El presupuesto para 2019 alcanza los 2.850 millones de euros y destina un 80 por ciento a gasto social

El Gobierno presenta a sindicatos y patronal las principales líneas de las cuentas regionales para 2019 que serán aprobadas el lunes

Enviar a un amigo
El presupuesto para 2019 alcanza los 2.850 millones de euros y destina un 80 por ciento a gasto social 09-11-2018

El presupuesto de Cantabria para 2019 ascenderá a 2.850 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,7 por ciento en gasto no financiero - 4,47 por ciento de subida global-, respecto a lo establecido este año, y destina el 80 por ciento a políticas de carácter social como sanidad, educación, políticas sociales, empleo o medidas para facilitar el acceso a la vivienda, que, en conjunto, suman más de 1.850 millones de euros.

Así lo ha adelantado el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social, en la que el Gobierno de Cantabria ha informado a los sindicatos y la patronal sobre las líneas generales del anteproyecto de presupuestos para el próximo año.

El Gobierno regional llevará el lunes el proyecto de Ley de Presupuestos al Parlamento de Cantabria, una vez que sea aprobado por el Consejo de Gobierno que se va a celebrar ese mismo día.

Sota ha señalado que las cuentas regionales del próximo año permitirán concluir los proyectos marcados al inicio de la legislatura y ha dejado claro que no incrementarán la carga impositiva a los ciudadanos. El aumento de los ingresos, ha explicado, proviene del Sistema de Financiación Autonómica y en la parte correspondiente del IVA, el IRPF y los impuestos especiales y para lo que se ha tenido "muy en cuenta" la ejecución de las cuentas de este año.

El presupuesto de 2019 "permite al Gobierno cumplir con sus objetivos, incrementa el gasto de forma moderada y es muy realista", ha remarcado Sota, quien ha asegurado que Cantabria cumplirá con los objetivos de estabilidad presupuestaria, al igual que lo hizo en 2017, siendo una de las tres únicas comunidades autónomas en hacerlo.

Globalmente, los presupuestos regionales de 2019 se incrementarán un 4,47 por ciento, lo que ayudará en gran parte a amortizar la deuda contraída por el anterior gobierno del PP, ha afirmado el consejero.

Indemnizaciones por derribos, investigación y violencia de género

El titular de Economía ha detallado que habrá presupuestos de determinadas consejerías que se incrementará por encima de la media del 2,7 por ciento para hacer frente, entre otros, a las indemnizaciones por los derribos de viviendas.

Se trata, ha dicho, de un problema "heredado", "pendiente desde hace muchos años" y que "debemos dar solución". En las cuentas regionales de la Consejería de Universidades y Medio Ambiente se incluye así una partida de 5 millones de euros para hacer frente a las indemnizaciones.

Este presupuesto da cumplimiento además al compromiso del Gobierno de impulsar la investigación y, en concreto, se prevé destinar un millón de euros al Instituto de Hidráulica.

Igualmente, ha destacado que la Consejería de Universidades contempla una partida de otros 1,5 millones de euros para la lucha contra la violencia de género, provenientes de las aportaciones del Estado en este caso.

La Consejería de Presidencia también sube su presupuesto debido a las partidas relacionadas con la organización de las próximas elecciones autonómicas y las subvenciones que reciben los partidos políticos con representación parlamentaria en este mismo ámbito.

Además, incluye nuevas partidas en materia de personal destinadas al cumplimiento del compromiso del Gobierno de volver a implantar las 35 horas de jornada laboral entre los empleados públicos en 2020 y que en 2019 serán 36.

Por último, ha apuntado que las cuentas regionales de 2019 se ajustan a una senda de déficit del 0,1 por ciento, al no haberse aprobado el 0,3 por ciento planteado por el Gobierno central en su propuesta de presupuestos generales del Estado.

En este sentido, ha criticado el veto del Partido Popular y de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, que ha supuesto que las comunidades autónomas no puedan disponer de una senda de déficit "más suave". Esto se traduce, en el caso de Cantabria, en una pérdida de recursos de unos 28 millones de euros, que se podrían haber destinado a los servicios públicos de sanidad, educación y política social, ha lamentado Sota en su intervención.