El precio de la vivienda sube un 0,5% en Cantabria durante el tercer trimestre del año

El precio del metro cuadrado en la comunidad se sitúa en 1.577 euros. En Santander los precios se han reducido un 0,1% en verano. idealista ofrece la evolución del precio por distritos en la ciudad de Santander

Enviar a un amigo
29-09-2017

El precio de la vivienda de segunda mano subió un 0,5% en Cantabria durante el tercer trimestre del año, hasta situarse en 1.577 euros/m2, según el último índice de precios de idealista, el marketplace inmobiliario de España. Si atendemos a los datos interanuales, la subida ha sido también del 0,5%.

Casi la mitad de los municipios cántabros analizados tienen precios inferiores a los registrados hace tres meses. La mayor caída es la registrada por Cabezón de la Sal, donde los propietarios piden un 3,8% menos por sus viviendas que hace tres meses. Le siguen los decrementos de Limpias (-3,6%) y Torrelavega (-3,1%). En el lado opuesto están las subidas de Ramales de la Victoria (5,5%), Ampuero (3,1%), Santoña (2,8%) y el Astillero (2,7%). En Santander el precio del metro cuadrado ha descendido un 0,1%.

Castro-Urdiales es el municipio más exclusivo de la comunidad ya que el precio de su metro cuadrado alcanza los 1.917 euros, seguido por Santander (1.868 euros/m2) y Laredo (1.812 euros/m2). Reinosa, en cambio, es el municipio más económico, con 901 euros/m2.

idealista ofrece la evolución del precio por distritos en la ciudad de Santander

Los precios suben en España

El precio de la vivienda de segunda mano en España ha terminado el verano con una subida del 2,3%. El metro cuadrado crece hasta los 1.590 euros desde los 1.554 euros a los que se cotizaba hace tres meses. En el cómputo interanual la subida es del 3,7%.

El informe del tercer trimestre de 2017 tiene un color principalmente positivo: la mayoría de los mercados suben de precio, aunque las dos velocidades también se mantienen en este escenario alcista. Mientras en algunas ciudades el crecimiento está en el entorno del 5%, en casi la mayoría de ellas los precios suben menos de un 1%, o bajan ligeramente.

Si atendemos a las Comunidades Autónomas, todas registran precios superiores a los que tenían en el mes de junio, siendo Baleares la que más ha visto crecer los precios y Asturias y Galicia las que menos.

La ciudad de Barcelona registra una subida del 1,9%, hasta dejar el precio del metro cuadrado en 4.335 euros. Si atendemos al dato interanual, los precio en la ciudad condal han crecido un 18,2% en los últimos 12 meses. Aun así, los precios siguen un 8,4% más bajos que hace 10 años, cuando explotó la burbuja inmobiliaria.

Madrid termina el tercer cuarto del año con una subida en el precio de la vivienda usada del 3,7%, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 3.160 euros. En el interanual, el incremento es del 8,9%. El descenso acumulado en la última década es del 21,7%.

También Valencia aumenta las expectativas de los propietarios de viviendas en venta. El crecimiento del 3,6% durante los tres últimos meses ha dejado el precio del metro cuadrado en 1.651 euros. Este precio está un 9% por encima que el que se registró en la ciudad hace doce meses. La caída acumulada desde el estallido es del 41,1%

En Málaga los precios han crecido un 5,2%, mientras que el crecimiento ha sido del 1,6% en Valladolid, del 1,3% en Bilbao y del 1% en Zaragoza. Sevilla es el único de los grandes mercados en los que el precio se redujo durante el verano: un 0,3%.

La mayor subida registrada por una capital se ha producido en Palma (7,3%) que se ha convertido en la primera capital española en superar los precios que registró en 2007. Le siguen Lleida (5,3%), Málaga (5,2%), Girona (4,9%) y Pamplona (3,9%). Por el contrario, Zamora y Teruel han sido las capitales de provincia más castigadas por las caídas de los precios y sus propietarios han tenido que bajar un 2,3% y 2% respectivamente. Le siguen Soria (-1,8%), Cuenca (-1,8%) y Santa Cruz de Tenerife (-1,6%).

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “el mercado inmobiliario, tanto en venta como en alquiler, se mueve por expectativas. La caída en la tasa de desempleo y la mejora económica están directamente relacionadas con el alza de los precios del sector. El optimismo ha vuelto al mercado y los precios suben de forma generalizada en todo el territorio. Sin embargo, tal y como llevamos advirtiendo desde hace más de un año, la normalización se está produciendo a dos velocidades, y mientras ya hay municipios como Palma que marcan precios máximos, en otras localidades aún se siguen registrando caídas”.

Encinar asegura que “la previsión para los próximos meses es continuista con el momento actual: 2017 se cerrará con más operaciones de compraventa cerradas que en el año anterior y un aumento en la concesión de hipotecas. También es de esperar que crezcan los visados de obra nueva, porque existen grandes zonas y áreas urbanas con stock muy limitado o inexistente”.

Aunque la tendencia en los precios se mantiene al alza, para Encinar “nada hace presagiar una nueva burbuja inmobiliaria. Estamos aún lejos de los niveles alcanzados en 2007 y las entidades financieras son ahora más cautas a la hora de facilitar créditos”.

 

El informe completo se puede descargar