El PRC de Suances amenaza con 'encadenarse' para evitar el derribo de la depuradora

Quieren evitar “la sinrazón” que supone “echar abajo una instalación que costó 24 millones de euros y permitir que las aguas contaminadas de la comarca del Besaya vuelvan a inundar Suances”.

Enviar a un amigo
El PRC de Suances amenaza con 'encadenarse' para evitar el derribo de la depuradora 17-05-2017

EN LA FOTO GUILLERMO BLANCO

El PRC de Suances ha manifestado hoy su “rotundo rechazo” a la demolición de la depuradora de Vuelta Ostrera en tanto no exista una alternativa que garantice el saneamiento del municipio y evite la concentración en la ría de San Martín y en las playas de los vertidos de los 23 municipios de la comarca, con una población superior a los 120.000 habitantes.

 “Destruir una infraestructura de estas características sin antes sustituirla por otra supone un atentado ecológico de consecuencias incalculables para la zona, lo que implica cometer un delito para corregir otro, cosa que los suancinos no estamos dispuestos a consentir”. Así lo han manifestado los regionalistas tras conocer la orden dada por el Tribunal Supremo al Ministerio de Medio Ambiente para que ejecute sin demora la sentencia que determina la demolición de la depuradora, declarada ilegal por estar construida en terrenos de dominio público marítimo-terrestre.

Ante esta situación, han realizado un llamamiento a “la sensatez” y han apelado a todas las instituciones competentes para “adoptar cuantas medidas estén a su alcance en aras a evitar un daño ambiental irreparable”.

“No cuestionamos las razones urbanísticas y ambientales que han llevado a los tribunales a declarar Vuelta Ostrera ilegal, pero los daños ecológicos de su demolición sin que exista antes otra depuradora serán muy superiores, por lo que no nos podemos permitir la demolición en este momento”, han agregado.

El PRC ha reivindicado por ello el cumplimiento de las iniciativas aprobadas tanto por el Parlamento de Cantabria como por el Ayuntamiento de Suances, en ambos casos por unanimidad, y ha instado a todas las formaciones políticas de Cantabria a “movilizarse” para evitar “la sinrazón” que supone “echar abajo una instalación que costó 24 millones de euros y permitir que las aguas contaminadas de la comarca del Besaya vuelvan a inundar Suances”.

“Si hace falta encadenarse a la depuradora para evitar su derribo, los regionalistas de Suances estamos dispuestos a hacerlo”, han recalcado.

Finalmente, han hecho un llamamiento al conjunto de los cántabros para que recuerden “cómo era Suances” a consecuencia de “las aguas negras y espumosas” de sus playas con anterioridad a la entrada en servicio de Vuelta Ostrera, en la seguridad de que “no faltarán ni la solidaridad, ni los apoyos para impedir que aquella realidad terrible vuelva a repetirse”.