La CROTU aprueba la modificación puntual del PSIR de Castro Urdiales y el de Tanos-Viérnoles

En la reunión de hoy también se ha dado el visto bueno a la modificación puntual de las normas subsidiarias de Bareyo y se ha emitido informe favorable de la modificación del PGOU de Santander en lo que se refiere al edificio del

Enviar a un amigo
05-12-2017

La Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo ha aprobado hoy de manera provisional la modificación puntual del PSIR de Castro Urdiales, con el fin de incrementar la altura máxima de las instalaciones que pasará de 12 a 14 metros, y del PSIR de Tanos-Viérnoles para que puedan habilitarse parcelas de tamaño más pequeño.

La modificación en Castro Urdiales no supondrá un incremento de la edificabilidad ni tampoco implica el cambio de destino de los terrenos reservados para dotaciones y equipamientos colectivos. En el caso de Tanos, la modificación se lleva a cabo para adaptarse mejor al incremento de la demanda que se está produciendo en los últimos años.

La CROTU, en su reunión de hoy, también ha aprobado de manera definitiva la modificación puntual número 4 de las normas subsidiarias de Bareyo, que permitirá la construcción de un equipamiento de 350 metros cuadrados para ser destinado a salón de actos y a sala polivalente de actividades culturales en Ajo.

Además, ha emitido informe favorable sobre la modificación puntual del PGOU de Santander, en lo que se refiere al edificio del Club de Regatas, y ha aprobado de manera definitiva el expediente de expropiación forzosa por el procedimiento de tasación conjunta para la urbanización de un tramo viario en Rinconeda (Polanco).

El objetivo de esta actuación es dar continuidad a la trama viaria de la zona ya urbanizada y supondrá la construcción de aceras, la ampliación de la anchura de la calle, la solución a la intersección entre viales, la construcción de canalizaciones de saneamiento, abastecimiento y alumbrado público, entre otras cuestiones, adaptándose a las previsiones contenidas en el PGOU.

La CROTU también ha analizado las propuestas de aprobación definitiva de los planes generales de Meruelo y de Ribamontán al Mar. En el primero de ellos, se ha acordado la devolución del expediente al ayuntamiento para que corrija el documento conforme a los informes técnicos y jurídicos emitidos, y que vuelva a someterlo a información pública y a remitirlo a la CROTU para su aprobación definitiva una vez cuente con la aprobación del pleno del ayuntamiento.

En el caso del PGOU de Ribamontán al Mar se ha acordado solicitar al ayuntamiento un informe sobre cada uno de los aspectos en los que discrepa con los informes jurídicos y técnicos para que la Dirección General de Urbanismo pueda redactar una propuesta que se someta de nuevo a la CROTU. Las discrepancias se refieren a la consideración urbana de determinados terrenos y a la admisión del uso de turismo rural en los núcleos tradicionales.

La Comisión además ha emitido informes de impacto territorial sobre los PGOU que se están tramitando en Camargo y Marina de Cudeyo, en los que se recogen recomendaciones que se trasladan a los ayuntamientos para que sean tenidas en cuenta en la tramitación de sus respectivos planes generales.