Fallece Ramón González, expresidente de la Cámara de Comercio de Torrelavega

CIENTOS DE PERSONAS han pasado este sábado por la capilla ardiente en el Tanatorio del Asilo. Presidió la entidad cameral en el cuatrienio 2002-06.

Enviar a un amigo
05-05-2018

En el hospital Valdecilla falleció en la mañana del sábado Ramón González Rosalía (1951), empresario torrelaveguense que en el cuatrienio 2002-06 presidió la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega. Cientos de personas han pasado este sábado por la capilla ardiente, podría afirmarse que el "todo Torrelavega" se ha dado cita en el tanatorio del Asilo para expresar sus condolencias a su viuda, hijas y familiares.

OBITUARIO

HA MUERTO RAMÓN GONZÁLEZ ROSALÍA, empresario, cien por cien torrelaveguense, presidente que fue de la Cámara de Comercio entre 2002-06, parte del paisaje humano de la ciudad, querido y respetado, uno de los hijos de un gran industrial como fue Ramón González Saiz, fundador con sus hermanos de la empresa que llevó su nombre, comprometido con Torrelavega, a quien recordamos con gran afecto por su identidad con el deporte de los bolos que le llevó a presidir en los años ochenta la Peña Mallavia.

Ramón González Rosalía era director general de la sociedad Ramón González y Hermanos, empresa fundada en Torrelavega en 1954, cargo que compaginaba con el de director general de la sociedad Hergovisa, concesionaria para Cantabria de una marca de vehículos industriales.

A toda la familia de Ramonín González Rosalía –esposa, hijas, nietos y hermanos- nuestra solidaridad desde el afecto en estos momentos de triste despedida.

Sobre su personalidad pública destacamos las que se pusieron de manifiesto en el acto de entrega de la Medalla de Oro de las Cámaras en el discurrir de 2008:  altruismo en el ejercicio de las funciones públicas, especialmente por su dedicación y trabajo a favor de los intereses camerales de comercio y la industria de Torrelavega.

Desde la tarde de este sábado y mañana domingo, se puede visitar la capilla ardiente en el Tanatorio del Asilo, siendo el funeral el lunes, 7 de mayo, a las 11,30 horas, en la iglesia de la Virgen Grande. Participará la Coral de Torrelavega.

PRESIDENCIA DE LA CÁMARA DE COMERCIO

Recordamos algunos apuntes sobre su personalidad, especialmente cuando presidió la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega, entidad a la que estuvo vinculado a lo largo de veinte años.

El pleno cameral que presidió se constituyó el 29 de abril de 2002, iniciándose el proceso electoral  el 26 de junio de 2001. El censo quedó cerrado con esta composición: comercio con 2.758 electores; transporte, 450; construcción, 353; instituciones financieras y seguros, 273, metal, 77; industria de la madera, 41;  productos alimenticios, 31; cazado y textil, 21; químicas, 20; papel y artes gráficas, 19 y otros servicios 487. 

Cara a la celebración del pleno constituyente, se proclamaron los vocales electos, destacando sus nombres por aquello de que conocieron directamente su gestión: Ángel Muela Martín (Solvay Química); José María Gutiérrez Gallego (Sniace); Jesús Jubete Capillas (Armando Álvarez, S.A.); Pablo Villegas Herrero (Horno Pan); Alfredo Pérez Fernández (ITM, SL); Vidal Pérez Fernández (Marmolería Pefersa SL);  Francisco Javier Fernández García (Madyplas SL); José Luis Murillo Bolado (Sociedad de Empleo de Minusválidos de Cantabria); Francisco Estévez Cuartas (Carnicería Francisco Estévez); Ramón González Rosalía (Ramón González y Hnos. SA); Antonio Fernández Rincón (Ferrecant SL); María Raquel José Velado Alonso (Tejidos María José), Emilio Centeno Udías (Supermercados de Hogar Mareprix); Manuel Herreros de las Cuevas (Muebles Herfa), Carlos Baños Gutiérrez (Tragos SC); José Manuel Revuelta García (Viajes Barcelo SL); José María Sainz Liaño (Caja Cantabria), Ramón Anaya Baz (Martínez Salces y Anaya Baz, SC); Rodolfo del Barrio Cabrero (Actividades Diversas) y Ghislain Francis Vroom, (Solvay Interox SA). A estos vocales había que añadir los dos propuestos por CEOE-CEPYME, Francisco Díaz Villegas, anterior presidente, y Miguel Ángel Díaz Saiz, que renovaba mandato.

Sobre la formación de este pleno tras las elecciones correspondientes, destacaba la presencia de la primera mujer en la historia de la Cámara torrelaveguense: María José Velado Alonso, presidente de los comerciantes del barrio de la Inmobiliaria.

