Giro a la derecha: Almeida y Díaz Ayuso, candidatos del PP a la alcaldía y la Comunidad de Madrid

Un ‘aguirrista’ y una voz muy cercana al líder popular, Pablo Casado, que se ha encargado de defender las últimas semanas la alianza con la ultraderecha de Vox en Andalucía asumiendo incluso parte de su discurso.

Enviar a un amigo

Foto: MDO

12-01-2019

Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida

©GRUPO DIARIOCRÍTICO

El PP ha dado un giro a la derecha con el nombramiento de sus candidatos a la alcaldía y la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso. Un ‘aguirrista’ y una voz muy cercana al líder popular, Pablo Casado, que se ha encargado de defender las últimas semanas la alianza con la ultraderecha de Vox en Andalucía asumiendo incluso parte de su discurso.

El tándem de candidatos al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, que ha escogido el Partido Popular deja patente que la batalla política ha escorado hacia la derecha desde la irrupción de Vox en el Parlamento de Andalucía.

Ya en una entrevista concedida a 'La Sexta' en diciembre, el secretario de Participación del PP, José Luis Martínez-Almeida, aseguró que "pactaría con una fuerza política que impidiera el gobierno de la izquierda radical", al ser preguntado por posibles alianzas con Vox más allá de Andalucía.

En el mismo sentido, la vicesecretaria de Comunicación del PP, Isabel Díaz Ayuso, en las últimas semanas ha hecho campaña abiertamente por ‘blanquear’ a Vox asegurando que “no es extremo” y sí “constitucionalista”, tal y como calificó a la formación en una entrevista concedida a la misma cadena obviando que pretende incluso acabar con el sistema de las autonomías o los tintes xenófobos de su discurso.

Díaz-Ayuso también fue la encargada de mandar callar al sector crítico con los pactos con la ultraderecha de Santiago Abascal después de que se escucharan públicamente las dudas del propio barón gallego, Alberto Nuñez Feijóo; de la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig; el presidente del Gobierno de Murcia, Fernando López Miras; el portavoz del PP en el País Vasco, Borja Sémper; del presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, o la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, entre otros dirigentes. "Dejen trabajar a la dirección nacional", sentenció rotunda ante quienes criticaban sumarse a ‘pactos de perdedores’, no veían con buenos ojos el documento de 19 exigencias planteado por Vox para dar su apoyo en Andalucía o la tendencia negacionista de la violencia machista.

Precisamente sobre este último asunto, Ayuso no ha tenido problema en asumir los postulados de la ultraderecha partiendo del intencionado cambio de vocabulario para vender que existe una “violencia doméstica” y no una “violencia machista”.

"Para ser mejor mujer no tengo que ser feminista", manifestó entrevistada en ‘Es Radio’ obviando que el movimiento feminista persigue precisamente la igualdad y el fin de la discriminación de la mujer. También se expresó contra el aborto cuestionando que la mujer pueda tomar por sí misma una decisión como esta. "Me preocupa que nunca se considere al padre", reflexionó.