Instaladas barandillas de seguridad en las nuevas gradas del campo de fútbol de Rinconeda

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha visitado los trabajos junto al concejal de Deportes, Avelino Rodríguez Muriedas, y ha mostrado su satisfacción por la mejora de la seguridad de los espectadores en estas gradas

Enviar a un amigo
09-11-2018

El Ayuntamiento de Polanco lleva a cabo nuevas obras de mejora en el campo de fútbol de Rinconeda, trabajos que consisten en la instalación de barandillas de seguridad en las gradas con más alturas, las  construidas por el Gobierno regional, con el fin de evitar caídas durante el desplazamiento de los espectadores.

La colocación de estas barandillas de acero inoxidable tiene un presupuesto cercano a los 3.000 euros financiados por la Concejalía de Deportes, y con ellas se atiende una demanda de los usuarios, al igual que la próxima instalación de una mampara traslúcida en uno de los laterales de esta grada para proteger a los espectadores de las inclemencias meteorológicas.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha visitado los trabajos junto al concejal de Deportes, Avelino Rodríguez Muriedas, y ha mostrado su satisfacción por la mejora de la seguridad de los espectadores en estas gradas.

La regidora ha recordado que estas obras forman parte de un plan de mejora de esta instalación deportiva, que comenzó hace dos años con la construcción de unos nuevos vestuarios que sustituyeron a los anteriores, que ya se habían quedado obsoletos.

Más tarde, se procedió a la colocación de las primeras dos gradas de tres alturas en uno de los fondos del campo de fútbol de Rinconeda, trabajos que supusieron una inversión municipal de 60.000 euros. Las nuevas gradas disponen de asientos plásticos anclados mediante soportes metálicos a la estructura de hormigón, lo que permitirá acoger a cerca de 200 espectadores,

Posteriormente, tras el compromiso contraído por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, se construyó una tercera grada de seis alturas y capacidad para 300 espectadores, lo que supuso una inversión regional cercana a los 60.000 euros.

La alcaldesa ha destacado "el gran cambio" que está experimentando el campo de fútbol de Rinconeda con estas inversiones, que vienen a satisfacer una necesidad manifestada por los numerosos aficionados que acuden a esta instalación tanto a presenciar los partidos de fútbol del equipo local como los entrenamientos.