Exigen a Igual una solución definitiva por el caos circulatorio y las retenciones en la turborrotonda de Valdecilla Sur

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Cantabria considera que su ineficacia está más que demostrada tras más de ocho meses en funcionamiento

Enviar a un amigo
07-01-2019

 La Sección Sindical de CCOO en el Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Santander así como la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO en Cantabria exigen al Ayuntamiento de Santander y más concretamente a su alcaldesa, Gema Igual, una alternativa viable al “caos circulatorio” que se genera en torno a la turborrotonda de Valdecilla Sur y le piden que “ponga fin a este invento” que no ha resuelto el conflicto de tráfico de quienes entran o salen de la ciudad.

Tras más de ocho meses en funcionamiento, el sindicato denuncia que lejos de resolverse los problemas de tráfico existentes, esta infraestructura ha empeorado aún más la situación, con importantes retenciones que se suceden a diario en todos sus sentidos y direcciones. De este modo, la Sección Sindical de CC OO en el Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Santander critica que los atascos se forman para entrar o salir de Santander ya sea por La Albericia, por las calles Jerónimo Sainz de la Maza o Eduardo García, que es la que conecta con Peñacastillo, o por el vial que discurre entre Valdecilla Norte y Sur.

“El tiempo de funcionamiento de la medida, más de ocho meses, ya es suficiente para comprobar que no resuelve el problema de circulación que se genera en la zona”, ha subrayado Roberto Martínez, responsable de la Sección Sindical de CC OO en el Servicio Municipal de Transportes Urbanos de Santander. En este sentido, los conductores de los autobuses urbanos piden a la alcaldesa que les escuche y que adopte medidas con celeridad para llegar a una solución consensuada que beneficie a la ciudadanía y acabe con los atascos.

En lo que corresponde a los trabajadores y trabajadoras del TUS, el sindicato apunta que el caos circulatorio al que se someten a diario es “brutal, más cuando pasan diariamente reiteradas veces con distintas líneas de autobuses por esa zona y se encuentran constantemente con los mismos atascos”. Hacen hincapié, además, en los importantes retrasos que se ocasionan en los horarios establecidos, que llegan incluso a superar la media hora en la calle Jerónimo Sainz de la Maza, “cuando no se deberían de tardar más de 5 minutos en conectar Cuatro Caminos con la rotonda de La Marga”, ha explicado Roberto Martínez.