Presentada únicamente la candidatura de Ramón González Rosalía, que obtuvo veinte de los veintidós votos emitidos, formaron el comité ejecutivo, Ángel Muela Martín, como vicepresidente primero;  Vidal Pérez Fernández, vicepresidente segundo; Jesús Jubete Capillas en funciones de tesorero y vocales, por este orden, Emilio Centeno Udías, José Luis Murillo Bolado y Manuel Herreros de las Cuevas.

Ante la vacante producida en la vicepresidencia primera, Ramón González Rosalía procedió al nombramiento de Emilio Centeno Udías como vicepresidente primero, accediendo a  su puesto de vocal María José Velado Alonso. Finalmente, a partir del 25 de julio de 2005, se incorporó al pleno en representación de Caja Cantabria, José Manuel Cruz Viadero, entonces concejal de obras del Ayuntamiento de Torrelavega, hoy alcalde.

Cuando Ramón González Rosalía accede a la presidencia cameral ya atesoraba experiencias en actividades empresariales. Además de representar a Ramón González y Hnos. S.L. (su padre Ramón González Saiz, principal fundador, había sido vocal del pleno en los años ochenta), Ramón González Rosalía ejercía de presidente de la Sociedad de Garantía Recíproca de Cantabria (SOGARCA) y era vicepresidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantías Recíprocas (CESGAR).

Una vez que finalizó su mandato en la Cámara de Torrelavega, asumió la presidencia de GESCAR en un momento que las Sociedades de Garantía Recíproca disponía de una red de más de setenta oficinas distribuidas por todas las Comunidades Autónomas con la colaboración, además, de las Cámaras de Comercio y las organizaciones empresariales. Desde esta nueva responsabilidad, informó que tras el inicio de la crisis “se han incorporado al sistema de garantía 22.500 empresas, con lo que el número de pymes asociadas en la actualidad llega a 112.445” .

DEFENSOR A ULTRANZA DE UN POLÍGONO INDUSTRIAL

En estos primeros años del siglo XXI, el comité ejecutivo de Ramón González Rosalía  expresó la inquietud cameral por el traslado de empresas por falta de suelo a pueblos limítrofes.  Durante su mandato mantuvo numerosas reuniones para dotar a Torrelavega de un polígono industrial, empeño que presidió su gestión, alcanzando un final de acuerdo sobre el instalado en Tanos-Viérnoles con una superficie de 35.000 metros cuadrados, junto a dos de las principales arterias de comunicación del área de influencia de la capital del Besaya: la autovía A-67 y la Carretera Nacional 611, ejes que garantizan una rápida conexión con la Meseta.

Las obras de urbanización exigieron una inversión de 28 millones de euros para su puesta a punto: de una superficie de 317.721 metros cuadrados, 184.012 se destinaron a superficie productiva, 54.781 a red viaria, 19.663 a aparcamientos, 54.085 a espacios libres y 5.180 a zonas dotacionales . En el momento de ser recepcionado el polígono presentaba una ocupación real del 52,56 por ciento, lo que suponían 83.720 metros cuadrados de la superficie productiva en comercialización.

Ante este impulso definitivo del polígono industrial, Ramón González Rosalía escribió un artículo en el que indicaba que “a nadie se le escapa la importancia y lo que significa para el municipio de Torrelavega el desarrollo de suelo industrial, un proyecto por el que todos los sectores empresariales, sociales y políticos suspiran desde hace muchos años”, añadiendo que el proyecto en desarrollo “es de vital importancia para la promoción económica y para la creación de empresas, al objeto de mejorar la cuota de mercado y la generación de empleo”.

Otro de los temas que ocuparon su gestión se refirió al del soterramiento de las vías férreas.  Para Ramón González Rosalía la necesidad de expandir la ciudad hacia la zona que ocupan la estación y las vías de FEVE representaba un anhelo de la Cámara de Comercio e Industria, que había constatado en varios momentos las cortapisas que representaban para el desarrollo económico y comercial.

Bajo su mandato se celebró en 2005 la I Exposición Venta liquidación del Stock del comercio de Torrelavega, iniciativa en la que encontró a un gran colaborador y vicepresidente, Emilio Centeno Udías. En esta primera feria participaron 103 comercios de la ciudad- había sido visitada por 65.000 personas con unas ventas de 830.000 euros.

DESPEDIDA

Al renovarse la entidad con motivo de nuevas elecciones, Ramón González Rosalía informó al pleno que no se presentaría a la reelección al ser partidario de “mandatos cortos” y entender que “había acabado su ciclo”. Sobre su etapa, dijo también  que había sido sencillo “el tomar decisiones cuando las diferentes opiniones que se manifiestan sobre los distintos asuntos nacen de una premisa común: el apoyo al empresariado”, añadiendo que en su etapa “siempre hemos sido capaces de discernir el interés individual del colectivo, el horizonte a largo plazo del corto así como el pragmatismo del idealismo, sin renunciar a una gran dosis de ilusión”. Ramón expresaba,  finalmente, que la Cámara estaba a punto de cumplir cien años “y yo he tenido el orgullo de ser un eslabón en su cadena”.