La Guardia Civil sorprende a 6 furtivos e interviene más de 30 kilos de percebes

Dos de ellos se lanzaron al mar para intentar eludir a los agentes. La captura de percebes en época de veda se considera un delito.

Enviar a un amigo
12-07-2018

 Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Cantabria, han procedido a instruir diligencias en calidad de investigados a SEIS hombres como presuntos autores de delitos relativos a la protección de la flora y fauna, por realizar la captura de percebes cuando está expresamente prohibido por las normas específicas sobre pesca. Han sido intervenidos unos 33 kilos siendo entregados en centros benéficos.

Los seis hombres carecían de licencia de mariscador y se encontraban realizando la extracción de percebes en época de veda, a lo que hay que añadir, que los sorprendidos en Cabo Cebollero-Oriñón lo realizaban en una zona de especial protección donde no se puede realizar ningún tipo de extracción, efectuando esta intervención de forma conjunta con Inspectores de Pesca del Gobierno de Cantabria.

La tarde del pasado 8 de julio, efectivos del SEPRONA en servicio de vigilancia de actividades furtivas, en el paraje conocido como Pestañíos-Tagle de la zona costera de Suances, observaron a cuatro hombres  provistos con traje de neopreno y rajadas realizando capturas de percebes.

Estudiados los posibles lugares de salida de los mismos, localizaron un vehículo que sospecharon podía ser de algunos de los anteriores, observando como poco después salían de la zona de costa, vestidos con ropa de calle y portando sendas mochilas y bolsas.

Una vez que se encontraban en el vehículo fueron interceptados por los agentes, siendo cuatro varones de edades comprendidas entre 18 y 37 años, tres de ellos vecinos de Santander y uno de Torrelavega, localizando en el maletero cuatro bolsas con percebes, así como los neoprenos, rejadas y mochilas. Realizado el pesaje del total de los percebes superaron los 28 kilos.

 

Se lanzaron al mar

En otra actuación, en esta ocasión de forma conjunta por el SEPRONA de la Guardia Civil e Inspectores de Pesca del Gobierno de Cantabria, observaron la mañana del pasado 2 de julio a dos hombres que se encontraban realizando captura de percebes en Cabo Cebollero-Oriñón, zona de especial protección donde no se puede realizar ningún tipo de extracción.

Al objeto de dificultad la posible huída de los mismos los agentes intervinientes se dividieron, si bien al verse descubiertos los citados hombres se lanzaron al agua para intentar huir, interviniendo los Inspectores de Pesca los percebes, unos cinco kilos.

En la zona por donde tenían previsto llegar a tierra les estaban esperando los componentes de la Patrulla del SEPRONA, quienes identificaron a dos varones de 29 y 31 años vecinos de Colindres, a los que se les ha instruido diligencias en calidad de investigados como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna.

Estas intervenciones han sido realizado por efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Torrelavega y Ramales de la Victoria, estos últimos de forma conjunta con Inspectores de Pesca del Gobierno de Cantabria.