05-02-2018

Grupo DiarioCrítico

Así las cosas, el PP ganaría de nuevo unas elecciones generales con el 26,3% de los votos, mientras que el PSOE sería segundo con el 23,1%. Ciudadanos de Albert Rivera, sin embargo, pide paso con fuerza con el 20,7% de los apoyos a nivel nacional, con lo que pisa los pies a las clásicas formaciones del bipartidismo.

En un cuarto peldaño ya están Unidos Podemos, que tan sólo conseguiría convencer al 11,6% del electorado, aunque aspira a sumar a sus 'confluencias'. Sus aliados territoriales suman los siguientes apoyos: En Comú Podem, desde Cataluña, un 3,7%; Compromís, desde la Comunidad Valenciana, un 2,4%; En Marea, desde Galicia, un 1,3%. En total, reuniría un 19% global, a un punto de Ciudadanos.

Estos datos son correspondientes a encuestas realizadas durante el mes de enero, por lo que se pudo valorar el empuje electoral que tuvo Ciudadanos en las últimas elecciones catalanas.

 

En comparación al anterior barómetro del CIS, publicado en noviembre de 2017, el PP baja del 28% al 26,3%, minándose cada vez más su hegemonía nacional. Hay que recordar que en 2016 ganó las elecciones con el 33% de los votos. Por su parte, el PSOE también baja, olvidando ya el efecto que tuvo el regreso a sus filas de Pedro Sánchez como líder. Los socialistas conseguían en el anterior estudio un 24,2% de votos y ahora sólo suma un 23,1%, perdiendo más de un punto.

Por contra, la subida de Ciudadanos es espectacular, subiendo del 17,5 a un gran 20,7 más de 3 puntos de mejoría. Y como decíamos, leve recuperación de la izquierda: Unidos Podemos, sumando a sus aliados regionales, sumaría un global del 19% cuando hace 3 meses, en esta encuesta del CIs, sólo sumaba un 18,5%.

En el plano catalán, también mejoran y de manera significativa los partidos soberanistas. ERC pasa del 2,7% al 3,4%, una espectacular subida que apenas imita el PDeCAT, que sube del 1,6 al 2,0. En cuanto al ámbito vasco, el PNV pierde una décima de apoyos, del 1,3 al 1,2, mientras que es justo lo que mejora EH-Bildu, pasando del 0,7 al 0,8% de los votos.