Extraído el primer trozo de zinc a 592 metros de profundidad

El presidente es optimista ante el proyecto y dice que, de confirmarse el volumen de mineral, la construcción de la mina podrá comenzar en un año

Enviar a un amigo
27-03-2019

La empresa Cantábrica de Zinc, formada por Global Amidala S.L y la minera canadiense Emérita Resources, ha extraído hoy, a una profundidad de 592 metros, el primer trozo de blenda -mineral de zinc-, transcurridos ocho días desde que comenzó los sondeos en la localidad de Queveda (Santillana del Mar).

Así se lo ha trasladado el responsable de la empresa, Joaquín Merino, al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, en el momento que intervenía en la apertura de la jornada 'Retos y oportunidades del zinc en Cantabria', organizada por el sindicato CC.OO, en la Escuela de Minas de Torrelavega. Posteriormente, el jefe del Ejecutivo se ha trasladado a Queveda, donde ha recibido de manos de técnicos de la empresa el primer trozo de mineral, que será analizado ahora para conocer el volumen de zinc.

Al igual que las empresas implicadas, Revilla se ha mostrado optimista con el resultado de estos sondeos, lo que se podrá conocer en unos cuatro meses. De confirmarse la presencia del material suficiente, según el presidente, hará que Cantabria "vuelva a tener actividad minera" y comenzar en un año la construcción de la mina, lo que, en su opinión, será un "revulsivo" para la comarca.

Sobre la tramitación administrativa, ha afirmado que el proyecto "ha sido un milagro en rapidez", desde que en 2016 se comenzara a hablar de ello, tiempo en el que se ha recorrido un camino con "muchísimas horas de trabajo" en las consejerías de Industria y Medio Ambiente, y donde fue necesaria incluso la modificación de la Ley del Suelo.

Respecto a este tema, ha lamentado que el Gobierno no obtuviera el apoyo parlamentario deseado para un proyecto "tan importante para Cantabria y la comarca del Besaya" y que, de cumplirse las expectativas, generará unos 2.000 empleos y 600 millones de euros de inversión, ha recordado.

"No debiera haber siglas políticas en los grandes proyectos que benefician a Cantabria", ha dicho Revilla en alusión a la mina de zinc y a otras grandes infraestructuras como el tren a Bilbao. "Son cosas que no tienen que estar en manos de la discrepancia política, sino del sentido común", ha remachado.

De cualquier forma, ha valorado el apoyo al proyecto que se ha obtenido de la Universidad de Cantabria y su Escuela de Minas, de los sindicatos, alcaldes y vecinos de la comarca, "que no es poco", ha dicho Revilla.

En su intervención, ha insistido también que la actividad minera no tendrá efectos negativos sobre el medio ambiente, será una "mina modélica", y ha afirmado que es un proyecto "serio", en el que los empresarios van a invertir "mucho dinero" -20 millones en los sondeos iniciales-. En su opinión, esto puede dar lugar a una "dinamización extraordinaria" para la comarca y Cantabria y para otras iniciativas empresariales.

Respecto a la jornada, Revilla ha resaltado su importancia para dar a conocer detalles de la actividad minera en la comarca y en ella participarán también técnicos y responsables de las empresas.

La importancia de la documentación histórica conservada

Por su parte, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, que ha participado posteriormente en una mesa de trabajo dentro de esta misma jornada, ha puesto en valor la documentación histórica que Asturiana de Zinc, conservó de la antigua explotación y la cesión que el Gobierno de Cantabria hizo a la Escuela de Minas de dicha documentación para su catalogación. Martín se ha sentido muy satisfecho de que esa documentación haya contribuido a recuperar el proyecto y a atraer a las empresas. También ha tenido un mensaje para los escépticos asegurando que la posible explotación tendrá todas las garantías medioambientales, mostrándose optimista con respecto a la rentabilidad de las extracciones.

En este sentido también se han manifestado los representantes empresariales que tienen adjudicados permisos de prospección, concretamente Joaquín Merino (Cantábrica de Zinc) y Dale Ferguson (Slipstream). En la mesa redonda, el director de la Escuela de Minas, Julio Manuel de Luis Ruiz, ha expuesto el marco general de la situación del zinc en Cantabria, mientras que el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria y alcalde de Reocín, Pablo Diestro, ha expresado la importancia de los proyectos para el futuro de la comarca del Besaya y de Cantabria, añadiendo el apoyo decidido de los vecinos.

En este acto también han intervenido el rector, Ángel Pazos; el secretario general de CC.OO en la región, Carlos Sánchez; el director de la Escuela de Minas y el secretario de CC.OO de Industria, Daniel San Miguel.

Ángel Pazos ha destacado el papel de la institución en la explotación minera del zinc, colaborando en las primeras fases de los proyectos, y ha augurado que seguirá contribuyendo en su futuro, como conocedora y depositaria de la historia de la presencia del mineral en la región. "Tenemos mucho que ofrecer" desde la Escuela de Minas y la Universidad para que todo "sea un éxito", ha subrayado el rector.

El secretario general de CC.OO de Cantabria ha dicho que estamos ante un acontecimiento que, de fructificar, será "un paso muy importante para nuestra región", porque, según ha dicho, la explotación minera ha sido la base económica histórica de Cantabria.

En su intervención, ha resaltado la posición favorable del sindicato a este proyecto, todavía en fase de investigación. Una vez se confirmen, desde CC.OO se demandarán proyectos sostenibles, respetuosos con el medio ambiente y comprometidos con el desarrollo local, ha señalado.

La jornada ha reunido a un gran número de representantes autonómicos y locales de toda la comarca, entre los que se encontraban el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero; la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, y los consejeros de Obras Públicas, Jose Luis Gochicoa, y de Medio Rural, Jesús Oria.