El Senado esquiva las preguntas incómodas sobre el coste de "las calenturas del Rey emérito"

En concreto, se ha negado a tramitar una pregunta de Compromís en relación a la supuesta compra del silencio de “presuntas amigas sexuales del rey Juan Carlos”.

Enviar a un amigo
06-02-2017
©Grupo Diariocrítico
 
La Mesa del Senado ha esquivado las preguntas incómodas sobre el posible uso ilícito de los fondos reservados, como ya hiciera la Mesa del Congreso ante una pregunta de Izquierda Unida. En concreto, se ha negado a tramitar una pregunta de Compromís en relación a la supuesta compra del silencio de “presuntas amigas sexuales del rey Juan Carlos”.

La Mesa del Senado no ha aceptado la pregunta escrita formulada por el senador de Compromís, Carles Mulet, dirigida al Gobierno sobre el uso de fondos de reservados para comprar el silencio de las presuntas “amigas sexuales” del rey Juan Carlos.

Interpretando que se pegunta por la figura del anterior jefe del Estado, y este no estar sujeto a control parlamentario, se veta esta pregunta, que reclama una respuesta para saber en qué se han gastado el dinero público de los contribuyentes.

La pregunta formulada en tono polémico esgrime que se ha abierto “la veda y se habla con normalidad de los supuestos silencios pagados con dinero público (vía CNI) a las amigas sexuales del monarca; cómo el dinero de los contribuyentes sirvió para silenciar a presuntas "¿prostitutas de lujo?”. “Que cada uno se pague sus vicios, y que el jefe del Estado sea votado como cualquier otro cargo público, que se acueste con quien quiera, pero que se lo pague él”, concluye la pregunta vetada de Mulet para exigir al Gobierno explicaciones sobre cuanto nos han costado “las calenturas del Rey emérito...”.

Para Mulet el hecho es de extrema gravedad. “Ante la alarma social, queremos saber si nuestro dinero, vía fondos reservados, ha sido malversado, y la Mesa del Senado, en vez de tramitar la pregunta y que sea el propio Gobierno quien valore si ha o no de responder a la misma, prefiere bloquearla de origen, en contra de las prerrogativas de los senadores como es tener acceso a este tipo de información", sostiene.