El PRC reafirma su llamamiento a ARCA para mantener Vuelta Ostrera con el fin de evitar “un atentado ambiental aun mayor”

El PRC suancino ha insistido en este llamamiento después de valorar las opciones que baraja el Ejecutivo cántabro, con las que se ha mostrado muy crítico por entender que suponen “un impacto ecológico y paisajístico intolerable"

Enviar a un amigo
25-03-2018

El Grupo Municipal Regionalista de Suances ha reiterado hoy su llamamiento a la asociación ecologista ARCA para que renuncie a la ejecución de la sentencia de demolición de la Estación Depuradora de Vuelta Ostrera, con el fin de evitar “un atentado ambiental aun mayor”, como el que suponen a su juicio las diferentes alternativas planteadas tanto por el Ministerio de Medio Ambiente como por la consejería de medio ambiente cántabra.

El PRC suancino ha insistido en este llamamiento después de valorar las opciones que baraja el Ejecutivo cántabro para ubicar la nueva depuradora, con las que se ha mostrado muy crítico por entender que suponen “un impacto ecológico y paisajístico intolerable para el municipio”.

En este sentido, han considerado “especialmente inconcebible” que la nueva EDAR pueda alzarse en los parajes conocidos como Hornío y Barco, donde “no sólo provocaría un daño irreparable al paisaje, sino que además facilitaría la propagación de molestias y malos olores hacia el núcleo urbano de Suances”.

A su juicio, estas dos opciones “deben ser descartadas de inmediato”, dado que la afección sería “totalmente equiparable” a la constatada en El Borroñal de Hinojedo, Vuelta Ostrera 2 ( Cortiguera ) o la Tablía, ubicaciones que despertaron “un rechazo unánime, del que participaron tanto del Ayuntamiento como el Gobierno de Cantabria”.

“Así como El Borroñal no era el sitio, y todos estuvimos de acuerdo por su incalculable valor agropecuario y de esparcimiento, Hornío y el Barco tampoco lo son”, han recalcado los regionalistas.

Con los mismos argumentos han rechazado también el emplazamiento en Cuchía y el resto de las opciones planteadas por el Ministerio y que cuentan con el reparo del Ejecutivo cántabro.

“No podemos es permitir bajo ningún concepto una aberración”, han advertido los regionalistas suancinos, para quienes “la mejor solución” a este problema es el mantenimiento de Vuelta Ostrera en su emplazamiento actual, previa renuncia de ARCA a la ejecución de la sentencia de demolición emitida por el Tribunal Supremo.